Logo El Confidencial
paso previo a la incapacitación solicitada

Los hijos de Alfredo Di Stéfano logran la custodia cautelar de su padre y sus bienes

Están más cerca de conseguir sus pretensiones de incapacitar al exjugador del Real Madrid iniciadas el pasado mes de abril. Tratan evitar su boda con Gina González

Foto: Alfredo Di Stéfano, en una imagen de archivo (I.C.)
Alfredo Di Stéfano, en una imagen de archivo (I.C.)

Los hijos de Alfredo Di Stéfano están más cerca de conseguir sus pretensiones de incapacitar al histórico jugador del Real Madrid. Este martes se ha conocido que la custodia del presidente de honor del club blanco pasa a sus hijos, al igual que sus bienes. Esto abre la puerta a una posible incapacitación para evitar que contraiga matrimonio con su novia, la joven Gina González, quien reclama su derecho a ver a su pareja, tal y como recoge el diario El País de fuentes del Real Madrid.

El estado de salud de Di Stéfano ha empeorado en los últimos meses, así como sus problemas de memoria, que se han acrecentado. Ya se encuentra en su domicilio madrileño –próximo al estadio Santiago Bernabéu– tras pasar los meses de verano en la residencia familiar de Valencia en compañía de sus hijos. Estos se han encargado de su cuidado, estableciendo turnos para no dejarle solo en ningún momento. De hecho, la Saeta Rubia ya apuntó el pasado mes de julio que su familia se está encargando a la perfección de su bienestar: "Mis hijos me cuidan muy bien. Si no me cuidan ellos, ¿quién lo va a hacer?", reconocía Di Stéfano en El programa de Ana Rosa.

El pasado 24 de abril, los cinco hijos del exjugador se unieron para pedir la incapacitación de su padre ante los tribunales de Madrid. Lo hicieron tras anunciarse los planes de boda de Di Stéfano con Gina González, de 35 años de edad, que hasta el momento era conocida por la familia por ser su secretaria personal y representante desde hacía varios años. El entorno del Real Madrid ya tenía constancia de su estrecha relación, dado que la joven le acompañaba en todo momento empujando su silla de ruedas, pero pocos podrían aventurar que entre ellos existiesen firmes planes para convertirse en marido y mujer. Poco después, el juez vio indicios suficientes para que el octogenario fuese incapacitado y admitió la demanda. Un trámite que comienza a dar sus frutos con la decisión judicial de otorgar la custodia cautelar de Di Stéfano a sus hijos, previo paso a decidir si finalmente se le incapacita o no. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios