Logo El Confidencial
TODA UNA VIDA JUNTOS

La viuda de Kirk Douglas, su gran amor, a quien fue infiel con grandes estrellas

Anne Buydens, que cumplió 100 años en 2019, tuvo dos hijos con el mítico intérprete de 'Espartaco'

Foto: Kirk Douglas, con su mujer, en 1954. (Reuters)
Kirk Douglas, con su mujer, en 1954. (Reuters)

La vida sentimental de Kirk Douglas fue, al menos de puertas afuera, relativamente tranquila durante casi siete décadas y fue placidez lo que transmitió en su segundo matrimonio con la cosmopolita Anne Buydens, también centenaria, después de otra relación bastante tormentosa.

Esa es la conclusión que podemos sacar del libro de memorias de Diana Douglas, con quien estuvo casado entre 1943 y 1951, ya fallecida víctima de un cáncer el 3 de julio 2015 a la edad de 92 años. Corría 1999 y después de años demostrando que mantenían una buena relación, pese a llevar vidas separadas, publicó 'In the Wings' ('En las alas'), donde acusaba al protagonista de 'Espartaco' de ser adicto a las drogas y le definió como una "ave de rapiña sexualmente voraz". También manifestó que ella había tenido un 'affair' con Errol Flynn durante su matrinonio.

Dicen que Kirk Douglas se enfadó tanto con su ex que incluso amenazó con no acudir a la boda de su hijo Michael con Catherine Zeta-Jones si ella asistía, pero las aguas volvieron a su cauce y recuperaron el espíritu de concordia que mantuvieron por el bien de sus hijos, el ya mencionado ganador del Oscar por 'Wall Street' y Joel, productor de películas como 'Tras el corazón verde' y 'La joya del Nilo', protagonizadas por su hermano.

Kirk Douglas, con su exmujer, Diana, su hijo Michael y su nieto, Cameron. (Getty)
Kirk Douglas, con su exmujer, Diana, su hijo Michael y su nieto, Cameron. (Getty)

Tras su divorcio, ninguno de los dos perdió el tiempo. Diana se casó en dos ocasiones más, la primera con el productor de Broadway Bill Darrid, que falleció en 1992, y después con Donald Webster, quien trabajó en la administración Nixon, mientras que Douglas conoció a la que fue el gran amor de su vida en 1953. En aquel entonces, el actor encarnaba el epítome de la masculinidad y era uno de los hombres más deseados del planeta.

Por eso, Kirk Douglas, en todo el esplendor de su fama, no entendió muy bien por qué Buydens le rechazó la primera vez que le propuso una cita. Ella trabajaba en aquel entonces como publicista y vivía en París cuando un fotógrafo amigo suyo le presentó al que acabaría siendo su marido en el rodaje de la película 'Acto de amor', en la que también intervenía una jovencísima Brigitte Bardot. "Yo pensé entonces: 'Voy a llevar a esta belleza a cenar al más romántico y caro restaurante de París, La Tour d'Argent. Seguro que va a aprobar mi buen gusto y mi capacidad de conseguir una reserva en el último minuto", manifestó en en una entrevista en 'Los Angeles Times'.

Una relación intensa

Como decimos, declinó su oferta y le respondió que prefería irse a casa y prepararse ella misma unos huevos revueltos. "Es la mujer más difícil que he conocido. Vamos a ver, que yo era una estrella. y la invité a cenar y me dijo que muchas gracias, pero que estaba muy cansada", manifestó con humor en otra entrevista en 'USA Today'. Y él mismo admitiría más tarde cuál había sido la clave para que las cosas cambiaran: que en lugar de hablar de sí mismo, empezó a escucharla.

Su historia se consolidó después de que Kirk hiciera esfuerzos ingentes por demostrarle que lo suyo iba en serio y que tenía muchas más cualidades que las que se le atribuían. Se casaron en 1954 y su relación fue muy intensa, tanto que Buyden le escribió en 1956 que le echaba mucho de menos en unos términos propios de una novela de amor del siglo XIX: "Me siento triste y deprimida. No creo que nunca haya querido estar cerca de ti tanto como en este momento. El papel del baño es demasiado duro, el café es muy fuerte, los teléfonos son imposibles... ", manifestaba en una de las cartas que recoge su libro 'Kirk and Anne: Letters of Love, Laughter, and a Lifetime in Hollywood' (Kirk y Anne: cartas de amor, risa y una vida en Hollywood).

Kirk y su mujer, Anne, en una imagen de archivo. (Reuters)
Kirk y su mujer, Anne, en una imagen de archivo. (Reuters)

Sin embargo, Kirk Douglas no fue fiel a su mujer, ni mucho menos. Tuvo relaciones extramatrimoniales con Rita Hayworth, Patricia Neal y la hija de Joan Crawford, Christina: "Kirk nunca trató de ocultarme sus tonterías. Como europea, comprendí que no era realista esperar total fidelidad en un matrimonio". Aún así, pese a ese talante, las peleas eran inevitables, como le escribió el actor después de una de sus disputas: "Tengo la sensación de que no volverás esta noche. ¡Espero estar equivocado! Ha sido un mal día para mí y probablemente peor para ti... pero espero que estés aquí para leer esto y que te encontraré cuando regrese. De repente parece estúpido que vaya a cenar sin ti. ¡Porque lo creas o no, te amo!".

Padres de dos hijos, su mayor tragedia fue la pérdida de Eric, también actor, que falleció de una sobredosis a los 46 años, y Buyens también tuvo que superar un cáncer de pecho. La apoplejía que sufrió el actor y que le mermó sus capacidades para hablar fue otro momento en el que se mostraron unidos y sólidos, como lo fue su pareja, pese a todos los contratiempos que hemos relatado.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios