Logo El Confidencial
tour real

Harry eclipsa con su look a Meghan, cuyo estilo flaquea en Nueva Zelanda

La duquesa no ha acertado del todo con sus últimos looks: un blazer algo corto y un vestido que ya ha repetido son los culpables. Sin embargo, su esposo sí ha dado la campanada

Foto: La pareja durante su tour. (Getty)
La pareja durante su tour. (Getty)

El tour internacional de los duques de Sussex casi toca a su fin. Para la penúltima jornada, su agenda les tenía reservada la localidad de Auckland, al norte del país oceánico. Su primera parada fue en North Shore, una zona suburbana costera donde inauguraron un área de 20 árboles nativos en el dosel de la Commonwealth. Allí, charlaron acerca de la importancia ecológica que mantiene dicho arbusto y jugaron con un grupo de niños al ‘welly wanging’, una disciplina loca en la que ha de lanzarse lo más lejos posibles un par de botas Wellington.

El embarazo no impidió que jugara a este divertido ocio. (Getty)
El embarazo no impidió que jugara a este divertido ocio. (Getty)

[LEER MÁS: Meghan Markle, entre orcos de 'El señor de los anillos' y zapatos low cost]

Para la cita, Meghan Markle eligió un outfit acorde a la ocasión, pero que no estaba a la altura de los días pasados. Un blazer negro (algo corto) de la firma Karen Walker, pantalones vaqueros oscuros de su firma de cabecera J Crew y un par de botas de agua a juego. Sin embargo, el look del príncipe Harry era más cuidado: con vaqueros, camisa blanca y un elegante abrigo largo de color caqui, lograba lo imposible hasta ahora, opacar a su esposa.

Primer look de los duques. (Getty)
Primer look de los duques. (Getty)

Más tarde, acudieron juntos a una fundación caritativa en Pillars, donde estuvieron con niños (los grandes protagonistas de su tour) en una fundación que los acoge cuando sus padres se encuentran en prisión. Allí, la nuera de Carlos de Inglaterra se decantó por un vestido elegante de Brandon Maxwell y una gabardina de Burberry (un guiño al patronaje británico).

Segundo look de los duques. (Getty)
Segundo look de los duques. (Getty)

Aunque la gran sorpresa de vestuario por parte de la duquesa vendría más tarde, durante una recepción con la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinta Ardern. El evento tuvo lugar en el Museo de la Guerra de Auckland y el outfit de Markle venía a ser otro vestido con doble abotonado estilo esmoquin, tonalidad azul marino y corte midi de la firma Antonio Berardi.

Tercer look de Markle. (Getty)
Tercer look de Markle. (Getty)

Un look que ya habíamos visto antes

Una apuesta nada arriesgada, y mucho menos si tenemos en cuenta que es un vestido que ya ha repetido anteriormente, concretamente en la primera cita pública que tuvo con el príncipe allá por mayo de 2017, cuando ambos acudieron a la jornada deportiva Audio Polo Challenge. Parece que la exactriz ha puesto el piloto automático para su penúltima aparición pública en el continente.

El maquillaje sí era toda una revelación, ya que se atrevió a pintar sus labios de una tonalidad fucsia a pesar de que anteriormente su estilista, Daniel Martín, declaró que el tono nude sería la tónica durante mucho tiempo. Entonces, el maquillador dijo: “La única vez que llevó los labios de color rojo, no se sintió cómoda del todo. Ella es una mujer a la que le gusta hablar y no es quisquillosa, por lo que no quiere preocuparse por nada acerca de su maquillaje”. Lució su melena suelta, como la primera vez que llevó el vestido el año pasado.

La pareja en su penúltimo día en el país. (Getty)
La pareja en su penúltimo día en el país. (Getty)

Para la parte inferior, apostó una vez más por unos zapatos de su firma predilecta, Aquazzura, mientras que el bolso era un accesorio de cuero en azul marino de la firma Dior. Eso sí, modificado personalmente para ella, ya que la prenda original incorpora una divertida abeja como detalle.

[LEER MÁS: El gesto de Meghan Markle que ha conquistado a todos en Nueva Zelanda]

Mientras tanto, a muchos kilómetros de su idílico viaje, en Reino Unido se publicaba una noticia bizarra a la par que comprometida: según el 'Daily Mail', Markle obligó a firmar una cláusula a su exmarido por la que este se comprometería a pagar un entrenador personal, un nutricionista y una niñera para que ella pudiera volverse a poner en forma 'rápido' en caso de quedarse embarazada.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios