El recuerdo a Jesús Gil de su nieta Rocío el día de su boda
  1. Famosos

El recuerdo a Jesús Gil de su nieta Rocío el día de su boda

Los que trataron al exalcalde de Marbella aseguran a Vanitatis que “Rocío es un chica muy tímida pero con el mismo carácter emprendedor de Jesús Gil"

Foto: Rocío Gil en su boda. (Gtres)
Rocío Gil en su boda. (Gtres)

La boda de Rocío Gil Oset y Philip Pérez-Cirera ha sido unos de los acontecimientos sociales de este sábado. La novia, vestida con un diseño de su amiga Juana Martín, diseñadora de trajes flamencos, llegó del brazo de su padre, Jesús Gil Marín, ex alcalde de Estepona.

La ceremonia religiosa se celebró en la Basílica de San Franciscos El Grande, a la que acudieron la familia más directa y los amigos más íntimos. Durante la liturgia hubo un recuerdo para el abuelo Jesús Gil, al que la nieta adoraba. Los que trataron al exalcalde de Marbella aseguran a Vanitatis que “Rocío es un chica muy tímida pero con el mismo carácter emprendedor de Jesús Gil. Es un cerebrito y la cabeza pensante de la inmobiliaria que fundó el abuelo junto con Marrero. Está al tanto de todo”, explican.

Foto: Rocío Gil en su boda. (Gtres)

La decoración de la basílica coordinaba con el color elegido por la novia para su ramo de flores y las ramas de eucaliptos daban un aroma campestre al templo, que se encuentra en el Madrid de los Austrias.

placeholder Llegada de la novia a la Basílica de San Franciscos El Grande. (Gtres)
Llegada de la novia a la Basílica de San Franciscos El Grande. (Gtres)

Según parece, la elección del templo era un homenaje a la abuela paterna de Rocío, ya que en realidad el nombre oficial es basílica de Nuestra Señor de los Ángeles. Así se llama la mujer de Gil y Gil y madre del padre y padrino de la novia.

Un coro se encargó de la parte musical y Pitingo emocionó a los novios cuando entonó el Ave María. Después, en la fiesta dio un concierto de una hora y media con sus mejores temas. Fue el regalo de uno de los invitados.

placeholder María de los Angeles Marín. (Gtres)
María de los Angeles Marín. (Gtres)

En un lugar preferente estuvo la abuela María Ángeles Marín, que lució las joyas más espectaculares de la boda: un collar de chatones de dos vueltas de brillantes, unos pendientes en forma de flor con tallo y una sortija también en brillantes. Muchos de los invitados que hacía tiempo que no la veían se acercaron a saludarla. María Ángeles Marín es una mujer muy querida y desde que falleció su marido prefirió un perfil bajo con nulas apariciones públicas.

El grueso de los convocados prefirió acudir directamente a la finca La Regadera, en el término municipal de Galapagar, un campo de varias hectáreas donde ha vivido Rocío hasta que se independizó. En este lugar los padres juntos con la protagonista han organizado la gran fiesta nupcial.

placeholder El cantante Pitingo. (Gtres)
El cantante Pitingo. (Gtres)

Mientras los novios se hacían el reportaje gráfico solos, la familia y los amigos disfrutaron de un cóctel servido por Cibulette, en una de las terrazas. A las cuatro y media comenzó el almuerzo nupcial, que acabó a media tarde. Después continuó la fiesta con el espectáculo de Pitingo y la música de Adrián Lozano, uno de los más reconocidos en su sector. Se encargó de poner en movimiento a los invitados en la puesta de largo de Froilán, de su hermana Victoria Federica y hace unos días en la mayoría de edad de Natalia, la hija de Ramón García y Patricia Cerezo.

placeholder Rocío Gil a su llegada a la iglesia. (Gtres)
Rocío Gil a su llegada a la iglesia. (Gtres)

Rocío Gil Oset y Philip Pérez-Cirera se comprometieron hace dos veranos en Venecia tal y como ella misma anunció a través de redes sociales con una foto de ambos con el puente Rialto al fondo y un mensaje con el que aceptaba la petición de mano: “¡Claro que sí! Sí a disfrutar de la vida y a todas sus aventuras juntos. Sí a mi mejor amigo, al mejor compañero del mundo, al hombre con el corazón más grande. Te adoro”.

placeholder Rocío Gil y Philip Pérez Cicera. (Gtres)
Rocío Gil y Philip Pérez Cicera. (Gtres)

A diferencia del mediático abuelo, Rocío siempre ha preferido mantenerse en un plano mucho más discreto. A sus 28 años, su currículum académico y laboral es amplio. Estudió publicidad relacionada con las nuevas tecnologías, posee un MBA en Protocolo y Organización de Eventos y un Executive de Dirección de Empresas Inmobiliarias en el Instituto de Empresa, así como cursos de locución para radio y televisión. Habla varios idiomas y lleva, desde hace unos años, las relaciones institucionales de Gilmar, la empresa inmobiliaria que fundó su abuelo junto con Manuel Marrón.

El novio tiene ascendencia francesa por parte materna y mexicana por parte de padre, dedicado al mundo de los caballos. Precisamente, esta es una de las aficiones que une a la pareja.

Bodas de famosos
El redactor recomienda