El ex de Angélica Rivera cambia de opinión respecto a la ilegalidad de su matrimonio
  1. Celebrities
en méxico se habla de presiones

El ex de Angélica Rivera cambia de opinión respecto a la ilegalidad de su matrimonio

“Está todo en paz y todo en orden”, ha sido lo último que ha dicho José Alberto Castro, a pesar de que él mismo reconoció en un comunicado que había habido irregularidades

Foto: Angélica Rivera, Enrique Peña Nieto y José Alberto Castro
Angélica Rivera, Enrique Peña Nieto y José Alberto Castro

“Eso pregúnteselo a la Iglesia católica”. José Alberto Castro, exmarido de Angélica Rivera, casada en segundas nupcias con el presidente de México,Enrique Peña Nieto, remite a los periodistas a la institución eclesiástica para evitar responder así a las preguntas sobre si su boda con la primera dama fue o no legal. Ahora que el escándalo se hahecho público, el productor quiere guardar silencio al respecto, a pesar de que él mismo informó a la prensa de la presuntas irregularidades en su primer matrimonio a través de un comunicado. “Está todo en paz y todo en orden”, se ha limitado a decir. Pero¿qué ha pasado para que en apenas dos semanas José Alberto haya pasado de querer dar todos los detalles de su enlace con Angélica a ahora optar por la ley del silencio?

En la prensa mexicana lo tienen claro: ha habido presiones. Según informan los medios de comunicación aztecas, es posible que el exmarido de Rivera haya sido advertido de las consecuencias que podrían tener sus palabras. Si recordamos lo que figuraba en el comunicado que envió a principios de febrero, José Alberto aseguraba que cuando confesaron al padre Salinas, conocido como el 'sacerdote de las estrellas', la intención de casarseeste les informó de que no era posible, ya que la unión sería “irregular” y “no tendría validez alguna” porque él no estaba “debidamente delegado”. Sin embargo, la boda llegó a término y dichas irregularidades han terminado saliendo a la luz incluso después de que Angélica obtuviese la nulidad y se casara con el actual presidente mexicano.

El escándalo al respecto en el país azteca ha sido mayúsculo y todos los protagonistas se han visto obligados a pronunciarse. Al principio, el propio Castro lo hizo con valentía, pero con el paso de los días ha preferido que sea la Iglesia católica la que termine de explicar lo sucedido. Este cambio de actitud ha motivado que sean muchos los que crean que ese silencio no sea más que una orden expedida desde arriba, es decir, desde el Gobierno. “No he tenido ningún tipo de presión, ni represión. Ni mucho menos”, se defiende José Alberto ante una prensa incrédula.

¿Tienes un dispositivo móviliOSoAndroid?Descarga laAPPdeVanitatisen tu teléfono otablety no tepierdasla actualidad de nuestros famosos. ParaiOS,pincha aquí,y paraAndroid,aquí.

Angélica Rivera Enrique Peña Nieto
El redactor recomienda