Logo El Confidencial
familia real sueca

Premios Nobel: Victoria de Suecia, con un vestido de su madre, y Sofía, de rojo pasión

La gran ausencia en esta ocasión ha sido la de Magdalena, pero no han faltado el glamour, los vestidos de gala y las grandes tiaras

Foto: Los reyes y los herederos. (Getty)
Los reyes y los herederos. (Getty)

Las damas Bernadotte se han engalanado este lunes para celebrar la cita más importante del año en Suecia: la entrega de los premios Nobel. A las 16:30 horas de la tarde, los reyes, acompañados por Victoria y Daniel y Carlos Felipe y Sofía, llegaban a la Sala de Conciertos de Estocolmo para entregar estos prestigiosos galardones. Unas horas antes, y en Noruega, se había celebrado la ceremonia del Nobel de la Paz, presidida por Harald, Sonia, Haakon y Mette-Marit.

[LEER MÁS: Mette-Marit reaparece radiante en los Nobel a pesar de su complicada enfermedad]

Aunque ambos actos son importantísimos, es cierto que en cuestiones de joyas y boato gana el sueco por goleada. Y es que mientras que la reina y las dos princesas se han puesto sus mejores galas y alhajas, en Noruega Sonia y Mette-Marit se han conformado con traje corto y tocado. La gran ausencia en esta ocasión ha sido la de Magdalena. La benjamina de los reyes se encuentra viviendo en Florida desde hace unos meses y no ha podido asistir a esta gran cita.

Hay que reconocer que se ha echado de menos la elegancia y la belleza de Magdalena, aunque las demás damas han estado a la altura de la jornada. Victoria se ha convertido en la gran protagonista al rescatar del baúl de los recuerdos un vestido de su madre, en concreto uno muy especial. Se trata de un diseño de Nina Ricci que la propia reina Silvia llevó en la entrega de los Nobel de 1995.

El vestido en palabra de honor combina tres tonos: el rosa en la zona del escote, el verde pistacho en la cintura formando un fajín que termina en la espalda con una gran lazada y el gris en la falda. La heredera ha coronado su cabeza con la tiara Connaught, realizada en diamantes que forman una guirnalda haciendo cinco bucles. Fue un regalo de los duques de Connaught a su hija Margarita, abuela del actual rey y también de Margarita de Dinamarca, por su boda con Gustavo VI Adolfo.

Por su parte, Sofía demostró que el rojo también es su color (y no solo el de Letizia) con un original vestido entallado con escote redondo, manga larga de la que sobresale una tela que llega hasta los pies y falda de estilo sirena.

La princesa Sofía. (Getty)
La princesa Sofía. (Getty)

La princesa lucía una tiara muy especial, un regalo de sus suegros con motivo de las nupcias. Sin embargo, la diadema fue modificada hace dos años para adaptarla mejor a Sofía. La joya se abrió haciéndola más circular y se le quitaron las esmeraldas que originalmente llevaba. Ahora la princesa tiene más opciones: llevarla sin nada, lucirla con las esmeraldas o añadirle unas perlas, como en esta ocasión.

El vestido de la princesa. (Efe)
El vestido de la princesa. (Efe)

Por último, y no menos importante, está la reina Silvia, que ha brillado con un vestido verde con escote barco, cuerpo de encaje y falda lisa. La esposa de Carlos XVI Gustavo se ha decantado por la tiara de las nueve puntas, realizada en diamantes talla brillante, que consta de dicho número de puntas rematadas por nueve soles de diamantes. Fue un regalo del rey Oscar II a su esposa, Sofía de Nassau, y es una de las reservadas exclusivamente para la reinas. Cómo no, un espectacular collar de esmeraldas redondeaba su look.

La reina Silvia. (Getty)
La reina Silvia. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios