La dolorosa pérdida de la reina Isabel: muere Vulcano, uno de los dos perros que le quedaban
  1. Casas Reales
SUS FIELES AMIGOS

La dolorosa pérdida de la reina Isabel: muere Vulcano, uno de los dos perros que le quedaban

Solo unos días después de conocer la muerte de Lupo, la mascota de los duques de Cambridge, hemos sabido que la monarca se ha despedido de uno de sus fieles amigos

Foto: La reina Isabel, con sus perros en una foto con motivo de su 90º cumpleaños. (Cordon Press)
La reina Isabel, con sus perros en una foto con motivo de su 90º cumpleaños. (Cordon Press)

Aunque en cuestiones de salud, la reina Isabel no se ha visto afectada por este aciago 2020, en cuestiones sentimentales ha padecido bastante, ya que ha sufrido varias pérdidas de buenas amigas, que no han ganado la batalla a la edad y el coronavirus. Pero quizá la última muerte cercana a la monarca de la que hemos tenido noticia es la que más haya sentido. Vulcano, uno de los dos perros que le quedaban, fallecía hace unos días en el castillo de Windsor, donde se encuentra confinada junto al duque de Edimburgo. Así, ya no le queda más compañía perruna que la de Candy, puesto que hace unos años decidió no hacerse cargo de más animales para no dejarlos solos cuando falleciera.

Y es que la reina Isabel ha cuidado de todos sus perros como de sus propios hijos. Los 30 que ha tenido a lo largo de estas décadas han sido descendientes de Susan, una perrita que le regalaron por su 18º cumpleaños. La monarca los cuidaba personalmente, de tal forma que tenían una vida muy acorde con los lujos de palacio. Una habitación para ellos con camas elevadas para no sentir el frío del suelo ni la corriente, comida gourmet y regalos para Navidad -con su correspondiente calcetín personalizado para contenerlos- eran algunos de los privilegios casi humanos de los que se dice que disfrutaban. Una fuente de palacio ha comentado a algunos medios que está bastante disgustada. Y no es para menos, puesto que los perros han sido su fiel compañía desde que tuviera uso de razón. Incluso, alguna vez se le ha criticado por mostrar más cariño con ellos que con sus hijos.

La reina, con sus algunos de sus perros en 1980. (Cordon Press)
La reina, con sus algunos de sus perros en 1980. (Cordon Press)

Muchos de ellos eran de raza corgi, aunque algunos tenían mezcla con perro salchicha, por lo que eran conocidos como dorgies. Y todos han sido vistos por el público a lo largo de estas décadas, ya que no han sido pocas las ocasiones en las que la reina Isabel ha posado con ellos para reportajes fotográficos o aparecido con ellos ante las cámaras. Algunas de las más recientes, las imágenes que Annie Leibovitz realizaba en 2016, con motivo de su 90º cumpleaños o el vídeo que grabó junto a Daniel Craig metido en la piel de James Bond como parte de la inauguración de los Juegos Olímpicos de 2012. Y también han sido protagonistas de algunas anécdotas, colándose espontáneamente en las fotografías de actos oficiales.

Casualidades de la vida, solo hace unos días que hablábamos de otra pérdida perruna en la familia Windsor. El príncipe Guillermo y Kate Middleton compartían en redes sociales el dolor por la pérdida de Lupo, un cocker spaniel negro al que adoptaban en 2013 y que les ha acompañado desde entonces, convirtiéntose en fiel guardián y compañero de George, Charlotte y Louis. A diferencia de los Cambridge, la reina Isabel ha preferido no hacer pública la noticia por ella misma, aunque ha sido cuestión de tiempo que los medios se enteraran. Como la mayoría de sus mascotas, Vulcano ha sido enterrado en los terrenos de Windsor.

El perro de la reina se coló en 2015 en una audiencia con el primer ministro de Nueva Zelanda. (Getty)
El perro de la reina se coló en 2015 en una audiencia con el primer ministro de Nueva Zelanda. (Getty)
Isabel II
El redactor recomienda