Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Cómo la jefa de protocolo de Obama aprendió que el bolso de la reina no se toca

"No sabemos lo que hay en el bolso, pero nunca tocamos el bolso", fue la severa advertencia que recibió Capricia Penavic Marshall cuando fue a coger el bolso a Isabel II

Foto:  La visita de los Obama a Isabel II en 2011. (Getty)
La visita de los Obama a Isabel II en 2011. (Getty)

"Nunca tocamos el bolso". Eso fue lo que un miembro del servicio de Isabel II le dijo a Capricia Penavic Marshall, entonces jefa de protocolo de los Estados Unidos, cuando se adelantó para ayudar a la reina de Inglaterra con él durante la visita del presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama al palacio de Buckingham en 2011.

Marshall se disculpó inmediatamente después de la cortés pero severa corrección. Pero también se preguntó: ¿qué había en el bolso de Su Majestad?

La diplomática, que trabajó también para los Clinton, estaba acostumbrada a ofrecerse a sostener los bolsos de las mujeres durante las celebraciones oficiales. Así que cuando la reina, de 94 años, estaba a punto de salir al césped del palacio para la ceremonia de llegada de los Obama, la jefa de protocolo realizó un pequeño avance hacia ella.

 Barack Obama y la reina Isabel II,  durante la visita de Estado. (Getty)
Barack Obama y la reina Isabel II, durante la visita de Estado. (Getty)

"Mientras Su Majestad salía, le hice un comentario a mi homólogo inglés. Dije: 'Oh, Dios mío, Su Majestad tiene un bolso', e hice un ligero movimiento con mi pie izquierdo hacia ella", recuerda Marshall, de 56 años, durante una entrevista exclusiva para la revista 'People' sobre su recién publicado libro 'Protocol: The Power of Diplomacy and How to Make It Work for You' ('Protocolo: El poder de la diplomacia y cómo hacer que funcione para ti').

"Él, con ambas manos, me empujó contra la pared y me dijo: 'No toques el bolso', y yo contesté: 'Oh, Dios mío. Lo siento mucho'", asegura Marshall. "Me dijo: 'Nunca tocamos el bolso'. Y yo dije: 'Está bien, me disculpo. No lo volveré a hacer. Pero ¿sabemos lo que hay en el bolso?' Y él me respondió: 'No sabemos lo que hay en el bolso. Pero nunca tocamos el bolso".

 La reina y su bolso: ¡no se toca! (Getty)
La reina y su bolso: ¡no se toca! (Getty)

La experta en el arte diplomático de la etiqueta cree que la reina "quizás usa su bolso como una señal. Si lo lleva en cierta parte del brazo, significa que la reunión va bien, quiere que la dejen en paz. Pero si lo baja, significa: 'Terminemos con esto ya'. Se ha especulado que en el bolso guarda un móvil para poder hablar con sus nietos, lo que me parece absolutamente adorable".

[LEER MÁS. Isabel II y dos primas ocultas en un manicomio: el pasado que salpica a su madre]

Esta es solo una de las muchas anécdotas que Marshall comparte en su libro sobre sus 12 años en la Casa Blanca. Además escribe sobre las formas en que la decoración y la iluminación de una sala e incluso el colgar o no una bandera o la fuerza de un apretón de manos pueden impactar positiva o negativamente en el transcurso de una reunión.

 El libro de la jefa de protocolo de Barack Obama. (Amazon)
El libro de la jefa de protocolo de Barack Obama. (Amazon)

También explica el poder del intercambio de regalos, que entró en juego entre los Obama y la familia real británica en 2011. Después del almuerzo de la delegación, explica, la reina quiso intercambiar regalos con el presidente y la primera dama. "Ella en realidad actúa como su propio jefa de protocolo", asegura Marshall sobre Isabel II. Enterados de que tenía una relación muy estrecha con su padre, ella y su equipo reunieron una colección de recuerdos de la última visita del rey Jorge VI a los Estados Unidos, que colocaron en un portafolio de cuero.

"Cuando ella se acercó y lo empezó a hojear, la miré y me dije: 'Oh, Dios, espero que le guste'. Y puedo afirmar que vi una lagrimita en sus ojos después de que lo mirara un rato. Luego se dirigió al presidente y le dijo: 'Muchas gracias por esto". Los Obama también le regalaron un broche floral que le gustó tanto que lo llevó durante la visita de Estado de Donald Trump al Reino Unido en 2019.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios