Logo El Confidencial
NOTICIAS

Mónica Martín Luque, repudiada por la familia Borbón

Cuando en 2004 Mónica Martín Luque contraía matrimonio con el hijo de la infanta Pilar, Fernando Gómez Acebo, seguro que no imaginaba que, siete años después,

Foto: Mónica Martín Luque, repudiada por la familia Borbón
Mónica Martín Luque, repudiada por la familia Borbón

Cuando en 2004 Mónica Martín Luque contraía matrimonio con el hijo de la infanta Pilar, Fernando Gómez Acebo, seguro que no imaginaba que, siete años después, al separarse, casi toda la familia de su marido la desterraría de sus vidas. Mónica entraba en la familia real de forma colateral, al casarse con uno de los sobrinos del Rey. Durante mucho tiempo parecían la pareja ideal, hasta que en agosto de 2011 se anunció su separación, a través de una exclusiva que ofrecía Luque en la revista Hola. Las consecuencias de aquel desafortunado reportaje no se hicieron esperar. Las fotos que acompañaban la entrevista mostraban el rostro de una mujer que, lejos de anunciar una separación, parecía que promocionaba un catálogo de moda.

La familia de su marido montó en cólera; incluso el propio Rey, cansado de los líos de su sobrino, del que ya tuvo que renegar una vez, a través de su gabinete de prensa, cuando aparcó su coche en doble fila en el centro de Madrid con la ayuda de un cartel que rezaba: “Prioridad Oficial. Casa de Su Majestad”. A ningún miembro de la familia le pareció de recibo la portada del Hola anunciando separación. Mónica, con el tiempo, reconocería a sus amigos más íntimos que tal vez las fotos no eran apropiadas, pero no se arrepentía de haber hecho el reportaje. Su marido lo sabía, y la apoyaba, pero su familia política, incluyendo a la mismísima infanta Pilar, se enteraba unos días antes de que la revista estuviese en el kiosco. Después de esa publicación, pasó un año en el que la pareja no terminaba de dar el paso definitivo al divorcio. Incluso se les llegó a fotografiar juntos en algunos eventos, algo que creaba confusión acerca de su estado sentimental y que despertaba recelos sobre un posible montaje.

Con el tiempo se ha demostrado que las relaciones entre la familia de Coco, así es como llaman cariñosamente a Fernando, y Mónica, no son buenas. En la presentación del libro de María Zurita el pasado mes de mayo quedó demostrado. La pareja asistió unida, y se mantuvo durante toda la velada a una distancia prudente de los miembros de su familia. Mónica no saludó ni a María ni a Simoneta. Es más, según fuentes cercanas a la familia, Zurita se sorprendió al verla llegar. "No estaba invitada", comentó. Sin embargo, la versión de la mujer de Fernando es muy diferente: "Fue la propia infanta Pilar la que le solicitó a su hijo que yo le acompañase", declara ella a Vanitatis.

Nadie en la familia quiere saber ya nada de Mónica. Su actitud ante los medios no es de su agrado. "No para de ir a las fiestas; no nos gusta que juegue con los sentimientos de Fernando; si no lo quiere, que se divorcie. Las intimidades de nuestra familia no se cuentan a golpe de talonario en el Hola”, ha llegado a afirmar un miembro de la familia del sobrinísimo.

“Sigo siendo amiga de Fernando”

Al ser preguntada sobre esta repudiación, Mónica lo tiene muy claro: "Yo sigo manteniendo una relación de amistad con Fernando, que es el hombre con el que me casé, al que he querido, he apoyado y he ayudado mucho”. En relación a la madre de su exmarido dice: "Respeto muchísimo a la Infanta Pilar, ha sido como una segunda madre para mí". Finalmente, aprovecha para mandar un mensaje a quien se dé por aludido: "Nadie tiene el derecho a reprocharme nada. El tiempo pone a cada uno en su lugar", comenta a Vanitatis.

La realidad es que, en la actualidad, Mónica no tiene ninguna relación con su familia política, a excepción de su exmarido, con el que habla frecuentemente. La exclusiva de Hola abrió una brecha difícil de cerrar. Después, hubo un segundo posado en la revista Love, en agosto, pero por este no cobró. Su vida sigue siendo la misma que cuando estaba casada: acude diariamente a su tienda, donde pasa casi todo el día. Últimamente ni siquiera asiste a grandes fiestas. Pero, aun así, los que todavía son sus cuñados o primos políticos no quieren ni oír hablar de ella.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios