La tensa relación entre Kate Middleton y su suegra Camilla Parker
  1. Casas Reales
CASAS REALES

La tensa relación entre Kate Middleton y su suegra Camilla Parker

Si hay algo que acerca la aristocracia al pueblo llano son las relaciones familiares. Ni unos ni otros se libran de las rencillas entre padres e hijos,

Si hay algo que acerca la aristocracia al pueblo llano son las relaciones familiares. Ni unos ni otros se libran de las rencillas entre padres e hijos, cuñados y hermanos o suegros y yernos. Ni siquiera la reina de Inglaterra, que tiene que soportar, no sin cierto estoicismo, la cada vez menos fluida relación entre su nieta, la duquesa de Cambridge, y la suegra de ésta, la duquesa de Cornualles.

A pesar de la imagen que ofrecen las instantáneas oficiales, que dan carta de naturalidad, cordialidad e incluso confianza a la relación entre la esposa de Carlos de Inglaterra y Kate Midlleton, lo cierto es que últimamente las cosas no van del todo bien entre ellas, según se encarga de recoger la prensa extranjera.

Medios como ShowbizSpy o News the star dan cuenta del frío ambiente que se ha instalado en palacio a raíz de las tensiones entre suegra y nuera desde que, hace algunos meses, Camilla Parker Bowles optara por hacer todo tipo de comentarios sobre la supuesta esterilidad de la duquesa de Cambridge, con la que tanto se especuló en su momento. Unas palabras que no sentaron del todo bien a Catalina Middleton que, lejos de convertise en otra Diana de Gales, puso los puntos sobre las íes a su suegra, haciéndole ver con quién se la estaba jugando.

Las tiranteces no cesaron aquí. Hace tan sólo unas semanas, ambas protagonizaron un tenso enfrentamiento en palacio ya que, según apuntan dichos medios, Kate Middleton estaría harta de la actitud y el vocabulario de su suegra -quien es conocida por su difícil y poco agradable carácter- hasta el punto de que estos desencuentros habrían hecho peligrar el matrimonio de la duquesa de Cambridge y Guillermo de Inglaterra.

Así, la hermana de Pippa Middleton no parece dispuesta a aguantar las cosas que no le parecen bien de su suegra y, tras la desagradable discusión, todo apunta a que ambas lograron limar sus asperezas.

Una heredera rica que podrá reinar

Mientras tanto, el pueblo británico espera impaciente a que los duques de Cambridge, y futuros reyes, tengan descendencia.

Por lo pronto, el futuro rey británico quiere iniciar los trámites para, tal y como contó Vanitatis, cambiar la ley de sucesión británica y permitir así que, en el caso de que tuvieran una niña, ésta pudiera llegar a reinar, un problema que también tienen en estos momentos los Príncipes de Asturias.

De momento, Guillermo de Inglaterra ha apoyado una cláusula a la ley de sucesión que fue aprobada la pasada semana en la Cámara de los Lores y que asegura que, si su promogénito es una niña, tenga las mismas posibilidades y condiciones de heredar el Ducado de Cambridge que si fuera un varón.

Así, la hija sería una de las más ricas de Reino Unido independientemente de que accediese al trono inglés, pues recibiría 800 millones de euros -según los informes de International Business Times- fruto del ducado de Cornualles, un título que en estos momentos pertenece a Carlos de Inglaterra. En lo que a terrenos se refiere, la niña heredaría 54.000 hectáreas en una veintena de condados.

Este cambio en la legislación es una de las reformas financieras de la Familia Real más drásticas que se llevan a cabo en los últimos 250 años y supone, además del inicio de un proceso de modernización, que parte de las cuentas del Palacio se harán públicas.

Pippa Middleton Camila Parker