Logo El Confidencial
CENA REAL

Victoria de Suecia se impone a la lluvia, los andamios y el homenaje de Mary Donaldson

La residencia del embajador de Suecia acogió una cena con las dos parejas reales, para la que las dos princesas sacaron la artillería pesada

Foto: Los príncipes de Dinamarca y Suecia, este martes en Copenhague. (EFE)
Los príncipes de Dinamarca y Suecia, este martes en Copenhague. (EFE)

Continúa la visita oficial de Victoria y Daniel de Suecia a Dinamarca, donde los príncipes Mary y Federico están ejerciendo de anfitriones, compartiendo varios actos de agenda. Uno de los más esperados era la cena de gala que tenía lugar este martes en la residencia del embajador, para la que las dos damas reales escogieron con mimo sus looks, sin dejar nada al azar. El problema es que antes de la cena visitaron el buque sueco HMS Nyköping, atracado en Copenhague, y se encontraron con varios contratiempos que deslucieron por completo sus estilismos.

Por un lado, la temperatura era bastante baja, por lo que tanto Mary como Victoria necesitaron abrigos; por otro, la lluvia se convirtió en inesperada invitada de la velada, por lo que las condiciones del posado ante la prensa fueron un poco difíciles. El segundo de los problemas es que tenían que acceder al buque por unas escaleras provisionales formadas por andamios y palés, lo que contrastaba totalmente con el tono de gala de la noche. Las dos princesas tuvieron que tener mucho cuidado al subir para no tener problemas con sus altísimos tacones. Pero lo cierto es que ni lluvia, ni frío ni andamios borraron la sonrisa de los príncipes, especialmente la de Victoria, que parece preparada para todo.

Hasta ese momento solo habíamos podido atisbar algo de los vestidos escogidos por Mary y Victoria, que asomaban por el borde de sus abrigos. Abrigos que, por cierto, eran muy parecidos, ambos sin botones y atados en la cintura. Casualmente, el de Victoria era de la firma Max Mara, la misma elegida por Mary para los compromisos que habían tenido horas antes, con un mono con el que acertó de pleno. Pero no fue la única casualidad de la noche. Aunque más que una coincidencia, el look escogido por la princesa de Dinamarca fue un homenaje en toda regla a su amiga, ya que eligió el mismo estilismo que lució en la fiesta prenupcial de la boda de Victoria y Daniel, en junio de 2010.

Se trata de un diseño de Ralph Lauren que Mary ha modificado y adaptado a su figura actual, acortándolo ligeramente. Además de llevarlo con americana blanca, quiso lucir el mismo bolso y el mismo collar que llevó entonces. Lo cierto es que Mary iba muy correcta y adecuada para la cita, pero sin superar a Victoria, que parece haber sacado la artillería pesada para sus dos noches danesas. Si el lunes lucía un moderno y favorecedor diseño de la firma sueca Valerie, para la cena del martes tampoco se quedó atrás, escogiendo algo totalmente distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en ella, un vestido blanco con apliques dorados y mangas abullonadas, de la firma danesa By Malene Birger. Sin duda, un claro guiño al país anfitrión.

Los príncipes de Suecia y Dinamarca, en la residencia del embajador. (EFE)
Los príncipes de Suecia y Dinamarca, en la residencia del embajador. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios