Logo El Confidencial
FIESTA GRANDE DE MÓNACO

Los mini-Grimaldi, protagonistas del Día Nacional

Los hijos de Alberto y Charlène de Mónaco, así como los nietos de la princesa Carolina, han acaparado toda la atención de los focos en una de las festividades más importantes del principado

Foto: La princesa Carolina, con cinco de sus siete nietos. (Getty)
La princesa Carolina, con cinco de sus siete nietos. (Getty)

Desde las 9:30 de la mañana, fuerzas militares, autoridades y cientos de monegascos se congregaban en el Palacio Grimaldi y alrededores para esperar al príncipe Alberto y toda su familia, y poder dar comienzo a las celebraciones del Día Nacional, una de las festividades más importantes en el principado, precisamente porque suele reunir a toda la familia, sin excepción. Aunque este año ha habido una ausencia con la que no se contaba, la de Carlota Casiraghi, ya que además era una de las más esperadas, puesto que se trataba de su primera celebración junto a Dimitri Rassam, con el que contraía matrimonio el pasado 1 de julio.

Pero a falta de Carlota y sus hijos, Raphäel y Balthazar, que suelen ser quienes más miradas acaparan en este día, el resto de primos Casiraghi se han convertido en los grandes protagonistas de la mañana, junto a los príncipes Jacques y Gabriella, que han presenciado todas las celebraciones desde el balcón central de palacio, intentando comportarse de acuerdo a las circunstancias y la solemnidad del momento, pero sin poder evitar que su mente de cinco años haya ganado la batalla en algún momento al protocolo.

Jacques y Gabriella, junto a su prima materna. (Reuters)
Jacques y Gabriella, junto a su prima materna. (Reuters)

Por ejemplo, no han podido evitar moverse al ritmo de la banda de música, tamborileando con sus dedos sobre la balaustrada. Aunque tanto Alberto como Charlène les han indicado en varios momentos que tenían que estarse quietos, no ha sido una misión fácil. Eso sí, no han perdido detalle de todo lo que pasaba en la plaza, incluso Gabriella se ha atrevido a imitar el saludo militar, que su padre repetía una y otra vez al imponer a los guardias las diferentes condecoraciones. Pero lo que más ha llamado la atención del heredero y su hermana es que ambos han ido vestidos con pequeños uniformes para honrar la festividad. En el caso de Gabriella, también con una boina roja que le ha dado algún que otro problema.

Carolina de Mónaco, con su hija Alexandra, su nuera y sus nietos Sasha, India y Francesco. (EFE)
Carolina de Mónaco, con su hija Alexandra, su nuera y sus nietos Sasha, India y Francesco. (EFE)

En un balcón próximo, Carolina de Mónaco ha reunido a toda su familia, con excepción de Carlota, como mencionábamos anteriormente. Alexandra de Hannover, que ha asistido sin la compañía de su novio, ha podido ejercer de tía con sus cinco sobrinos: Sasha, India y Max, los hijos de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, y Stefano y Francesco, los de su hermano Pierre y Beatrice Borromeo. Todos ellos han estado muy atentos al desfile de la guardia real, aunque lo cierto es que el benjamín de la familia, que apenas cuenta con un año y medio, ha preferido permanecer todo el tiempo en brazos de mamá.

Pierre y Beatrice, con sus hijos. (EFE)
Pierre y Beatrice, con sus hijos. (EFE)

Si para algo sirve esta celebración es para poder ver las caras de los hijos de los hermanos Casiraghi. Aunque los adultos tienen una vida social y profesional muy activa, suelen ser bastante estrictos en cuanto a la intimidad de sus hijos y esta es una de las pocas ocasiones en las que podemos ver a los niños.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios