Logo El Confidencial
aventurero y presentador de tv

Fallece Álvaro Bultó practicando 'wingfly' en los Alpes suizos

La modalidad deportiva que ha acabado con la vida del tío del piloto Sete Gibernau consiste en lanzarse al vacío con un traje especial que incluye unas membranas a modo de alas bajo los brazos

Foto: Álvaro Bultó, en una imagen de archivo (I.C.)
Álvaro Bultó, en una imagen de archivo (I.C.)

Álvaro Bultó, de 51 años, aventurero y enamorado de los deportes de alto riesgo, ha fallecido este viernes en los Alpes suizos como consecuencia de un trágico accidente mientras practicaba wingfly, tal y como ha publicado el diario La Vanguardia con el testimonio de un empresario y según ha confirmado finalmente la familia del deportista y empresario.

La modalidad deportiva que ha acabado con la vida del tío del piloto Sete Gibernau consiste en lanzarse al vacio con un traje especial que incluye unas membranas a modo de alas bajo los brazos. Esto permite planear por las laderas de las montañas y entre los edificios a unos 150 kilómetros hora, práctica sumamente peligrosa que suponía una de las grandes pasiones de este conocido aventurero de la televisión.

Álvaro comenzó su andadura en el mundo de la televisión digiriendo y presentando Frontera límite en la cadena pública durante cerca de 13 años. Después fichó por Discovery Max para llevar uno de sus espacios estrella: Así se hace. Pero si algo le otorgó la popularidad fue su condición de participante en realities, además de sus sonados romances con rostros tan conocidos como Paloma Lago, Ivonne Reyes, Raquel Revuelta y, según apuntaron en su momento, la infanta Cristina. Concursó en 2007 en una de las primeras ediciones de Mira quien Baila durante su etapa en La 1, antes de dar el salto a Telecinco. Más recientemente, Álvaro Bultó se lanzó desde el trampolín de Antena 3, Splash! Famosos al agua.

El junio pasado el aventurero ya sufrió un percance mientras sobrevolaba los edificios de Benidorm. Álvaro intentó alcanzar el horizonte planeando por encima del Gran Hotel Bali pasando a sólo 30 metros de su tejado, con la intención de aterrizar después en la playa. No obstante, los planes no salieron según lo previsto y éste se precipitó sobre el tejado del citado hotel por culpa de un giro inesperado de su paracaídas. Pese al susto inicial, este accidente tan sólo se saldó con unas cuantas magulladuras y heridas leves, las cuales no frenaron su deseo de convertirse en un ‘hombre pájaro’. Un sueño que ha terminado de la peor forma posible.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios