Logo El Confidencial
¿EN SERIO?

Kanye West: su exguardaespaldas desvela algunas de sus extravagancias más curiosas

Steve Stanulis asegura que el rapero tenía una serie de "reglas ridículas" y le tacha de "voluble y caprichoso". Estas son algunas de las muchas curiosidades

Foto:  Kanye West. (Getty)
Kanye West. (Getty)

Frank Sinatra dejó escrito que dentro de su ataúd colocaran una botella de whisky, un encendedor Zippo y 10 centavos; David y Victoria Beckham contrataron a alguien para que abriera sus regalos de Navidad; Michael Jackson coleccionaba momias egipcias y la obsesión de Katy Perry por lucir una dentadura perfecta la lleva a cepillarse los dientes hasta seis veces al día. Estas son solo algunas gotas en el océano de extravagancias de los famosos. Y el penúltimo en sumarse a esta excéntrica lista ha sido el rapero Kanye West.

El responsable de que hayan salido a la luz algunas de sus curiosas costumbres es el exguardaespaldas del marido de Kim Kardashian, Steve Stanulis, un antiguo agente de la policía de Nueva York, que también ha trabajado para estrellas como Cameron Diaz o Leonardo DiCaprio.

Gracias a esta 'garganta profunda', en declaraciones que recoge 'The Sun', hemos podido saber por ejemplo que West era una persona "voluble y caprichosa" y tenía unas "reglas ridículas" que Stanulis se veía forzado a cumplir pese a que iban claramente en contra de su propio trabajo.

Entre otras cosas, el músico, para el que trabajó en 2016 y del que claramente no guarda un buen recuerdo, le exigía que caminara "diez pasos detrás de él" cuando iban por la calle. "Así que, obviamente, si alguien se quería acercar para hacerle algo, para cuando yo hubiera podido llegar corriendo, ese 'algo' ya habría ocurrido", explica el expolicía con resignación.

[LEER MÁS. Caniches de uniforme y tatus falsos: las excentricidades del rey de Tailandia]

También asegura que tanto él como Kim avisaban a los paparazzi antes de ir a cualquier lado: "No es posible que cada vez que fueran a salir, toda esa gente lo supiera. Alguien les estaba llamando de antemano". Y como colofón, recuerda que West se enfadaba si él se metía en medio y les estropeaba la foto.

Entre las anécdotas que Stanulis rememora sobre el que fuera su jefe, está la ocasión en la que hospedándose en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York, el rapero –bajo los efectos del alcohol– se equivocó de habitación y en vez de entrar en la suya, lo hizo en la de un dignatario italiano. "Aquello fue como un duelo mexicano".

 Kim y Kanye, en la gala MET de 2016. (Getty)
Kim y Kanye, en la gala MET de 2016. (Getty)

La última anécdota que ha sacado a la luz el guardaespaldas tuvo lugar durante su primer día de trabajo para West, cuando el también diseñador de zapatillas se puso a vociferar y a despotricar porque él no había pulsado el botón correcto del ascensor.

Stanulis, que supuestamente fue despedido por 'atreverse' a hablar a Kim Kardashian durante la gala MET, también ha declarado en una ocasión anterior que el famoso robo de joyas que la pareja sufrió en París fue un "truco publicitario". Pese a todo, en una reciente publicación en su Instagram ha querido desmarcarse de las declaraciones que recogía el tabloide británico, asegurando que se han sacado de contexto y calificando a Kanye West como "incansable trabajador" y "talentoso en todos los aspectos de su vida".

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios