Junta de empresarios en la boda de los Peralta-Lladó
  1. Noticias
NOTICIAS

Junta de empresarios en la boda de los Peralta-Lladó

Este fin de semana, mientras el palacio de Liria acogía la primera boda en más de treinta años en sus señoriales jardines, el municipio sevillano de

Este fin de semana, mientras el palacio de Liria acogía la primera boda en más de treinta años en sus señoriales jardines, el municipio sevillano de La Puebla del Río se engalanaba para celebrar el enlace de Mercedes Peralta, una de las tres hijas del célebre rejoneador Rafael Peralta y Mamer Revuelta, y Juan Arena, hijo de Pilar Lladó, viuda de Arena. A la ceremonia, que se celebró en la iglesia de Nuestra Señora de Granada, acudió lo más granado de la burguesía sevillana y un gran número de empresarios y gentes de bien que bendijeron con su presencia la unión de dos de dos familias de importante solera.

Juan Entrecanales, ex –vicepresidente de Acciona; Fernando Fernández Tapias y su mujer, Nuria González; Alfonso Cortina, ex presidente de Repsol y Colonial, que fue acompañado de su esposa Myriam Lapique; Pedro Trapote y Begoña García Vaquero, que acaba de perder a su padre; Juan Carlos García Centeno, ex responsable de RBS en España; José Manuel Lara Bosch, presidente del grupo Planeta; Leopoldo Rodés, incondicional a la cena de Año Nuevo de los Botín; Alberto Ibáñez, de Royal Bank of Scotland; Felipe Oriol, o Lalo Azcona fueron algunos de los nombres que se emocionaron con la voz de Juan Peña durante el oficio religioso. Quienes también decidieron acompañar a los novios, que sellaban su amor después de ocho años de relación, fueron el ex alcalde de Madrid Álvarez del Manzano y su mujer; Curro Romero y Carmen Tello; Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal, el diseñador Toni Benítez o la ex Miss España María José Ruiz.

Pero, quien, sin duda, acaparó todas las miradas fue la novia, que lucía un vestido de lo más vanguardista firmado por Roberto Diz, que fue director creativo de Elio Berhanyer y ahora es diseñador de cámara de la high society de la capital hispalense. La madre del novio también causó furor con una peineta igual a la de la reina María Cristina de Borbón y un traje en rojo.

Tras la misa, los asistentes pusieron rumbo al rancho El Rocío, la finca de los Peralta. Una vez allí, los más de 500 invitados pudieron disfrutar de un espectáculo ecuestre con flamencas y música en directo. En el banquete, dispuesto en varias casetas como en la Feria, no faltaron buñuelos, rabo de toro o arroz con pato de la marisma. La fiesta se prolongó hasta altas horas de la madrugada. Mientras algunos todavía se recuperaban de la resaca, los novios, ya convertidos en marido y mujer, ponían tierra de por medio para disfrutar de su luna de miel. El resto regresó a sus quehaceres.

Bodas de famosos Oribe Peralta Sevilla Festival de Cannes