La polémica frase del príncipe Harry y los efectos terapéuticos de dejar el trabajo
  1. Casas Reales
EN EL PUNTO DE MIRA

La polémica frase del príncipe Harry y los efectos terapéuticos de dejar el trabajo

El hijo del príncipe Carlos sigue generando controversia desde que decidió marcharse a Estados Unidos con su mujer, Meghan Markle

Foto: El príncipe Harry, en una imagen de archivo. (Kevin Winter/Getty Images)
El príncipe Harry, en una imagen de archivo. (Kevin Winter/Getty Images)

Parece que no hay día sin polémica para el príncipe Harry. En esta ocasión la prensa británica se le ha echado encima por unas desafortunadas declaraciones en un momento en el que millones de personas han perdido su trabajo a consecuencia de la pandemia, pero hay que poner las palabras en su contexto para entender que su intención no era mala, pero quizás no tuvo en cuenta muchas variables a la hora de hacerlas.

El príncipe Harry ha aconsejado a las personas que se sienten 'atrapadas en trabajos que no les brindan felicidad' que los dejen y dijo que hacerlo era algo que 'celebrar'. Unas manifestaciones que llegan casi dos años después de su marcha de la familia real británica y que él decidiera hacer lo mismo, para cambiarlo por otros más lucrativos.

La prensa sensacionalista británica subraya que vive en una mansión de 14 millones de euros en California y que, además, tiene una serie de acuerdos de patrocinio muy jugosos con empresas que le pagan para representar sus marcas, algo que le ha servido para costear su vida de lujo en Estados Unidos después de que el príncipe Carlos decidiera cerrarle el grifo económico.

placeholder El príncipe Guillermo, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Guillermo, en una imagen de archivo. (EFE)

Estas declaraciones han visto la luz después de que su propio hermano, el príncipe Guillermo. hiciera público cómo su trabajo como piloto de una ambulancia aérea le provocó una crisis de salud mental, después de rescatar a un niño gravemente herido, pero en su caso no dejó esta actividad.

A favor de Harry debemos subrayar que lo hizo para subrayar que el mundo está siendo muy consciente de la importancia de la salud mental. Estas afirmaciones las hizo en una mesa redonda con la revista de negocios estadounidense Fast Company, en la que habló sobre su trabajo en la start up de salud mental BetterUp, que tiene su sede en California.

Una labor comprometida

Este trabajo comenzó a realizarlo el pasado mes de marzo y entre sus labores están la estrategia de productos, filantropía y la promoción pública relacionada con la salud mental. También está involucrado con la iniciativa denominada 'Compromiso del 1%', un movimiento que anima a las empresas para que donen a sus comunidades el 1 por ciento del capital social, el tiempo del personal, el producto o las ganancias.

Esta polémica llega cuando no se ha apagado la anterior, con apenas unas horas entre una y otra... En este caso hablamos de una que involucra a su padre, el príncipe Carlos, y que también está siendo muy alimentada por los tabloides británicos.

placeholder El príncipe Carlos, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Carlos, en una imagen de archivo. (EFE)

El nieto más controvertido de la reina Isabel II ha manifestado que verbalizó su preocupación sobre la figura de Mahfouz Marei Mubarak bin Mahfouz un año antes de que el príncipe de Gales le propusiera a este como candidato para que obtuviera el nombramiento de Comendador de la Orden del Imperio Británico, que finalmente logró en 2016.

El príncipe Harry ha destacado que estaba preocupado sobre las motivaciones de sus 'generosas' donaciones a causas benéficas relacionadas con el príncipe Carlos con la finalidad de obtener no solo la mencionada distinción sino también la ciudadanía británica.

Una dimisión muy sonada

El duque de Sussex sí mantuvo relación con el multimillonario saudí. De hecho, se encontraron en dos ocasiones, pero se dice que rompió toda relación con él en 2014 y el príncipe ha comunicado que no tiene nada que ver con el escándalo de su distinción en 2016.

El príncipe Carlos se ha visto envuelto en muy duras críticas en los últimos meses a consecuencia su relación con Mahfouz y los cientos de miles de libras que el multimillonario donó a su fundación.

El ayudante de cámara del príncipe, Michael Fawcett, se vio obligado a dimitir como director de la Fundación del Príncipe el mes pasado por su rol en este escándalo y fue un gesto doloroso para el príncipe Carlos pues es una persona de su más estricta confianza. En una investigación independiente se ha descubierto que Fawcett habría mantenido contacto con representantes de Mahfouz que estaban tratando de conseguir ese honor a cambio de esas cuantiosas donaciones. Hay quienes incluso estiman que podrían haber alcanzado el millón y medio de libras esterlinas.

placeholder El príncipe Andrés y la reina Isabel II. (Getty)
El príncipe Andrés y la reina Isabel II. (Getty)

El príncipe Carlos, además de haberle hecho entrega de este reconocimiento en una ceremonia privada en el Palacio de Buckingham, mantuvo encuentros con el millonario saudí en Escocia y en Arabia Saudita. Aun así, Clarence House comunicaba ayer que no estaba al tanto de que las donaciones tenían como finalidad conseguir acercarse al príncipe Carlos y recibir un trato de favor por su parte.

La familia real británica está atravesando un momento delicado no solo por esta polémica del príncipe Carlos, que tiene una dimensión menor que la de su hermano Andrés, condenado ya a un aislamiento familiar por su pasada vinculación al desaparecido multimillonario Jeffrey Epstein y a las acusaciones de haber tenido relaciones sexuales con Virginia Roberts cuando esta era menor de edad. Un año muy difícil para la reina Isabel II, por la pérdida de su marido, Felipe de Edimburgo, y por las tribulaciones de sus hijos. Esta misma semana, además, ha perdido a una de sus confidentes, Ann Fortune FitzRoy, la duquesa viuda de Grafton, quien ha estado a su servicio desde su llegada al trono.

Príncipe Harry
El redactor recomienda