Charles Spencer y Victoria Lockwood: el escandaloso divorcio de los padres de Lady Kitty
  1. Casas Reales
Adicciones e infidelidades

Charles Spencer y Victoria Lockwood: el escandaloso divorcio de los padres de Lady Kitty

La sobrina de la recordada Diana de Gales ha dado el 'sí, quiero', comenzando así una nueva etapa en su relación que, a buen seguro, será mejor que la de sus padres

placeholder Foto: Charles Spencer y Victoria Lockwood, el día de su boda. (Cordon Press)
Charles Spencer y Victoria Lockwood, el día de su boda. (Cordon Press)

La sobrina de la princesa Diana, Kitty Spencer, contraía matrimonio con el empresario Michael Lewis este fin de semana. Un millonario con el que hace dos años fue fotografiada, por primera vez, saliendo de un hotel en Nueva York. Pese a las pocas esperanzas que tenían puestas en esta pareja, amigos, familiares y gente de a pie, dada su diferencia de edad (32 años), protagonizaron una espectacular boda en Roma, en la que la prima de los príncipes Guillermo y Harry lució hasta cinco vestidos de Dolce & Gabbana.

Este despliegue de lujo y elementos festivos presentes en el enlace se debe, en gran parte, a la celebración del amor que se profesan que, con un poco de suerte, será más duradero que el de los propios padres de Lady Kitty. Charles Spencer (hermano de Lady Di) y Victoria Lockwood protagonizaron un tormentoso divorcio apenas ocho años después de darse el 'sí, quiero' y tras cuatro hijos en común: Kitty, las gemelas Amelia y Eliza, y Louis Spencer.

Su historia de amor se remonta a 1989. Charles decidió pedir matrimonio a la modelo Victoria Lockwood, con quien llevaba saliendo solamente seis semanas. La pareja protagonizó una boda de cuento en la que el príncipe Harry ejerció de paje y la novia completó su look nupcial de Tomasz Starzewski -un diseñador británico para el que había trabajado y que alcanzó gran popularidad gracias a este evento- con la tiara de la familia Spencer, que años antes llevó Diana en su boda con el príncipe Carlos.

Desde ese momento, Victoria pasó a ser miembro de la aristocracia británica y comenzó a desempeñar sus funciones públicas como vizcondesa de Althorp, ya que Charles ostentaba ese título por aquel entonces. Una vida a la que nunca terminó de habituarse y a la que no tardaron en llegar factores tan dañinos como drogas como la heroína, el alcohol o la anorexia que no hicieron más que suponer el principio del fin de su matrimonio.

placeholder Charles Spencer y Victoria Lockwood, el día de su boda. (Cordon Press)
Charles Spencer y Victoria Lockwood, el día de su boda. (Cordon Press)

Aunque los problemas comenzaron pronto, la pareja decidió mantener su unión, naciendo cuatro hijos. Primero, su hija mayor, Lady Kitty Eleonor Spencer, quien hoy en día presume orgullosa de ser embajadora de grandes marcas como Dolce Gabbana y Bvlgari, además de haber encontrado el amor con el director de Foschini Ltd y fundador de una compañía biotecnológica. Las gemelas Eliza y Amelia llegarían dos años después y, finalmente, el heredero Louis en 1994 (al mantener al sexo masculino como heredero nobiliario).

Si bien las adicciones de la modelo fueron un problema, también así las infidelidades que, al parecer, había protagonizado el hermano de Diana de Gales (la primera, seis meses después de casarse) durante toda la relación. A fin de alejarse del foco mediático y tratar de sacar a flote su historia de amor, la familia se mudó a Sudáfrica, pero en 1997, el mismo año en el que murió Lady Di, la pareja puso punto y final a su matrimonio y comenzaron un tortuoso proceso de divorcio.

placeholder Charles Spencer y Victoria Lockwood, el día de su boda. (Cordon Press)
Charles Spencer y Victoria Lockwood, el día de su boda. (Cordon Press)

Las acusaciones de Charles hacia la prensa, culpabilizándoles de la muerte de su hermana, sirvieron para que los medios pusieran en él el objetivo e hicieran públicas todas las afirmaciones que su entonces exmujer había hecho en los tribunales; en una de las sesiones del proceso, por ejemplo, la vizcondesa de Althorp contó a los tribunales que en una ocasión Spencer le había confesado que había estado con una docena de mujeres mientras ella recibía tratamiento por sus adicciones.

A partir de entonces, ambos tomaron caminos separados. El hoy conde de Spencer se casó con Caroline Freud en 2001 y tuvo dos hijos hasta que se separó seis años después; posteriormente, encontró la estabilidad con Karen Gordon, con la que contrajo matrimonio en 2011 y tiene una niña, lady Charlotte Diana Spencer.

Victoria Lockwood, por su parte, superó sus enfermedades, pero no tuvo suerte en el amor: se casó con el exmodelo Jonathan Aitken en 2015 y tuvo un hijo con este, pero más tarde se enamoró de James Clinch, un exteniente del ejército británico a quien Aitken amenazó tras acusarlo de haber roto su matrimonio; el caso llegó a los tribunales y Clinch consiguió una orden de alejamiento para el ex de su novia. Unas trayectorias amorosas que no parece querer seguir su hija mayor, Lady Kitty, que celebra feliz sus primeras horas de matrimonio.

Diana de Gales Divorcio
El redactor recomienda