El estudiado look de Corinna para declarar como testigo en el caso Villarejo
  1. Casas Reales
NADA AL AZAR

El estudiado look de Corinna para declarar como testigo en el caso Villarejo

Como todo lo que lleva haciendo en los últimos años y asesorada por sus abogados y su equipo de relaciones públicas, nada de su declaración ha sido dejado al azar

placeholder Foto: Corinna Larsen. (Getty)
Corinna Larsen. (Getty)

Corinna Larsen, más conocida como la examante del rey Juan Carlos, ha vuelto a entrar en escena. Esta vez no lo ha hecho en una entrevista de las muchas que concedió el año pasado a los medios de comunicación, sino por un asunto judicial bastante turbio en el que se ha visto implicada y que, por cierto, no ha obviado en ninguna de sus mediáticas intervenciones. La que fuera princesa alemana ha declarado este viernes como testigo en la vista oral celebrada en Madrid por el juicio contra Villarejo, comisario de la Policía Nacional. Y como todo lo que lleva haciendo en los últimos años, desde la puesta en escena hasta su estudiado look no han sido dejados al azar.

La alemana ha intervenido por videoconferencia desde los juzgados de Westminster de Londres, donde reside, y ha respaldado la versión del acusado, sin cambiar nada de todo lo que ha contado en los últimos meses acerca de personas vigilándola, coacciones, amenazas o el temor que sintió por su integridad física. Situaciones más propias de un thriller y de las que culpa directamente a Féliz Sanz Roldán, exdirector del CNI. Hay que recordar que su equipo legal ha insistido en que su declaración es totalmente voluntaria, bien asesorada por su equipo legal, Kobre & Kim. Apoyada tanto en este bufete como en Tancredi Communications Group, sus asesores de realaciones públicas, Corinna Larsen no ha improvisado nada de su intervención, plenamente consciente de su alcance mediático.

placeholder La declaración de Corinna por videoconferencia. (EFE)
La declaración de Corinna por videoconferencia. (EFE)

Uno de los elementos de su cuidada puesta en escena ha sido su look. Vestida completamente de negro, sin que se aprecien grandes joyas -a diferencia de otras veces-, el pelo suelto y con apenas maquillaje: así se ha presentado Corinna Larsen para declarar como testigo. Una apariencia extremadamente sencilla que recordaba mucho a su gran irrupción en los medios de comunicación, cuando habló por primera vez para una publicación tras el escándalo del Rey emérito y su caída en Botsuana. Con el negro como color protagonista y con la única diferencia de que, en esa portada de la revista '¡Hola!', las joyas tenían un papel principal, sin que llegara nunca a saberse su significado.

A su llegada a los juzgados, ha intentado por todos los medios evitar la fotografía. Acompañada y parapetada por sus asesores legales, ha utilizado un abrigo con capucha, también negro, que la cubría casi por completo. Una vez dentro, sí hemos podido verla, no sin dificultades, pasando el control de seguridad de la entrada, preparada y, suponemos, ansiosa por dar su versión en esta causa, en la que se piden dos años de cárcel para Villarejo por injurias y denuncia falsa contra Félix Sanz Roldán.

placeholder Corinna, a su llegada a los juzgados de Westminster en Londres. (EFE)
Corinna, a su llegada a los juzgados de Westminster en Londres. (EFE)
Corinna zu Sayn-Wittgenstein
El redactor recomienda