Logo El Confidencial
CASA REAL DANESA

De la deslumbrante Mary a la ausente Marie: el cumpleaños de la princesa Benedicta

La hermana de la reina Margarita celebraba este lunes en Amalienborg su 75º cumpleaños, con cónclave de royals y destacadas ausencias

Foto: Federico y Mary llegando a la fiesta. (Reuters)
Federico y Mary llegando a la fiesta. (Reuters)

El palacio de Amalienborg en Copenhague se engalanaba este lunes para celebrar por todo lo alto el 75º cumpleaños de la princesa Benedicta, hermana de la reina Margarita de Dinamarca. Los fastos empezaban a última hora de la tarde, con un desfile en el patio del palacio antes de que llegaran los invitados. La mayoría de ellos hacían su entrada en coche de caballos, mientras sonaba la banda de música de la Guardia Real. En la lista, nombres relacionados con la política, la sociedad o el arte daneses, entre ellos el actor Joen Bille, bisnieto del escritor Henrik Ibsen.

Una de las llegadas más esperadas de la noche fue la de los príncipes Federico y Mary de Dinamarca, completamente conjuntados y dando protagonismo al azul noche tanto en el vestido de gala de la princesa como en el esmoquin del heredero. Quizá por la tragedia que ha azotado recientemente a la familia del empresario Anders Holch Povlsen, dueño de Asos y gran amigo de los príncipes, el color oscuro ha sido el dominante en las últimas apariciones de ambos. Mary lució un vestido de escote asimétrico con encaje, del diseñador danés Lasse Spangenberg, que estrenaba en 2018.

Los príncipes Federico y Mary llegando a la cena en honor a Banedicta. (Reuters)
Los príncipes Federico y Mary llegando a la cena en honor a Banedicta. (Reuters)

El que el vestido no fuera de estreno podría haber sido un guiño a la homenajeada de la noche, ya que en la autobiografía publicada con motivo de su 75º cumpleaños, da muestra del malestar que le produce el lujo y la ostentación que, a su juicio, tienen las nuevas royals a la hora de vestir. Una crítica por la que Mary Donaldson podría haberse sentido aludida, ya que es conocida su afición por las grandes firmas y la frecuencia con la que estrena prendas.

La reina Margarita y su hermana Benedicta fueron las últimas en llegar. Aunque lo hicieron por separado, quisieron salir juntas a la puerta de Amalienborg para posar. Pero la estampa no estaba completa, ya que a la fiesta también había asistido Ana María de Grecia, la tercera de las hermanas. La esposa del rey Constantino y, por tanto, cuñada de la reina Sofía, llegaba a palacio minutos antes que sus hermanas, pero les dejaba todo el protagonismo de la noche a ellas, como homenajeada y anfitriona de la cena, en la que los comensales pudieron degustar desde sopa de cangrejo hasta espárragos daneses con muselina de cebolla.

La reina Margarita con su hermana, la princesa Benedicta. (EFE)
La reina Margarita con su hermana, la princesa Benedicta. (EFE)

Pero hubo una destacada ausencia que eclipsó la llegada de los asistentes, la de Joaquín de Dinamarca y su esposa Marie. En la lista de invitados que falicitaba la Casa Real de Dinamarca horas antes de la velada, no figuraban sus nombres, por lo que, o bien la reina no había contado con ellos, o bien habían declinado asistir antes de que se distribuyera la lista. En cualquier caso, es una pista más de la difícil relación que existe entre Joaquín con su madre y sobre todo con su hermano. El hecho de que vaya a trasladarse a París en unos meses no ha hecho sino aumentar la brecha, ya de por sí bastante ancha, que existe entre ambos.

Federico y Joaquín de Dinamarca, con sus respectivas esposas, en una imagen de archivo. (EFE)
Federico y Joaquín de Dinamarca, con sus respectivas esposas, en una imagen de archivo. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios