Logo El Confidencial
UN GRAN APOYO

29 años sin Stefano Casiraghi: el papel en la sombra de Alberto de Mónaco

El marido de Carolina de Mónaco falleció en un accidente de 'offshore' en la bahía de Montecarlo

Foto: Stefano Casiraghi y Carolina, junto a sus hijos y Alberto de Mónaco en noviembre de 1987. (Reuters)
Stefano Casiraghi y Carolina, junto a sus hijos y Alberto de Mónaco en noviembre de 1987. (Reuters)

Este jueves 3 de octubre se cumple el 29 aniversario del fatídico accidente de 'offshore' que le costó la vida en la bahía de Montecarlo a Stefano Casiraghi, segundo marido de la princesa Carolina de Mónaco y padre de sus tres hijos mayores, Andrea, Carlota y Pierre Casiraghi. Una noticia que conmocionó al mundo después de la otra gran tragedia que se vivió en el Principado cuando fallecía la actriz Grace Kelly en un accidente de tráfico el 14 de septiembre de 1982.

Un tremebundo golpe, sobre todo, para su viuda, que se encontraba con tres hijos pequeños, de seis, cuatro y tres años respectivamente, en un momento felicísimo de su vida. Entonces la princesa toma una decisión crucial, mudarse a Saint-Rémy-de-Provence, en Francia, donde intenta recomponer las piezas de su vida, apartada del foco mediático en Montecarlo.

Boda de Rainiero y Grace Kelly. (Alamy)
Boda de Rainiero y Grace Kelly. (Alamy)

En esas circunstancias tan tremendas tiene un papel muy importante Alberto de Mónaco, que se convierte en un hermano y tío muy protector, como él mismo desvelaba en el libro 'Alberto II de Mónaco, el hombre y el príncipe'.

"Me parecía de lo más natural apoyar a mi hermana mayor ante la tragedia que estaba viviendo. Ni siquiera tuve que planteármelo, dije: "Si me necesitas, ahí estaré", manifestaba el príncipe, años antes de tomar las riendas del Principado, entonces en manos de su progenitor, el recordado Rainiero de Mónaco, quien también quedó muy afectado por este nuevo durísimo golpe personal.

Alberto de Mónaco, en una imagen de archivo. (EFE)
Alberto de Mónaco, en una imagen de archivo. (EFE)

Según parece, la única petición que le hizo su hermana fue "que les dedicase tiempo a Andrea, Carlota y Pierre, que todavía eran muy niños". El propio Alberto ha subrayado que "durante un cierto periodo, estaba por allí presente casi todas las noches, incluso a veces también durante el día. Me parecía lo más natural".

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios