Logo El Confidencial
boda de marta ortega y carlos torretta

De Amaia Salamanca a Samantha Vallejo-Nágera: aprobados y suspensos en la fiesta

La boda de Marta Ortega y Carlos Torretta ha sido toda una pasarela de estilo en la que no todos los invitados han estado a la altura, pero la mayoría sí...

Foto: La jurado de MasterChef y su marido. (EFE)
La jurado de MasterChef y su marido. (EFE)

La segunda noche de fiesta de la boda de Marta Ortega y Carlos Torretta no defraudó. Si la primera velada en el Náutico hubo estilismos que nos dieron mucho juego, en este fiestón en el que el 'dress-code' era esmokin para los caballeros y vestido largo para las damas había más margen para la sofisticación y el glamour sublimado. Antes de que leáis los veredictos, debemos dejar claro un concepto: si nos atenemos a las normas, no todos los invitados pasaron esa criba, si, por el contrario, nos ceñimos a quiénes estaban más o menos favorecidos, la cosa cambia... Por cierto, el orden de las fotos es aleatorio... No hay ninguna jerarquía de mejor a peor (o viceversa), avisamos.

[LEE MÁS: Marta Ortega y Carlos Torretta: todos los invitados al segundo fiestón]

Eugenia Silva

Eugenia Silva. (EFE)
Eugenia Silva. (EFE)

La modelo fue una de las más despampanantes de la noche, como el día anterior, Amaia Salamanca, pero quizás no la más acertada. Eso sí, lució un impactante vestido vintage de Gianni Versace Alta Costura, sin mangas, de largo y escote trasero asimétricos, que le permitía mostrar espalda y piernas con unas altísimas sandalias de tiras y, el toque de color, en la pedicura.

[LEE MÁS: El Guiño de Eugenia Silva a Marta Ortega en el día de su boda]

Y os diréis por qué, si lleva un traje ideal, un clutch de Ylania López, con un original toque metalizado en los bordes, y unos estupendos pendientes de Rabat, no la ponemos en el Top 1. Muy sencillo, porque el 'dress-code' era traje largo y este no acaba de cumplir del todo con este requisito, por motivos evidentes.

Aún así, aplaudimos la decisión de volver a lucir este vestidazo que perteneció a su suegra, Marisa Yordi.

Amaia Salamanca

Amaia Salamanca. (EFE)
Amaia Salamanca. (EFE)

Amaia, que si ayer te dimos un 'disgustillo' porque no nos acabó de encajar tu 'outfit', te diremos que, para nuestro criterio , que no tiene por qué ser mejor que el tuyo, lo arreglaste al segundo día. Es más, te ponemos un sobresaliente o un 'cum laudem', como tú prefieras.

La actriz estaba espectacular con este vestido de la colección Otoño-Invierno 2018/2019 de Silvia Tcherassi, en este caso, cumpliendo con el 'dress-code' 'comme il faut': largo hasta los pies, escotazo en forma de V, gran lazada para entallar cintura y una ligera cola. Perfecta combinación de tejidos, seda y terciopelo, para un traje entre lo más 'classy' y vanguardista, con toques metalizados y un azul muy apropiado para esta 'grande soirée'.

[LEE MÁS: De Amaia Salamanca a Laura Vecino, errores y aciertos de estilo]

Dos toques originales que no se nos han pasado por alto: los encajes de sus sandalias de Christian Louboutin y el toque 'petardo', un clutch de 'glitter', como aquella película de Mariah Carey de la que casi nadie se acuerda, pero el autor de este artículo sí.

Jon Kortajarena

Jon Kortajarena. (EFE)
Jon Kortajarena. (EFE)

Si ayer nos atrevimos a comparar a Jon Kortajarena con cualquiera de los protagonistas de 'Corrupción en Miami' (lo poníamos en inglés porque suena como más 'cool', 'Miami Vice'), hoy damos un paso más y postulamos al modelo y ahora actor para ser el próximo James Bond. Es más, se podía haber ido de la fiesta así directamente para rodar alguna toma.

Jon, perfecto una vez más. Parafraseando a Raphael, podría decir (o incluso cantar): "Yo sigo siendo aquel".

Athina Onassis

Athina Onassis. (EFE)
Athina Onassis. (EFE)

Perdón por el juego de palabras tan facilón, pero... "no atina". El día anterior había pecado de conservadora con un look muy monjil, que no no hubiera desentonado en Tamara Falcó, y hoy no encontramos explicación a esos plataformones color 'nude' (sobre todo a esto), esa blazer AzulOscuroCasiNegro y ese estampado tan apagado. El bolso, por cierto, de Vuitton. Fijaos cómo la invitada a la que vemos parcialmente delante de ella estaba mucho más dispuesta a brillar...

Samantha Vallejo-Nágera

Samantha Vallejo-Nágera y su marido Pedro Aznar Escudero. (EFE)
Samantha Vallejo-Nágera y su marido Pedro Aznar Escudero. (EFE)

Samantha Vallejo-Nágera parece seguir una de las máximas de los estilistas de 'Sexo en Nueva York' con Sarah Jessica Parker: llevar sus estilismos al límite para ver quién podía más, la ropa o ella.

La estrella de 'MasterChef' ayer decidió arriesgar, más aún que la noche anterior, y se trasladó a los años 70. Solo le faltaba la bola de espejos de la discoteca y ponerse a bailar un tema de los Bee Gees. El resultado, discutible, pero muy divertido, como es ella. Dos piezas estampados, con pantalones con campanón de Parosh, arropada abrigo bordado en pedrería y ribetes de piel. Las sandalias, una tendencia que triunfó entre las invitadas, de Lodi, una firma que idolatra la reina Letizia.

Así que, en definitiva, 'feel free', o lo que es lo mismo: "Siéntete libre".

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios