El príncipe Harry, el royal más emocional: ¿un arma de doble filo?
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El príncipe Harry, el royal más emocional: ¿un arma de doble filo?

El duque de Sussex se queja de la presión mediática, pero sus intervenciones más emocionales son un auténtico caramelo para los medios

Foto: El príncipe Harry y Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Harry y Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)

El príncipe Harry y Meghan Markle han sido los absolutos protagonistas este año. Su sinceridad ante las cámaras, confesando el infierno por el que han pasado debido a la presión mediática y a las críticas que la duquesa de Sussex ha recibido desde su incorporación a la familia real británica, ha hecho que muchos empaticen con ellos de la misma manera que otros no han visto con buenos ojos sus quejas.

[LEA MÁS. Meghan contra los tabloides: ¿puede un royal quejarse en público?]

Pero si hay algo que caracteriza al hijo menor del príncipe Carlos es su naturalidad, su carácter espontáneo y en ocasiones tan atípico y alejado del encorsetamiento al que la Corona somete a sus miembros, los cuales tienden siempre a mostrarse perfectos, políticamente correctos y contenidos.

El príncipe Harry y Meghan Markle, el día de su boda. (Reuters)
El príncipe Harry y Meghan Markle, el día de su boda. (Reuters)

No es habitual que un miembro de la realeza exprese o muestre abiertamente sus sentimientos más sinceros y profundos, sobre todo si estos implican un enfado o una desazón provocada por cualquier causa personal e íntima.

En este sentido, Harry posee el encanto de la 'incorrección', algo que le hace más cercano que el resto. Harry parece ser emocionalmente más sensible que su recio hermano, el príncipe Guillermo. Ante la impotencia de ver sufrir a su esposa, Harry no ha dudado en defenderla públicamente y en contar cómo se siente ante una situación que le parece injusta y que le hace sentir un miedo que le recuerda a fantasmas del pasado, como es la traumática muerte de su madre, Lady Di.

El príncipe Harry, en una imagen de archivo. (Getty)
El príncipe Harry, en una imagen de archivo. (Getty)

Pero ¿es el carácter emocional del príncipe Harry un arma de doble filo para él y para su familia? Si para muchos el gesto de Harry ha resultado valiente, no son pocos los que también piensan que el nieto menor de Isabel II podría conseguir todo lo contrario a lo que se propone al exponer de esta forma tan abierta sus sentimientos.

Harry se queja de la presión mediática, pero sus intervenciones más emocionales son un auténtico caramelo para los medios. Mostrar el lado más humano y vulnerable de un royal resulta muy tentador, por lo que el carácter de Harry, lejos de alejar la atención de los focos sobre su persona, podría estar generando lo contrario, posarlos aún más sobre él y su familia.

El príncipe Harry y Meghan Markle con su hijo Archie, en una imagen de archivo. (Reuters)
El príncipe Harry y Meghan Markle con su hijo Archie, en una imagen de archivo. (Reuters)

¿Debería Harry mostrarse más frío? ¿Ha hecho mal en revelar sus sentimientos sin filtros? Algunos opinarán que, como royal, no tiene derecho a la queja y que la presión mediática que sufre es uno de los peajes que debe pagar a cambio de poder disfrutar de una vida más que acomodada. Otros, sin embargo, estarán encantados de que Harry muestre su verdadero yo u opinarán que, aunque sea un miembro de la familia real, tiene el mismo derecho que cualquier otro ciudadano a defenderse.

El príncipe Harry, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Harry, en una imagen de archivo. (EFE)

Si su conducta es o no contraproducente para él y su familia es algo complicado de medir. Muchos considerarán que sí, puesto que su carácter atrae, irremediablemente, la atención de los medios. Pero ¿sería feliz Harry guardando silencio, callando ante críticas que considera injustas y tratando que se apaguen por sí solas mientras él y Meghan ponen buena cara? En definitiva, ¿sería feliz Harry traicionándose a sí mismo y a su forma de ser?

Príncipe Harry Meghan Markle
El redactor recomienda