Adrià, el tercer hermano Gasol: el trío de ases del que nunca quiso formar parte
  1. Famosos
EL PEQUEÑO DE LA FAMILIA

Adrià, el tercer hermano Gasol: el trío de ases del que nunca quiso formar parte

Aunque todo a su alrededor le empujaba a que intentara ser como sus hermanos, Marc y Paul, Adrià Gasol sabía que no era su destino

Foto: Marc, Pau y Adrià Gasol. (IG)
Marc, Pau y Adrià Gasol. (IG)

Esta semana, el nombre de Pau Gasol ha ocupado todos los titulares. El jugador de baloncesto anunció el martes su retirada definitiva de este deporte a los 41 años para centrarse en nuevos proyectos y en su familia.

Tras esta bomba deportiva, el nombre de su hermano Marc también comenzó a resonar. Después del adiós de Pau, muchos apuntaron también a una posible retirada de Marc tras desvincularse de los Grizzlies, aunque no parece que eso vaya a suceder a juzgar por el constante entrenamiento que está llevando a cabo en los últimos días en Cataluña.

Pero hay un tercer Gasol, Adrià, el pequeño, que continúa pasando más desapercibido ante sus hermanos, aunque no por ello es menos importante en el núcleo familiar.

Foto: Pau y Cat, en su segunda boda en España. (Cortesía)

En su despedida, Pau Gasol dijo: "Nunca podré agradecer suficiente lo que habéis hecho por mí. Gracias, mamá, papá, Adrià, Marc... La familia lo es todo y nosotros hemos tenido mucha suerte de teneros como padres”.

placeholder Pau Gasol, durante la rueda de prensa en la que anunció su retirada. (Reuters)
Pau Gasol, durante la rueda de prensa en la que anunció su retirada. (Reuters)

Los Gasol se criaron en Sant Boi de Llobregat. El padre de los tres hermanos, Agustí Gasol, es enfermero. La madre, Marisa Sáez, médico internista.

El baloncesto siempre estuvo vinculado a ellos. Marisa mide 1,87 y jugó en el Cornellà. Agustí mide 1,97 y jugó con el Gaudí.

Los motivos por los que este deporte caló con gran éxito en las vidas de Pau y Marc y no en la de Adrià, a pesar de que siempre estuvo muy presente en los tres hermanos, son variados.

Ya en la escuela Llor, Marc y Pau sintieron el gusanillo de la canasta siendo adolescentes y formaron parte del equipo de baloncesto.

Marisa y Agustí querían que los pasos del mayor, Pau, estuvieran encaminados hacia la medicina. De hecho, comenzó la carrera, pero el baloncesto pesó más. Tras una carrera prometedora en España, en 2001, Pau Gasol dio el gran salto a la NBA.

Con 21 años viajó a Estados Unidos y sus padres tuvieron claro que la familia se trasladaría con él. “No sabíamos a dónde íbamos, pero intuimos que debíamos acompañarle y protegerle un poquito, conseguir que gozara de un entorno que le hiciera sentirse como en casa en un país entonces desconocido para él y en un ambiente diferente”, contaba Agustí en 'El País' en el año 2015.

placeholder Agustí Gasol, con sus tres hijos. (IG)
Agustí Gasol, con sus tres hijos. (IG)

Todos, incluido Adrià, que por aquel entonces tenía 8 años, comprendieron la importancia de su apoyo. La familia se instaló en una casa en Germantown y ejercieron de incondicionales de la estrella de la familia, con su presencia en las gradas para animar a Pau.

En febrero de 2015 se produce un hecho sin precedentes. Por primera vez dos hermanos, Pau y Marc Gasol, son titulares en un All Star Game.

Mientras, su hermano Adrià se centra en los estudios, aunque con sus más de 2 metros de altura, lleva tiempo tratando de vincularse al mundo del baloncesto.

La presión por el hecho de apellidarse Gasol ya había aflorado años atrás. Todos esperaban que él brillase como sus hermanos.

En 2011 dejó Los Ángeles y regresó a Barcelona para terminar el bachillerato. Allí jugó la temporada 2011-2012 en la Primera Catalana con el Bàsquet Club Sant Joan Despí. Pisó poco la cancha de baloncesto. Su talento deportivo no parecía aflorar como en sus hermanos.

En 2013, ya en UCLA, Adrià protagonizó la portada de Gigantes del Basket, cuando se entrenaba con la prestigiosa universidad, pero nunca consiguió la beca ni tampoco destacar.

En 2015, la presión por parte de todos aquellos que soñaban con un trío de ases con el mismo apellido y su frustración por intuir que nunca llegaría a producirse, quedó patente cuando Adrià compitió en una liga amateur, en la 1ª Catalana, al ser fichado por el Bàsquet La Palma, de La Palma de Cervelló, municipio próximo a Sant Boi. Un directivo confesó a 'El Mundo' que "para él, que lleva apenas tres años jugando, es una cruz que todos lo comparen con sus hermanos; no hay derecho”. "Todos se fijan más en sus fallos. Nosotros no nos fijamos en su apellido", añadió.

placeholder Pau y Adrià Gasol. (IG)
Pau y Adrià Gasol. (IG)

Adrià no quería vivir este deporte de la forma en la que el resto del mundo esperaba. Si alguna vez aspiró a ser una estrella del baloncesto, pronto desechó esta idea. Se centró en los estudios y lo de encestar el balón en la canasta lo quiso vivir como un hobby y liberado de presión. "El baloncesto, solo para divertirme", decía ya en 2006.

Durante años fue el centro de atención sin buscarlo, quererlo o pretenderlo. El brillo de sus hermanos reflectaba en él y quizás eso provocó que con el tiempo se volviera el más discreto y tímido de los Gasol. Mientras que sus hermanos son muy activos en redes sociales, él desapareció de Twitter y mantuvo una cuenta en Instagram, pero privada. No le gusta mostrar su parcela más personal. Lo que sí sabemos es que mantiene una excelente relación con sus hermanos y que, tras finalizar sus estudios de Administración y Dirección de Empresas (ADE) por la Universidad de Barcelona, cursó un máster en Gestión Financiera y Auditoría en la Pompeu Fabra.

Trabajó en banca privada y durante tres años fue el responsable del área económica del Baloncesto Girona, club fundado por Marc. Después volvió a Barcelona para trabajar en la consultora KPMG.

Pero el baloncesto no dejó de correr por sus venas y tras dos años alejado de la competición, en febrero del año pasado, Adrià quiso darse otra oportunidad en este deporte que tantas alegrías ha generado en la familia.

El baloncesto volvió a su vida y desde febrero de 2020 juega como pívot en el Espanyol de baloncesto, equipo que milita en la Segunda División Catalana, un proyecto independiente para recuperar las secciones del club catalán. "Le ha tocado lidiar con muchas voces críticas, gente que le ha señalado por no despuntar. Lo que ha tenido que aguantar solo lo sabe él... pero lo ha llevado bien", explicaba Jorge Tarragona, entrenador del Espanyol de basket en la segunda división catalana a El Confidencial.

placeholder Adriá Gasol junto a sus hermanos, Pau y Marc, en Ibiza. (IG)
Adriá Gasol junto a sus hermanos, Pau y Marc, en Ibiza. (IG)

Adrià ha retomado su lugar en la pista de baloncesto y lo ha hecho con un proyecto de vida muy claro en su cabeza: llevar una vida normal con un trabajo vinculado a sus estudios y jugar a este deporte al nivel al que es capaz de llegar y en el que se siente cómodo: “Pau y Marc son muy buenos y no me parezco a ninguno”, confesaba en ‘Jugones’ de La Sexta.

No esperar más de lo que él era capaz de ofrecer ha sido un acierto por parte de sus padres, que, una vez más, le han mostrado su apoyo asistiendo siempre que pueden a la grada cada vez que Adrià disputa un partido.

Marc Gasol
El redactor recomienda