Gene Tierney: el triste final en Hollywood de 'la mujer más bella del mundo'
  1. Celebrities
Caída desde la cima

Gene Tierney: el triste final en Hollywood de 'la mujer más bella del mundo'

A pesar de su indudable éxito en la meca del cine, la actriz jamás superó un hecho que marcó su vida para siempre

Foto: Gene Tierney y Clark Gable, en el rodaje de 'Nunca me abandones'. (Getty)
Gene Tierney y Clark Gable, en el rodaje de 'Nunca me abandones'. (Getty)

Al hablar de la meca del cine, siempre nos gusta mirar el lado más glamuroso de Hollywood, con míticas películas que nos transportan a otros tiempos, sus alfombras rojas y estrenos espectaculares. Sin embargo, como ya sospechabas, no es oro todo lo que reluce en Los Ángeles.

De hecho, podríamos estar horas hablando de escándalos, peleas o delitos que han tenido lugar en los últimos meses en la ciudad de las estrellas. Sin embargo, hoy queremos mirar más hacia el pasado, para regresar a las colinas de la meca del cine clásico de los años 40 y 50.

Fotograma de en la película 'Laura', de 1944. (20th Century Fox)
Fotograma de en la película 'Laura', de 1944. (20th Century Fox)

La época dorada del séptimo arte donde todo era perfecto, o al menos debía parecerlo. Así, la historia de la actriz Gene Tierney intentó ser tapada por los grandes estudios y la prensa, que no querían dramas que enturbiaran ese brillo hollywoodiense.

La intérprete era uno de los rostros más famosos de la época, protagonizando grandes clásicos como 'Laura', 'El diablo dijo no', 'El telón de acero' o 'Que el cielo la juzgue', por la que fue nominada al Oscar a mejor actriz en 1945.

'La mujer más bella del mundo', incluso para JFK

Sin olvidar que logró hitos como cobrar cinco veces más de lo establecido para actrices debutantes en su primera película y que si la productora 20th Century Fox no le daba trabajo, en tres días su contrato se rescindiría (algo muy poco habitual entonces, cuando el actor era casi un esclavo exclusivo del estudio)

Una prolífica carrera en la que, además de su talento, enseguida sobresalió por su físico. De hecho, el director y productor Otto Preminger le puso el sobrenombre por el que se haría popular, 'la mujer más bella del mundo'.

Cornel Wilde y Gene Tierney, en la película 'Que el cielo la juzgue', de 1945. (20th Century Fox)
Cornel Wilde y Gene Tierney, en la película 'Que el cielo la juzgue', de 1945. (20th Century Fox)

Sin embargo, sus éxitos en Hollywood en los años 40 y 50 escondían un profundo drama personal. Tras casarse con el prestigio diseñador Oleg Cassini (el creador del estilo de Jacqueline Kennedy o de Grace Kelly), a lo largo de la II Guerra Mundial visitó en varias ocasiones a los soldados para darles ánimos en Los Ángeles antes de partir a luchar en el Pacífico.

Unas reuniones organizadas que cambiaron su vida, ya que estando embarazada en una de ellas contrajo la rubeola (para la que ahora hay vacuna) al saludar a una oficial del ejército que le dijo que era su actriz favorita. Una enfermedad que provocó que Daria, su primera hija, naciera con discapacidad mental, sorda y ciega.

"¿No cogería la rubeola por aquella época?"

Sintiéndose siempre culpable por aquel suceso, sufrió una grave depresión y se alejó del mundo del cine. Sin embargo, el nacimiento de su segunda hija, Cristina, le ayudó a recuperarse. Años después se divorciaría de su primer marido e iniciaría un romance con el entonces senador John Fitzgerald Kennedy, pero ante la oposición de la familia del político, su amor llegó de forma abrupta a su final.

Un golpe que no sería lo que haría que se hundiera de nuevo. Un día, la actriz se encontró con una mujer que le confesó ser una gran admiradora de su trabajo. De hecho, tanta era su admiración que le aseguró que durante la II Guerra Mundial llegó a saltarse la cuarentena por rubeola para ir a saludarla y estrecharle la mano. Las crónicas asegura que la oficial del ejército le preguntó: "¿No cogería usted la rubeola por aquella época, verdad?".

Gene Tierney y Clark Gable, en el rodaje de 'Nunca me abandones', de 1953. (Getty)
Gene Tierney y Clark Gable, en el rodaje de 'Nunca me abandones', de 1953. (Getty)

"Después de aquello dejó de importarme el volver a ser la actriz preferida de nadie", escribió en 'Autorretrato', su biografía. Una historia que impactó muchísimo a la sociedad de entonces porque recordó la importancia de seguir las recomendaciones médicas no solo para protegernos a nosotros mismos, sino también cuidar de los demás frente a las posibles consecuencias (que nos van a contar que no sepamos en este 2020).

Una muestra de este shock general la encontramos en que Agatha Christie basó una de sus novelas más conocidas, 'Espejo roto', en este caso (puedes comprarla aquí). De nuevo centrándonos en la actriz, fue horrible para su salud mental. Se intentó suicidar, vivió varias crisis depresivas y fue internada en un psiquiátrico donde sufrió terapias tan agresivas como el electroshock que le provocaron pérdidas de memoria.

Centrada en su labor solidaria

Un triste final para su carrera en Hollywood, al que volvió de la mano de uno de sus grandes amigos en la industria, Otto Preminger. Su regreso al trabajo se produjo en 1962 tras siete años de parón con otro clásico como 'Tempestad sobre Washington'. A esta cinta se unirían esporádicas películas y series de televisión.

Casada con su segundo marido durante más de 20 años, el empresario W. Howard Lee, en sus últimos años estuvo más centrada en su labor filantrópica para ayudar a instituciones relacionadas con la discapacidad y diversidad funcional infantil. Especialmente desde que se quedó viuda en 1981.

via GIPHY

Cinco años después, en 1986 fue la primera galardonada con el Premio Donostia del Festival de San Sebastián y fallecería a causa de un enfisema pulmonar en 1991 a consecuencia de su gran adicción al tabaco.

El próximo 19 de noviembre de 2020 se cumplen 100 años de su nacimiento. Una excusa perfecta para pasarnos por algún videoclub, tienda o plataforma digital y recuperar clásicos como 'Laura' (compra en Amazon aquí), 'Que el cielo la juzgue' (compra en Amazon aquí), 'El embrujo de Shanghay' (compra en Amazon aquí) o 'El telón de acero' (compra en Amazon aquí).

Hollywood Actores y actrices Noticias de Famosos
El redactor recomienda