Hablamos con Leyre Doueil, la diseñadora que se ha estrenado en el armario de Letizia
  1. Casas Reales
"AÚN ME TENGO QUE PELLIZCAR"

Hablamos con Leyre Doueil, la diseñadora que se ha estrenado en el armario de Letizia

La firma que la Reina ha incorporado a su armario se caracteriza por sus materiales, por la forma de confeccionar las prendas y por su manera de trabajar para crear conciencia de consumo

Foto: La reina Letizia, este martes en Vitoria. (Limited Pictures)
La reina Letizia, este martes en Vitoria. (Limited Pictures)

Sorpresa este martes en Vitoria, hasta donde los Reyes viajaban para inaugural el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo. Es inevitable que el look de doña Letizia sea una de las cosas en las que más nos fijamos en cada una de sus apariciones. Y en su última cita tampoco dejaba a nadie indiferente con su vestido de estreno, de corte camisero en color negro, con cierre frontal y volantes tanto en la manga como en el bajo asimétrico. Pero lo más interesante del diseño era su creadora y la nueva firma que se ha estrenado a lo grande en el armario de la reina Letizia. Se trata de Leyre Doueil, una diseñadora bilbaína que aún está asimilando el hecho de haber visto a la esposa del rey Felipe con uno de sus vestidos.

"No me lo esperaba, pero tampoco me ha pillado de sorpresa", nos cuenta. "El vestido le había llegado a través de Es Fascinante, una plataforma de slow fashion, así que sabíamos que lo tenía y el camisero es una buena opción para ella, así que entraba dentro de las opciones verla algún día con él. Pero nos ha sorprendido mucho que se lo haya puesto para esta cita. Estamos un poco en shock, estoy muy contenta". No es una mala forma, desde luego, de darse a conocer a nivel nacional, después de más de tres décadas de trabajo en la moda. Tampoco de dar un impulso a un negocio propio con el que comenzó hace muy poco, durante la pandemia: "Es un aporte de ilusión al trabajo diario".

placeholder La reina Letizia, este martes en Vitoria. (Limited Pictures)
La reina Letizia, este martes en Vitoria. (Limited Pictures)

Leyre es muy consciente de lo que significa que la Reina lleve una prenda de una firma más desconocida, lo que conocemos como el 'efecto Letizia'. En Vanitatis ya hemos hablado en ocasiones anteriores de prendas agotadas en horas, de páginas webs bloqueadas por el acceso masivo de usuarios... Pero no es algo que a esta diseñadora vasca le quite el sueño y afirma que es un poco pronto para que la repercusión se note en las ventas, por ejemplo. "Pero sí te puedo decir que, a nivel personal, me tengo que pellizcar todavía, porque para mí es un orgullo que lo lleve. Y lo luce así de bonito y de bien, y encima en mi tierra, en un acto para valorar los derechos humanos y la libertad".

Su única idea es seguir trabajando y que la empresa, en la que cuenta con un equipo de cinco personas, siga funcionando como hasta ahora. Algo a lo que seguro ayuda la imagen de la reina Letizia con su diseño: "Es un gran apoyo para la moda española, para gente que fabricamos en España, para los que tenemos conciencia de dar un valor añadido a las prendas, de cómo se fabrica", continúa Leyre Doueil. "Que personas como ella nos apoyen y apuesten por nuestra moda es para estar muy orgullosos". Su firma se caracteriza por la calidad en los materiales, por la forma de confeccionarlos, a través de pequeños talleres de Bilbao, y por realizar ediciones pequeñas.

placeholder El vestido de Leyre Doueil.
El vestido de Leyre Doueil.

Un punto de vista de la moda de la que se siente muy orgullosa. Leyre defiende también los tejidos y la moda sostenible, así como una conciencia de consumo. De ahí que sus prendas sean completamente atemporales, como el vestido camisero estrenado por Letizia, conocida también por su filosofía de moda sostenible: "Es un fondo de armario atemporal, una buena inversión y un diseño que siempre favorece a la mujer, independientemente de su talla". Aunque reconoce que, cuando lo diseñó, no se le pasó por la cabeza que la mismísima doña Letizia pudiera llevarlo. "Nunca pensé que esto fuera posible. Desde luego, el 1 de junio no se me va a olvidar".

El redactor recomienda