Logo El Confidencial
VUELVE A SU COLOR FAVORITO

Letizia rompe su idilio con las flores y con el bronceado en su 'despedida' de Mallorca

A pesar de que ha lucido un impecable vestido en color rojo, que suele ser siempre un acierto, el look de la Reina no ha sido todo lo perfecto que se esperaba para la recepción en la Almudaina

Foto: La reina Letizia, en el Palacio de la Almudaina este miércoles. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en el Palacio de la Almudaina este miércoles. (Limited Pictures)

Es uno de los momentos más esperados del verano, para el que la reina Letizia suele echar el resto. Sabe que prácticamente todas las miradas están puestas en ella, dado que suele ser su última aparición en Mallorca, y no deja nada a la improvisación. Y para este miércoles, cuando ha tenido lugar la tradicional recepción a las autoridades baleares y a una representación de la sociedad mallorquina, ha vuelto a su zona de confort apostando por el color rojo, uno de sus colores favoritos y que más suelen favorecerle.

La reina Letizia, en la recepción del Palacio de la Almudaina. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en la recepción del Palacio de la Almudaina. (Limited Pictures)

Pero claro, el vestido puede ser de línea impecable y muy favorecedor, como ha sido el caso, pero para que el look sea de 10 tiene que ir acompañado de ciertos detalles que hoy no estaban con la Reina. El diseño escogido, al que no se le puede poner ninguna pega, era un vestido liso en color rojo, de largo midi y con escote halter, lo que le permitía a doña Letizia lucir sus hombros y trabajados brazos. Lo ha combinado con un clutch dorado de la firma Carolina Herrera, concretamente el modelo Metropolitan Insignia, y los 'Misty' de Jimmy Choo que estrenaba el pasado marzo en Argentina, unas sandalias doradas con un tacón de vértigo.

La reina Letizia, en la recepción del Palacio de la Almudaina. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en la recepción del Palacio de la Almudaina. (Limited Pictures)

Hasta ahí todo bien. Pero tenemos que reconocer que no ha sido el día que la Reina ha ido mejor maquillada, y eso que ha optado por una de las tendencias de la temporada, las sombras en rojo metálico, que ha aplicado en la línea inferior de las pestañas. La nota negativa ha estado en el propio color del maquillaje, que ha sido excesivamente claro en comparación con el resto del cuerpo y con sus anteriores apariciones públicas, en las que mostraba un color mucho más natural, con varios tonos por encima, algo normal en esta época del año incluso para ella, que tiende a huir del sol.

La reina Letizia, en la recepción del Palacio de la Almudaina. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en la recepción del Palacio de la Almudaina. (Limited Pictures)


Letizia no se ha cansado de presumir de su anillo de Karen Hallam, a juego con los pedientes, unos pequeños aros dorados que también ha estrenado en esta noche especial, en la que ha roto la tradición de llevar estilismos con estampados florales, tal y como ha hecho en los últimos tres años, con una falda de Carolina Herrera en 2018, un alabado vestido de Duyos en 2017 y otro vestido, en 2016, del diseñador Juan Vidal.

La reina Letizia, en la recepción del Palacio de la Almudaina. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en la recepción del Palacio de la Almudaina. (Limited Pictures)

[Dale al PLAY para ver los mejores y peores looks de Letizia en Mallorca]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios