Una cojera, dos trajes iguales y diez ramos de novia: lo que no se contó de la boda de Fonsi
  1. Noticias
aparece la exclusiva

Una cojera, dos trajes iguales y diez ramos de novia: lo que no se contó de la boda de Fonsi

El secretismo ha hecho que algunos detalles no se supiesen hasta la aparición de la exclusiva

Foto: Una cojera, dos trajes iguales y diez ramos de novia: lo que no se contó de la boda de Fonsi
Una cojera, dos trajes iguales y diez ramos de novia: lo que no se contó de la boda de Fonsi

La boda 'búnker' de Fonsi Nieto y Marta Castro por fin ha llegado a los kioskos. Tras el secretismo que rodeó a la ceremonia, la exclusiva del bodorrio publicada en la revista '¡Hola!' ha revelado los detalles inéditos de lo que ocurrió a lo largo de los tres días de un enlace que ha hecho del puente de mayo un auténtico festín para un sinfín de famosos. El traje de la novia, uno de los secretos mejor guardados, era un dos piezas con corona de flores diseñado por Rosa Clará. Además, llevaba lo que toda novia ha de llevar en esta ocasión: algo azul gracias a las joyas de Suárez que lucía, algo prestado y algo nuevo, el propio vestido en sí.

Foto: Sabemos cómo pasaron las últimas 24 horas de soltero Fonsi y Marta

Sin embargo, el atuendo que realmente llamó la atención fue el del pequeño Lucas, hijo del novio y de Alba Carrillo, al cual se le reservó un papel muy especial. El pequeño llevaba una copia exacta del esmoquin de su padre, diseñado por Dsquared2. El vástago del piloto fue el encargado de llevar las alianzas al ritmo del 'Your Song' de Elton John, una de las canciones favoritas de Marta.

Tan elegante como iba, Fonsi Nieto protagonizó una de las anécdotas más importantes de la ceremonia al llegar al altar con una ligera cojera. La razón: justo ese día tuvo molestias a causa del accidente de moto que sufrió en 2006. Y una anécdota más: entre los asistentes estaba Pike, un cachorro que se ha convertido en la nueva mascota de la familia.

Secretismo para proteger la exclusiva

Tras varios días de fiesta para todos los invitados, el domingo fue el día elegido por la pareja para darse el 'sí, quiero' en el hotel Xereca de Ibiza. Los asistentes: unos quinientos que disfrutaron, según se ha dicho, de una boda original y rompedora en la que los novios querían hacer algo diferente a las clásicas nupcias y en la que todo estaba medido al milímetro: una piscina perfectamente decorada, 2.000 velas o un molino de agua del siglo XV. Tan diferente ha sido este enlace vip que en algunos medios como 'Look' se publicó que Fonsi y Marta llegaron a colocar un alcoholímetro en una de las furgonetas aparcadas en la puerta del recinto. El objetivo: poder controlar lo que bebían sus invitados a la salida del hotel. Si a alguno se le había ocurrido pasarse con las copas, el guardia de turno evitaría que condujese en estado de embriaguez.

El resultado del despliegue por fin ha visto la luz este miércoles ya que, al contrario que en otras ocasiones, esta vez los controles para vigilar los móviles de los invitados funcionaron. Ni una sola imagen trascendió en las redes sociales o en la prensa. La exclusiva estaba, pues, bien protegida.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Boda de Fonsi Nieto y Marta Castro Fonsi Nieto Hola
El redactor recomienda