Logo El Confidencial
la actriz está rodando junto a su nueva pareja

El ‘verano del amor’ de Adriana Ugarte

La protagonista de 'El tiempo entre costuras' es la nueva embajadora de una marca de helados y pasará el verano rodando una nueva película

Foto: Adriana Ugarte, durante el acto promocional de 'Magnum' (Enrique Villarino)
Adriana Ugarte, durante el acto promocional de 'Magnum' (Enrique Villarino)

Caluroso jueves por la tarde en Madrid. En la terraza del Hotel Óscar nos espera Sira Quiroga o, mejor dicho, la encargada de insuflarle vida a la costurera-espía, Adriana Ugarte. La protagonista de El tiempo entre costuras es la nueva embajadora de los helados Magnum y llega enfundada en un llamativo vestido verde. Impone su rotunda presencia y una mirada a medio camino entre la dulzura y la seducción. Son muchas las preguntas que hay que hacerle y poco el tiempo otorgado. Primer asalto: la noticia sobre su nuevo novio, miembro del equipo de producción de su última película junto al que aparece en actitud cariñosa en unas fotografías aparecidas en la revista Lecturas y con el que estará rodando todo el verano, viviendo su propio Summer of Love. ¿Está enamorada la actriz de moda en nuestro país? “Yo no he dicho que estuviese enamorada. Me preguntaron que si estaba feliz y dije que sí”, asegura sin perder una sonrisa y una mirada acuosa con la que podría negar lo innegable sin que su interlocutor se percatase de ello.

Adriana Ugarte, durante la promoción de 'Magnum' (Enrique Villarino)
Adriana Ugarte, durante la promoción de 'Magnum' (Enrique Villarino)

Hablando de novios o no, es un hecho que en este tipo de actos promocionales son las revistas del corazón las que acuden a preguntar a Adriana y las que se interesan por todo lo que tenga que ver con su vida, especialmente desde que rompiese su relación con el actor Álex González. “Nunca he trabajado con revistas del corazón, pero sé que forma parte del trabajo y de estar de cara a la galería. Como amo tanto mi profesión, no me importa. Creo que va en el pack aparecer y me compensa”, dice intentando poner orden en esas apariciones que para muchos suponen un desvío de su carrera como actriz. Y Adriana es, para muchos, de las buenas.

En el último año ha vivido muchos cambios que ella se toma con calma, intentando no perder la cabeza. “Lo bueno del éxito de Entre costuras es que llega después de diez años de carrera y de trabajo. No ha sido algo muy repentino ni desorbitado. El éxito bestial de la serie es maravilloso pero lo que tiene que ver con mi carrera creo que ha sucedido poco a poco y lo he podido asimilar con calma y sin renunciar a la persona que he sido siempre”. Pero, diga lo que diga, es innegable que Adriana se ha convertido en una estrella, a la cual no sólo la elogia la crítica sino también un público que ha otorgado audiencias millonarias a la serie de Antena 3. “Las personas que me ven y, por ejemplo, vivieron en Tetuán, se emocionan al mirarme porque se ven a sí mismos. La serie era una oportunidad de traer al presente el pasado de muchas de esas personas”.

Un verano de trabajo en buena compañía

Adriana Ugarte, durante el acto promocional de Magnum (Enrique Villarino)
Adriana Ugarte, durante el acto promocional de Magnum (Enrique Villarino)

Por ahora, en verano le toca trabajar. Ese trabajo lo vivirá junto a su nuevo amor, ya que será Palmeras en la nieve el proyecto que ocupe su mente y reclame sus fuerzas durante este estío. “No va a ser un verano de vacaciones, sino de estar en un proyecto que me hace muchísima ilusión”.

Pero más allá de Palmeras en la nieve hay más posibilidades de trabajo, de horizontes profesionales que pueden encontrarse, incluso, en la meca del cine, tal y como apuntan muchos. “Lo de llegar a Hollywood no lo veo como un salto, sino como la posibilidad de compaginar trabajos interesantes fuera y aquí en España, donde creo que hay muchas posibilidades y personas que mueven proyectos muy buenos a pesar de la crisis que hay”. ¿Y más Sira Quiroga? ¿Más costuras y más espionaje? “Me encantaría, pero no creo que sea posible una segunda parte porque María Dueñas se lo está pensando y quería dejar la novela en el punto en el que estaba”.

Adriana Ugarte, durante el acto promocional de Magnum Enrique Villarino)
Adriana Ugarte, durante el acto promocional de Magnum Enrique Villarino)

Entre costuras y con el rigor de un calor asfixiante toca hablar de helados. Su favorito era el Calipo de Lima Limón. Pero Adriana Ugarte es incapaz de comentar algo intrascendente sin demostrar que, en el fondo y por mucho que promocione helados, ella es una artista. Sus palabras al recordar los veranos de su vida la delatan: “Esas tardes en las que olía a jazmín, llegaba la hora de ducharse y tenías la sensación de que los días son eternos, estás feliz y te sientes en familia”. La que emite esas palabras es la verdadera Adriana, la de las costuras, la que enamora con sólo mirarla y la que parece emanar la energía y la sensibilidad de las grandes estrellas. Ella está a punto de serlo. Y si no, tiempo al tiempo, con o sin costuras. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios