El príncipe Carlos y una nueva biografía: la falta de amor de sus padres, al descubierto
  1. Casas Reales
UNA INFANCIA SIN AFECTO

El príncipe Carlos y una nueva biografía: la falta de amor de sus padres, al descubierto

"¿La única muestra de amor que aprendió de sus padres? Estrechar la mano", sentencia la autora Ingrid Seward en este nuevo libro que ofrece detalles íntimos sorprendentes

Foto: El príncipe Carlos y una nueva biografía: la falta de amor de sus padres, al descubierto
El príncipe Carlos y una nueva biografía: la falta de amor de sus padres, al descubierto

Una nueva biografía sobre el príncipe Carlos verá la luz el próximo mes de octubre. 'Prince Philip Revealed', de la biógrafa real Ingrid Seward, desvelará nuevos detalles sobre la infancia del hijo de Isabel II y el duque de Edimburgo y la relación que aquel tenía con sus padres cuando era niño.

'Daily Mail' se ha adelantado a la publicación del libro y ha ofrecido un extracto que desvela la falta de afecto que el pequeño Carlos sufrió, algo que marcó para siempre su manera de relacionarse.

[LEA MÁS: La última llamada de Lady Di, a quién fue y lo que ha ocurrido después]

Según cuenta Seward, el día de su nacimiento, el padre de Carlos de Inglaterra ya pronuncio una frase que pondría de relieve la falta de sensibilidad y emoción ante su hijo. El duque de Edimburgo no estuvo presente en el nacimiento del pequeño porque "estaba jugando al squash". Cuando por fin vio al bebé, dijo que "parecía pudín de ciruela".

Isabel II y Felipe de Edimburgo el día de su boda. (Cordon Press)
Isabel II y Felipe de Edimburgo el día de su boda. (Cordon Press)

Convertido en príncipe heredero con tan solo dos años, cuando Isabel II ascendió al trono de Inglaterra en 1952, el príncipe de Gales sufrió por la ausencia de sus padres, siempre inmersos en numerosos compromisos oficiales. Su madre, Isabel II, se había convertido en reina sin haber tenido tiempo de prepararse para ello. Por su parte, su padre fue asignado como oficial de la Marina en Malta durante dos años. Así, la separación familiar marcó sus primeros años.

A pesar de tener dos hermanos, el futuro monarca no vivió una infancia colmada de amor y cariño. Ya en otra biografía escrita anteriormente por Jonathan Dimbleby, el autor relata que de niño "se asustaba fácilmente con la fuerte personalidad de su padre", quien "le hacía llorar con facilidad" cuando le reprochaba algún comportamiento que consideraba inadecuado. A Isabel II, el príncipe Carlos la recuerda en estas páginas como a una mujer "indiferente y distante".

Isabel II junto al príncipe Carlos el día de su coronacion como Príncipe Gales en 1969. (Getty)
Isabel II junto al príncipe Carlos el día de su coronacion como Príncipe Gales en 1969. (Getty)

"¿La única muestra de amor que aprendió de sus padres? Estrechar la mano", sentencia Ingrid Seward en su nuevo libro. En los primeros extractos publicados en el 'Daily Mail', también se puede leer que Isabel II solía dejar a su hijo en manos de sus niñeras, "las únicas personas que le daban cariño".

El príncipe Carlos encontró las largas separaciones de su madre "muy perturbadoras y confusas", según desvela a la autora el corresponsal oficial de la corte en ese momento, Godfrey Talbot. Esta falta de cariño y ternura marcó la personalidad del padre del príncipe Harry y del príncipe Guillermo en su edad adulta. Según la autora, la princesa Diana aseguró que a su esposo le resultaba muy difícil expresar sus emociones, ya fuera a través de palabras o gestos. "Sus sentimientos parecían haber sido sofocados al nacer", confesó Lady Di en una ocasión.

Foto de archivo del entonces príncipe heredero Akihito y su esposa Michiko recibiendo a Carlos de Inglaterra y Lady Di. (EFE)
Foto de archivo del entonces príncipe heredero Akihito y su esposa Michiko recibiendo a Carlos de Inglaterra y Lady Di. (EFE)

Con el paso de los años, el príncipe Carlos, consciente de su tara sentimental y molesto por no haber recibido los gestos de afecto que tanto deseaba de sus padres, se aseguró de no reproducir el mismo patrón con sus hijos.

La mejor muestra de que algo lo logró fue cuando Diana de Gales murió. Tras la muerte de la princesa, Carlos fue un apoyo importante para los dos hermanos. “Estuvo ahí para nosotros", dijo agradecido Harry durante una entrevista. "Él fue el que se quedó. Trató de hacer todo lo posible y asegurarse de que estuviéramos protegidos y rodeados".

Isabel II Duque de Edimburgo Príncipe Carlos de Inglaterra
El redactor recomienda