La expareja de Epstein y el príncipe Andrés ante el juicio del año: ¿iguales ante la ley?
  1. Celebrities
MÁXIMA EXPECTACIÓN

La expareja de Epstein y el príncipe Andrés ante el juicio del año: ¿iguales ante la ley?

Mientras que Ghislaine Maxwell podría enfrentarse a décadas en prisión, el duque de York va a dejar de ser investigado en el Reino Unido, aunque podría tener que declarar en EEUU

Foto: Ghislaine Maxwell, en una imagen de archivo. (Reuters)
Ghislaine Maxwell, en una imagen de archivo. (Reuters)

Antes de adentrarnos en materia, convendría tener en cuenta estas proféticas declaraciones de Nigel Cawthorne, biógrafo del príncipe Andrés de Inglaterra, realizadas para Vanitatis el pasado mes de febrero: "Hay una situación legal aquí que realmente no comprendo. El pasado mes de junio, el fiscal general de Estados Unidos pidió colaboración al Home Office británico en este asunto para entrevistar al príncipe Andrés apelando al tratado de asistencia jurídica mutua. Ese tratado dice que si el príncipe Andrés no respondía al Departamento de Justicia de Estados Unidos en el plazo de 21 días, el Home Office enviaría a un agente de Scotland Yard para hacerle las preguntas cuyas respuestas requerían desde allí. Y que si no lo hacía, sería llamado a un tribunal público a responderlas. Nada de esto ha ocurrido, así que nuestro Gobierno está violando este tratado con Estados Unidos".

El pasado mes de septiembre, encontramos parcialmente respuesta a esta pregunta cuando el Tribunal Superior de Justicia del Reino Unido decidió tomar cartas en el asunto, lo que abriría la puerta a que el hijo de Isabel II tuviera que declarar ante la justicia americana. Su abogado estadounidense, Andrew B. Brettler, declaraba entonces que la demanda de Virginia Giuffre, que le acusa de haber abusado sexualmente de ella cuando era menor de edad, es "infundada, inviable y potencialmente ilegal", y que además no se había entregado debidamente a su cliente. Así que el propio tribunal británico se ofreció a hacerle entrega de la misma al duque de York, que en aquel momento se encontraba visitando a su madre la reina Isabel II, en Balmoral, en Escocia. O lo que es lo mismo, que se ha acabado el tiempo de estar jugando al gato y al ratón.

placeholder El abogado David Boies y su cliente Virginia Giuffre, en una imagen de archivo. (Reuters)
El abogado David Boies y su cliente Virginia Giuffre, en una imagen de archivo. (Reuters)

No todo va a ser negativo para él. En estos días llega una noticia favorable para el príncipe Andrés respecto a este espinoso asunto que le persigue y que, según palabras del biógrafo del príncipe, ha conseguido eludir "escondiéndose detrás de los muros de palacio" (recuerden este entrecomillado porque es una frase que ha utilizado apenas hace unos días el abogado de su supuesta víctima). La policía de Londres ha decidido no tomar más medidas contra el duque de York, a propósito de las acusaciones de Virginia Giuffre, quien, como decimos, le ha demandado en Nueva York, acusándole de haber abusado sexualmente de ella cuando era menor de edad.

Más posibles casos

La policía ha tomado esta decisión después de revisar toda la documentación aportada en el caso, incluida la publicada en agosto de este año como parte de la demanda de Giuffre, supuesta víctima a su vez del multimillonario condenado y amigo del duque de York, Jeffrey Epstein, que fue encontrado muerto en su celda de Nueva York el 10 de agosto de 2019. "Esta revisión ha concluido y no vamos a tomar más medidas", manifestaron mediante un comunicado las fuerzas del orden inglesas.

La policía metropolitana (MET en inglés) también ha desvelado que tampoco va a mover ficha después de revisar una serie de denuncias desveladas por Channel 4 News el pasado mes de junio. Una demoledora conclusión fruto del periodismo de investigación de la cadena que manifestaba que un gran número de mujeres y niñas habían sido víctimas de abusos y se había traficado con ellas en el Reino Unido durante más de una década de manos del propio Epstein y su expareja, la socialite británica Ghislaine Maxwell, quien se ha declarado inocente de los cargos que se le imputan. "También revisamos la información que nos pasó una organización de medios en junio de 2021. Esta revisión está completa y no se tomarán medidas", zanja la policía.

placeholder Donald Trump, Melania Trump, Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell (a la derecha), en una foto de archivo. (Netflix)
Donald Trump, Melania Trump, Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell (a la derecha), en una foto de archivo. (Netflix)

Recordemos que Giuffre manifiesta que el príncipe Andrés abusó de ella por invitación de Epstein y Maxwell, en casa de esta en Londres y en la casa del empresario en Manhattan y su isla privada en las Islas Vírgenes, como se narraba en el documental de Netflix 'Jeffrey Epstein, asquerosamente rico'. Tanto Buckingham como el príncipe Andrés lo han negado categóricamente, pero el escándalo ha sido de tal magnitud que el supuestamente hijo favorito de Isabel II ha sido apartado por completo de la vida pública. De momento, su condena por su amistad con Epstein y estas acusaciones no es otra que el ostracismo social. No en vano hasta su propia familia le percibe "como una amenaza", según ha publicado 'The Sunday Times'.

¿Qué va a ocurrir con la ex de Epstein? En este caso la incógnita es mayor... Volvamos a las predicciones de Nigel Cawthorne para Vanitatis: "Hasta el momento se ha defendido bastante bien y ella tiene, además, información peligrosa de gente muy importante. Debemos recordar que Donald Trump y Bill Clinton también están relacionados en este asunto. Es difícil de entender que no les haya puesto ya a los pies de los caballos, pero cuando llegue a los tribunales, mucho de este material podría salir a la luz".

Un documental muy esperado

El futuro de Maxwell sigue siendo incierto y por eso la expectación es máxima. Tanto es así que se está grabando un documental que promete generar una gran controversia y, sobre todo, audiencia. De momento, sabemos que 'Ghislaine Maxwell: Life on trial' ha arrasado en ventas en el mercado Mipcom que se ha celebrado en Cannes y ha sido adquirido por la plataforma Starz, lo que permitirá que se vea en todo el mundo. Y eso que estamos hablando solo de un proyecto en fase de elaboración y rodaje. Sus derechos se han vendido también a diversos países de Hispanoamérica a través de HBO Latin America y se han cerrado acuerdos con distintos mercados europeos. En el Reino Unido lo estrenará Channel 4 una vez que haya concluido el juicio y haya sentencia.

Según ha trascendido, en este documental dirigido por Erica Gornall se relatará cómo se produjo su caída desde las élites financieras y políticas del Reino Unido y de Estados Unidos (su padre fue el magnate de la comunicación Robert Maxwell) a una celda en Nueva York. Con esta finalidad, en estos meses previos al juicio están entrevistando a distintas personas para narrar su privilegiada infancia en Oxford, cómo se movía como pez en el agua entre las figuras más prominentes del mundo, hasta acabar en la penitenciaría estatal de Brooklyn, donde, como veremos, vive en unas condiciones muy alejadas del lujo extremo al que estaba habituada. El equipo ha seguido todo el proceso legal y lo seguirá haciendo todo este otoño, con testimonios de periodistas y juristas cercanos al caso.

placeholder El príncipe Andrés de Inglaterra, en el campeonato de golf de Abu Dabi. (Getty)
El príncipe Andrés de Inglaterra, en el campeonato de golf de Abu Dabi. (Getty)

Maxwell fue detenida en julio de 2020 y hará frente a un complicado juicio el próximo mes de noviembre por haber ayudado a Epstein a "reclutar, preparar y abusar sexualmente a niñas menores de edad" entre 1994 y 2004. Por el contrario, al príncipe Andrés no se le ha imputado ningún delito, todavía. El juez Lewis Kaplan que instruye el caso tiene la certeza de que tarde o temprano se le podría entregar la demanda de su supuesta víctima al duque de York y cree que las partes deben pasar ya al fondo de la cuestión para determinar su inocencia o culpabilidad.

El abogado de Giuffre, David Boies, ha manifestado que cree que es probable ahora que la demanda avance más rápidamente y que Andrés tenga que declarar: "No creo que estas tácticas dilatorias le vengan bien. Eludir su responsabilidad y esconderse en palacio solo le hace quedar mal. No entiendo qué tipo de manual de estrategias están usando".

Entre roedores y cucarachas

El equipo legal de Maxwell, por su parte, se ha empleado a fondo para intentar que recupere su libertad, pero sin éxito. Aseguran que está recibiendo malos tratos, que está perdiendo el cabello, que recibe comidas calentadas en el microondas con el plástico derretido sobre los alimentos, que el agua que bebe no es potable y que está confinada en solitario 'de facto'. Además de recibir su correo con meses de retraso, lo que está dificultando de alguna manera la preparación de su propia defensa. Otras cuestiones que subrayan es que vive en en una celda impregnada del olor de los inodoros atascados y que hay una gran cantidad de cucarachas y roedores pululando por las instalaciones de la penitenciaría, según ha quedado plasmado en una carta presentada ante el tribunal por su abogada, Bobbi C. Sternheim.

La gran cita judicial de este final de 2021 llegará el 29 de noviembre. El resultado es una gran incógnita. Sobre lo que sí parece haber consenso es sobre que pueden salir testimonios que no dejen en buen lugar al príncipe Andrés.

Príncipe Andrés
El redactor recomienda