Logo El Confidencial
tras la entrevista de él en 'vanity fair'

Habla la ex de López Aguilar: "Cuando suelte todo el rencor, dejará de hacer insinuaciones falsas"

Natalia de la Nuez trata de "no reabrir nada" por sus hijos. Tras las declaraciones del exministro en 'Vanity Fair' sobre las acusaciones de malos tratos que el socialista recibió hace meses, ella intenta seguir adelante con su vida

Foto: Natalia de la Nuez y López Aguilar, en una imagen de archivo (Efe)
Natalia de la Nuez y López Aguilar, en una imagen de archivo (Efe)

Tras salir indemne de las acusaciones de maltratador, López Aguilar ha roto su silencio. Este martes, la revista 'Vanity Fair' publicaba sus primeras declaraciones tras cerrarse el caso por malos tratos contra su exmujer, Natalia de la Nuez. El 28 de marzo, mientras la pareja vivía un proceso de divorcio, la policía acudía a su domicilio tras un incidente que originó un incendio. Se remitía entonces un atestado por violencia de género y, pese a las palabras de De la Nuez en el acta de declaración, en la que decía que López Aguilar le había dedicado frases como "foca apestosa" o relataba un episodio de violencia física, nunca llegó a denunciar al que había sido su marido. Tras llegar al Supremo, la causa se archivó el pasado 21 de julio. "A nivel personal es lo más injusto y desgarrador que me ha tocado atravesar", ha dicho él en la publicación. Natalia no quiere perpetuar polémicas, pero no está demasiado de acuerdo. "Ayer vi la entrevista de Juan en 'Vanity Fair' y me pareció inoportuna. Verle teorizar sobre los tipos de ruptura matrimoniales, en otros momentos me habría provocado contestarle. Ahora siento que no tengo nada que ver con ello".

El exministro y Natalia, en una imagen de archivo (Gtres)
El exministro y Natalia, en una imagen de archivo (Gtres)

"Entiendo que Juan es un personaje público y deba explicarse. Yo siempre que hablé de él lo hice desde la compasion y la perspectiva de que era y es el padre de mis hijos. Imagino que él, poco a poco, cuando suelte todo el rencor, dejará de hacer insinuaciones falsas sobre mí, la madre de sus hijos", asegura De la Nuez a 'Vanitatis' en un intento por olvidar ese pasado que parece traumático y sin querer replicar del todo las palabras del socialista, que ha dicho que hay parejas que introducen "un elemento de coacción" cuando se están separando, en referencia a la suya. 

El caso fue muy escandaloso hace unos meses. López Aguilar, cuya carrera política estuvo a punto de hundirse para siempre, generando consejos del mismísimo Pedro Sánchez, fue el impulsor de la ley de violencia de género. Ironías del destino, uno de los debates que generó el proceso, que la propia De la Nuez frenó, fue el de la revisitación de la legislación. "Entiendo que hay mucha gente víctima de esa ley, además de las personas víctimas de violencia en sí. Todo mi respeto para ellos. No es fácil entender que perdones y decidas no denunciar por motivos muy personales. Siento haber ofendido a grupos y personas muy afectadas por esta ley", asegura con respecto al tema. "No he sido víctima de esa ley; por tanto, no debo criticar nada", añade.

"Quiero tener una buena relación con Juan"

López Aguilar y su exesposa, en una fotografía de archivo
López Aguilar y su exesposa, en una fotografía de archivo

Como muestran sus innumerables fotografías en las redes sociales al lado de sus hijos, entre los que se encuentra Gorka, hijastro de López Aguilar que se personó en una comisaría el 10 de enero para denunciarle y más tarde retractarse, Natalia opta por olvidar, por dejar el dolor atrás. "Yo nunca lo denuncié ni le deseé mal. Espero que algún día sea feliz. Cuando se archivó el caso me alegré. No quiero reabrir nada", dice ella con respecto a ese silencio que ha mantenido también el exministro socialista, que aseguraba en 'Vanity Fair' que "por respeto" a su familia había optado por la "contención y el silencio". Pese a que a través de sus palabras se deja entrever que no le han gustado las pronunciadas por su ex, Natalia opta por "el perdón". "Quiero tener una buena relación con Juan por mis niños. Las desavenencias matrimoniales sin solución se acaban con el divorcio. Fui yo quien lo pidió y todo lo que contaminó el proceso fue completamente ajeno a mi voluntad", asegura.

Natalia con su hijo Gorka en una fotografía realizada este verano (Facebook)
Natalia con su hijo Gorka en una fotografía realizada este verano (Facebook)

Con la voluntad de olvidar y de hacer todo lo posible por que sus dos hijos pequeños, que apenas cuentan con seis años, sean felices, Natalia nos insiste durante la entrevista en que remarquemos que no quiere "reabrir ningún debate". Lo único que le importa ahora son sus pequeños con la firme voluntad de seguir adelante. Sus imágenes sonriente en la Red son la mejor prueba de ese objetivo. 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios