Logo El Confidencial
la niña mala del rock ha cumplido los 50

Courtney Love: dos décadas a la sombra de Kurt Cobain

La viuda del líder de Nirvana, de cuya muerte acaban de cumplirse 20 años, ha llegado a los 50 ey muchos ven milagroso que haya cumplido medio siglo de vida

Foto: La cantante, en una imagen de 2011
La cantante, en una imagen de 2011

Que Courtney Love se casase con Kurt Cobain vestida con el traje de novia de Frances Farmer y que a la hija que ambos tuvieron la llamasen como a la desquiciada actriz, ya da muchas pistas sobre el carácter de la cantante y actriz. La viuda del líder de Nirvana, de cuya muerte acaban de cumplirse dos décadas, ha llegado a los 50 esta semana y muchos observan su medio siglo de vida como un auténtico milagro. No es para menos puesto que, entre colocones de ácido, posados sin ropa interior o actitudes propias de una ‘niña mala del rock’, la vocalista del grupo Hole ha dado mucho de sí y, en 50 años, ha vivido cuatro o cinco de las vidas que podría haber vivido alguien de esa edad.

En su favor hay que decir que no tuvo una infancia muy fácil. Hija de un psicoterapeuta y exmánager del grupo Grateful Dead, sufrió el rechazo de su progenitor desde muy pequeña. “Me rodeé de mujeres cuando estaba creciendo porque tuve ese horrible padre psicópata. Ahora estoy tratando de apreciar más a los hombres”, ha dicho en alguna ocasión. Adolescente rebelde donde las haya, encontró en el rock una vocación que encajaba con su forma salvaje de ver la vida. Cuando tenía que hacer algo, incluso casarse porque sí, lo hacía. Por ejemplo, en 1989, con tan sólo 25 años, contrajo matrimonio con el vocalista de The Leaving Trains. Poco tiempo después se separaban y Courtney aducía que la unión no había sido más que una “broma” puesto que James Moreland era un travesti. Ella misma se encargó de pedir la anulación matrimonial.

Kurt Cobain, en una imagen de los 90
Kurt Cobain, en una imagen de los 90

Poco tiempo después, siendo ya vocalista del grupo Hole, le llegó la relación que la convertiría en una celebrity propia de un tiempo, los 90, en el que las cantantes ya no querían ser princesas. Cobain y ella empezaron a salir en otoño de 1991 y desde el principio parecían estar hechos el uno para el otro. Compartían afición musical y afición por el ácido. La boda, celebrada en Waikiki Beach, Honolulú, el 24 de febrero del 92, fue un ejemplo de que el rey del grunge y ella evitaban, casi siempre, cualquier tipo de convencionalismo. Y no sólo porque ella llevase al altar el vestido de Frances Farmer, famosa por las numerosas crisis psiquiátricas que anularon su carrera profesional, sino porque Cobain no le iba a la zaga y vestía un pijama verde.

El matrimonio entre ambos fue breve pero intenso. Según Love, llegó un momento en el que se cansó de ejercer de antídoto a las drogas para Cobain y de cuidar del cantante cuando ella misma tenía sus propias adicciones que tratar. En abril del 94, el solista de Nirvana se suicidaba en su casa de Seattle mientras ella se encontraba en rehabilitación en un centro de Los Ángeles. Los fans de Cobain ya se la tenían jurada, pero desde entonces, mucho más, ya que la acusaron, directamente, de haberlo matado. El exbatería de la formación musical, Dave Grohl, también se convirtió en uno de sus acérrimos enemigos, ya que ambos iniciaron un litigio relacionado con los ‘royalties’ del grupo.

La vida después de Kurt

Una imagen reciente de Courtney Love
Una imagen reciente de Courtney Love

Desde la traumática muerte, la trayectoria vital de Courtney Love inició una escalada de arrestos relacionados con el consumo de drogas y se convirtió en un personaje jugoso para los medios que ansían titulares escandalosos. Sus cambios de orientación religiosa, pese a que se había declarado budista, sus arreglos estéticos y sus polémicas declaraciones, en las que se autodefinía como una “zorra” daban mucho juego a la prensa amarilla. Sin embargo, Love intentaba encauzar su carrera sin éxito. En 1997, por ejemplo, recibió buenas críticas al participar en la película El escándalo de Larry Flint. Por esa época también tenía nuevo novio, Edward Norton. Sin embargo, ni la aventura como actriz ni el romance con Norton, finalizado en 1999, duraron demasiado.

A principios de los 2000 también tuvo una breve relación con Steve Coogan que no acabó de cuajar. Entre operaciones estéticas y desarreglos emocionales, Courtney volvió a ser noticia en 2009 por la pérdida de la custodia de su hija, Frances Bean. Sin embargo, parece que las cosas han vuelto a su cauce con la chica, que hace poco cumplía la mayoría de edad. A los cincuenta años, y tras el torrente de informaciones sobre su carrera, asegura que la basta con “seguir aquí”. Como Amy Winehouse, Janis Joplin o el propio Cobain, dicen que las grandes estrellas mueren a los 27. Courtney Love ha llegado a un simbólico medio siglo con millones de fans que la idolatran a lo largo y ancho del planeta; los mismos que, en el fondo, ansían ser unos chicos malos como ella.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios