Baño de multitudes para el Rey Juan Carlos en la corrida de Brihuega
  1. Casas Reales
invitado de honor en el pueblo de guadalajara

Baño de multitudes para el Rey Juan Carlos en la corrida de Brihuega

En la barrera, acompañado de Cospedal en una tarde que amenazaba lluvia. Así es como era recibido en la corrida de toros celebrada en la plaza de la localidad situada en Guadalajara

En la barrera, acompañado de Cospedal en una tarde que amenazaba lluvia. Así es como Don Juan Carlos era recibido en la corrida de toros celebrada en la localidad de Brihuega, situada en Guadalajara, este sábado por la tarde. El monarca hacía tiempo que no recibía unos aplausos tan cálidos, que se multiplicaron hasta el infinito cuando Enrique Ponce, uno de los participantes en la corrida, le brindó el primer toro. La ovación fue grande, así como el agradecimiento que dedicó al público asistente.

Tal fue la lluvia que Don Juan Carlos tuvo que compartir paraguas con María Dolores de Cospedal mientras que Morante, sin zapatillas por el barco del albero, también le brindaba su primer toro de la tarde. En esos momentos, el Rey emérito estuvo ágil a la hora de coger al vuelo la montera mientras se oían varios ‘¡Vivas!’ en la plaza. José Mari Manzanares, que iba vestido al más puro estilo Docce & Gabanna, le brindó otro toro y el Rey le dio el pésame por el fallecimiento de su padre.

Una de las ausencias más comentadas fue la de Paloma Cuevas, que sigue afectada por la muerte de su hermano y se quedó en su finca de Córdoba. Además, es tradición en ella no acudir a tardes de toros. Entre los asistentes también se encontraban Carmen Martínez Bordiú y su hijo Luis Alfonso, Cary Lapique, Nuria González y Naty Abascal, que celebraron una auténtica 'tarde de chicas' en la localidad comiendo poco antes de la corrida. También estaban Fiona Ferrer, Marí Ángeles Grajal o Enrique Dolos con María Beca, su amiga sevillana.

Poco antes de ser el invitado de honor de esta corrida, una de las primeras que inauguran la temporada primaveral del festejos, el monarca había seguido una hoja de ruta gastronómica muy habitual, comiendo en el restaurante Amparito Roca de Guadalajara. Las entradas para la corrida estuvieron a la venta hasta este mismo viernes a través de internet por precios que oscilaban entre los 47, 50 euros del tendido alto sombra hasta los 138 euros de la barrera sombra.

Lo cierto es que Don Juan Carlos podía comprobar, este sábado por la tarde, que pese a estar próximo el primer aniversario de su marcha del trono, aún le quedan muchos adeptos fuera o dentro de las plazas de toros.

Rey Don Juan Carlos María Dolores de Cospedal Toros
El redactor recomienda