El Palacio de Marivent, un alojamiento al 5% de su ocupación
  1. Casas Reales
VACACIONES REALES

El Palacio de Marivent, un alojamiento al 5% de su ocupación

Los Reyes siguen manteniendo la tradición, aunque sea por un escaso periodo de tiempo. Solo queda la reina Sofía, que sigue siendo la guardiana del palacio

placeholder Foto: El palacio de Marivent. (Limited Pictures)
El palacio de Marivent. (Limited Pictures)

El estallido del Caso Noos, con las consecuencias penales conocidas, cambió el organigrama vacacional de la familia real. El matrimonio Urdangarin desapareció de la escena, la infanta Elena se instalaba el tiempo justo en su residencia -que forma parte del complejo de Marivent-, los Príncipes de Asturias tenían Son Vent para ellos solos y la vida común era escasa, salvo para desayunar en el palacio. Esta era una de las reglas no escritas que marcaba la reina Sofía y a la que, salvo don Juan Carlos, todos hacían caso. El titular de la corona antes de abdicar prefería hacer ese primer menú con sus amistades. Unos amigos a los que se les bautizó como la 'corte de los milagros' y que muchos de ellos acabaron imputados o con sentencia firme, igual que le sucedió muchos años después al yerno Urdangarin.

Para doña Sofía este periodo en Palma era su preferido. Se encontraba feliz rodeada de hijos, nietos y parientes directos e indirectos. A diferencia de su nuera, doña Letizia, que no disfruta en la isla, la reina emérita ha sido y es una entusiasta. Eran tiempos de bonanza y lo de menos era que don Juan Carlos desapareciera.

placeholder La reina Sofía recibió en Marivent a Michelle Obama. (EFE)
La reina Sofía recibió en Marivent a Michelle Obama. (EFE)

La jefatura del Estado cambiaba de lugar y el palacio de Marivent se convertía en la sede institucional y, sobre todo, el lugar donde convivía toda la familia real. Durante años la ocupación era del mil por mil. Cuando el entonces príncipe Felipe y las infantas aún no se habían independizado las vacaciones comenzaban a finales de julio y continuaban hasta septiembre. Salvo en el caso del Príncipe que interrumpía su ocio y se trasladaba a Latinoamérica para tomas de posesión de nuevos presidentes. No había vacaciones privadas y sí una férrea disciplina para la prensa y los paparazzis. Quien incumplía las normas se quedaba sin acreditación.

Nunca se supo realmente si Constantino, Ana María y los suyos se instalaban en la residencia junto a su hermana o sólo iban a comer y a bañarse en la piscina. Fue siempre secreto de sumario, pero el caso es que 'los griegos' (como se les conoce) no tenían aparentemente residencia de verano en la isla. En cambio, sí era visible, y lo sigue siendo, la princesa Tatiana Radziwill, que fue una de las damas de honor de doña Sofía en su boda con don Juan Carlos y quizá la única amiga –y dicen que paño de lágrimas– de la Reina saliente. Junto con su marido, el doctor Fruchaud, siguen siendo los fijos en Marivent. El verano pasado, con la desescalada, tampoco fallaron. Son la mejor compañía para doña Sofía, que seguramente recordará con nostalgia esos veranos donde había que colocar colchones y camas turcas en las habitaciones y hacer turnos de almuerzos y cenas para los pequeños.

placeholder La antigua familia real, al completo en Marivent. (Getty)
La antigua familia real, al completo en Marivent. (Getty)

Durante un tiempo, Kyril de Bulgaria y sus hermanos también se alojaban en el palacio de los tíos Borbón - Grecia. Él mismo lo revelaba a Vanitatis hace dos años, cuando le otorgaron el premio 'Mallorquín del verano' en el hotel Valparaiso: "Tengo una unión emocional muy fuerte y muy buenos recuerdos. Pasábamos veranos en Marivent con mis primos y disfrutábamos mucho. Ahora resulta más complicado porque vivo en otra parte de la isla".

El tiempo reestructuró las vacaciones. Llegaron las bodas, los nietos y el recinto se fue convirtiendo en una urbanización con villas independientes de 200 metros cuadrados para las infantas y zonas compartidas, como la piscina, la pista de tenis, la de pádel y el mini parque, con columpios y toboganes para los niños de la familia. Todo este entorno no forma parte de Patrimonio Nacional y es el Gobierno balear el que se encarga de mantener el recinto. De ahí que, cuando se especuló con la idea de que el Príncipe de Asturias ya convertido en monarca titular no fiera, hubo un gran malestar.

placeholder Uno de los últimos posados de la familia real en Marivent. (Reuters)
Uno de los últimos posados de la familia real en Marivent. (Reuters)

Este rumor no se convirtió en realidad y el Jefe del Estado y su familia mantienen la tradición, aunque solo sea por un tiempo escaso. Después llegarán las vacaciones privadas que tanto quiere la Reina. Este año puede ser que ese tiempo de ocio e intimidad que hace invisible al matrimonio real y las niñas no se alargue. A finales de agosto la Princesa de Asturias viajará a Gales para iniciar en el internado UWC Atlantic College su nuevo curso escolar.

El entorno del palacio fue también durante años el lugar preferido para el posado real. Y esta foto de familia era el reflejo de la evolución afectiva. El primero que desapareció fue Jaime de Marichalar, después la infanta Cristina y los suyos y aún figuraban don Juan Carlos y doña Sofía como titulares. Todo este organigrama fotográfico desapareció y desde 2019 ya no se abren las puertas del palacio para la prensa. Tampoco para la familia y los colaterales, que conformaban el cien por cien de la ocupación veraniega. Ahora solo queda la reina Sofía, que sigue siendo la guardiana del palacio, y su hermana, la princesa Irene.

Reina Sofía Rey Felipe VI Reina LZ
El redactor recomienda