García Revenga, el hombre al que teme Zarzuela (vía Isabel Gemio)
  1. Noticias
FUE SECRETARIO DE LAS INFANTAS

García Revenga, el hombre al que teme Zarzuela (vía Isabel Gemio)

El que fuera uno de los hombres de la casa real concede una entrevista radiofónica en un momento delicado

placeholder Foto: García Revenga en un fotomontaje realizado por Vanitatis
García Revenga en un fotomontaje realizado por Vanitatis

Carlos García Revenga, secretario de las infantas Elena y Cristina durante 23 años, casi nunca había hecho declaraciones públicas. Ni cuando estuvo investigado por el caso Nóos ni tampoco cuando el juez Castro consideró que no había razón para ello y lo desimputó en junio del 2014. Siempre había mantenido ese silencio, que ahora rompe con la entrevista que ha concedido a Isabel Gemio en su programa 'Te doy mi palabra', de Onda Cero. Se abre la veda y Revenga se suma a esa larga lista de los desilusionados de Zarzuela.

¿Y a qué se debe este cambio en su manera de actuar? En su caso ha pasado de ser guardián de los secretos de la familia real a mostrar un descontento que lleva acumulado desde que le dijeron “ahí esta la puerta” y rescindieron su contrato laboral. Revenga se convertía en un verso suelto que no convenía a los nuevos aires que se imponían en Zarzuela. Había que olvidar los años de dedicación y compromiso por la estrategia del cortafuegos. En este sentido las dos infantas fueron en el lote. La primogénita como sacrificio y la pequeña por las tropelías que había cometido su marido, ahora condenado a seis años.

El nuevo jefe del Estado tenía aprecio a Revenga, no así la consorte real. “Con Letizia nunca hubo química, como tampoco la tuvo ella con sus cuñadas. Por lo tanto, era normal que con la llegada de los nuevos, Carlos quedara apartado. Pero nunca imaginó que lo hicieran de la manera que se hizo. Dejándolo en la calle como si fuera un apestado”, cuentan amistades del secretario ahora olvidado.

Tan mal fue su despido que tuvo que recurrir a Magistratura de Trabajo para que le reconocieran su antigüedad y la indemnización correspondiente. La asesoría jurídica consideraba que no era funcionario y que una vez que las infantas dejaron de formar parte de la familia real para pasar a ser de la familia del Rey, el trabajo de Revenga no tenía razón de ser.

Un hombre en el paro

A sus 60 años se encuentra sin presente laboral y con un futuro más que incierto en el aspecto profesional. Se le acaba de terminar el paro. Tiene apoyo económico de su exmujer y su familia directa. Las hijas son independientes y si tuvieran que echar una mano al padre en cuestión de finanzas, lo harán.

Según confirman a Vanitatis, su descontento se une al desencanto por el trato recibido, que por supuesto reconoce que no se merece. Y no solo lo dice él, sino también personas que trabajaron en Zarzuela y que sabían de su cometido full time. Aseguran que la dedicación con las infantas era de 24 horas. A diferencia de otras salidas laborales de Zarzuela pactadas, a Revenga no se le buscó trabajo y menos aún sillón en consejos de administración de empresas del IBEX.

Ahora su silencio ya no lo es y puede convertirse en otra preocupación para los responsables de Zarzuela. Quizá si el trato hubiera sido más equilibrado, Revenga seguiría marcando las distancias. Lo siguiente pueden ser sus memorias.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Carlos García Revenga Caso Nóos Isabel Gemio