Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La infanta Elena y su verano más invisible: de Finlandia a los Pirineos (y Sanxenxo)

Se la esperaba en Mallorca, pero no ha aparecido, al menos públicamente. La hermana del rey ha preferido hacer senderismo por la montaña aragonesa

Foto: La infanta Elena, el pasado mes de julio en Sanxenxo. (EFE)
La infanta Elena, el pasado mes de julio en Sanxenxo. (EFE)

A la infanta Elena se la esperaba en Mallorca como en otras ocasiones. En su caso, siempre arropando a don Juan Carlos, con el que no solo comparte el mundo de las regatas sino también aficiones taurinas y gastronómicas. Por eso, lo habitual hubiera sido verla en la Semana Grande de San Sebastián, en Bilbao o incluso el pasado 11 de agosto en la plaza del Puerto de Santa María, donde toreó Enrique Ponce después de su gravísimo percance. Ni en una ni en las otras.

[LEA MÁS: Las discretas vacaciones de la Infanta Cristina: el misterio de dónde y con quién]

La única referencia de su veraneo fue su viaje a Finlandia, donde en la ciudad de Hanko el rey emérito revalidó con la tripulación del Bribón el título de campeones del mundo en la clase 6M. La hija y el padre disfrutaron de la vida lúdica que rodea a la vela en esta localidad de 8.000 habitantes donde esa semana toda actividad social gira en función de la vida náutica.

La infanta Elena, regateando en Galicia. (EFE)
La infanta Elena, regateando en Galicia. (EFE)

La infanta Elena regresó con su padre a España. Mientras don Juan Carlos volvía a Mallorca, a la duquesa de Lugo se le perdió la pista. No acompañó tampoco a su hermana Cristina, que ha visitado San Francisco con tres de sus hijos (según una información de Carlos Pérez Gimeno en Crónica Rosa de ES Radio). Al menos en ese vuelo, la exduquesa de Palma iba de madre de familia sin cobertura fraternal. Puede ser que ese viaje tuviera que ver con los estudios de su descendencia. En Estados Unidos, las universidades y los colegios comienzan (habitualmente) en agosto.

La infanta Elena no suele viajar al extranjero y prefiere vacaciones más rurales. Según informan a Vanitatis, la primogénita Borbón Grecia, su gran amiga Rita Allendesalazar y el grupo de incondicionales han estado de senderismo en el pirineo aragonés. Una zona que no le es desconocida porque en varias ocasiones lo ha recorrido a pie con Froilán y Victoria cuando eran menores de edad.

Victoria Marichalar, en la plaza de toros de Málaga. (Cordon Press)
Victoria Marichalar, en la plaza de toros de Málaga. (Cordon Press)

Precisamente, la invisibilidad de este verano tiene que ver con esa independencia de los hijos. Antes, la prensa le seguía la pista porque viajaba a Mallorca y después, cuando los chicos se iban con su padre, Jaime Marichalar, doña Elena continuaba en la isla hasta el final de agosto. En septiembre se apuntaba a las fiestas de La Granja y ahí puede ser donde la duquesa se haga de nuevo visible. Después acudirá a Sanxenxo, donde comienzan las regatas y de nuevo será la pareja del rey jubilado y regatista.

[LEA MÁS: Victoria Federica se viste de leopardo (y de Inditex)]

A la infanta Elena le ha sucedido como a muchos padres, que cuando sus hijos cumplen la mayoría de edad vuelan solos y lo que menos les apetece es pasar el verano con papá y mamá. Froilán fue el primero en desaparecer del organigrama familiar. El año pasado fue el último de los Marichalar Borbón que se instalaron en la casa que la infanta Elena tiene en el recinto de Marivent. Se les fotografió a todos ellos, incluida a la duquesa de Lugo, cenando en Ola del Mar en Portixol y mostrando una imagen de sintonía alejada de la realidad. Doña Letizia y sus cuñadas (Cristina, por razones obvias) no tienen coincidencias vitales y por lo tanto tampoco hay razones para compartir vacaciones. La reina Sofía se lleva bien con las infantas Margarita y Pilar, pero nunca han hecho vida grupal más allá de cumpleaños y aniversarios importantes.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios