La cumbre de Balmoral: Isabel II y Carlos enfrentados por el castigo al príncipe Andrés
  1. Casas Reales
PRIMERAS REPRESALIAS

La cumbre de Balmoral: Isabel II y Carlos enfrentados por el castigo al príncipe Andrés

El duque de York cuenta con el apoyo de la reina Isabel, pero no de su hermano mayor, que está dispuesto a fulminar cualquier mínima vinculación de Andrés con la Corona

Foto: El príncipe Andrés en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Andrés en una imagen de archivo. (EFE)

Lo de las tensiones familiares en vacaciones entre cuñados, hermanos, primos y demás familia puede parecer un tópico. Pero desde luego estos días en Balmoral el tópico se está haciendo realidad. Porque hay un asunto que tratar en la residencia de vacaciones de la reina Isabel y que tiene dividida a la familia: qué hacer con el príncipe Andrés, tras la denuncia por abuso de menores interpuesta por Virginia Giuffre este pasado lunes en un tribunal de Nueva York. Un tema que tiene dos 'equipos' enfrentados y un campo de juego, Balmoral.

Allí se reúnen estos días muchos miembros de la familia Windsor, que acompañan a la monarca en su primer verano como viuda, tras el fallecimiento del duque de Edimburgo, el pasado abril. Pero la estancia en esta finca escocesa, a la que Isabel II llegaba hace unos días, no ha sido tan apacible como se esperaba, dado el escándalo que ha puesto esta demanda al duque de York. Hasta Balmoral se han desplazado los duques de Cambridge con sus hijos, que se alojan en una pequeña casa en los vastos terrenos de la propiedad, además de los condes de Wessex con Lord James y Lady Louise. Y por supuesto, del propio Andrés junto a Sarah Ferguson.

placeholder La reina Isabel, montando a caballo en Balmoral, en una imagen de archivo. (Reuters)
La reina Isabel, montando a caballo en Balmoral, en una imagen de archivo. (Reuters)

El último que ha sido visto camino de Escocia ha sido el príncipe Carlos junto a Camilla, para instalarse en Birkhall, la propiedad que tienen también cerca de Blamoral. Así que la reunión para tratar la espinosa denuncia al duque de York es más que inminente. Y hay, como decíamos, dos bandos: los que a pesar de todo apoyan al príncipe Andrés y los que, como el Príncipe de Gales, quieren escenificar la decencia de la institución a través de represalias ejemplarizantes a su hermano pequeño para que el escándalo salpique lo menos posible a la Corona.

En el primer bando estarían la reina Isabel y Sarah Ferguson, además de las princesas Beatriz y Eugenia. Una posición lógica, primero por los lazos familiares; segundo, porque las tres últimas no representan a la monarquía. Las cuatro le han mostrado un apoyo incondicional, al menos en público. Ya solo el hecho de verlo en Balmoral indica que es más que bienvenido por su madre en cualquier situación, algo con lo que no estaría muy de acuerdo el príncipe Carlos, según apuntarían los periodistas británicos cercanos a los Windsor.

placeholder La reina Isabel, en su última aparición en público con Andrés. (Reuters)
La reina Isabel, en su última aparición en público con Andrés. (Reuters)

Y en esta especie de 'cruzada contra Andrés', el de Gales habría hecho equipo con su hijo mayor, el príncipe Guillermo. La Corona es lo primero. Y si ya la relación entre los hermanos no era especialmente estrecha, ahora directamente es nula y bastante tensa, cosa que tampoco es de extrañar, dado el flaco favor que el duque de York ha hecho a la institución entre los últimos tiempos. Guillermo y Carlos están especialmente preocupados por cómo afectará todo el asunto tanto a la monarquía en sí como, ya de forma personal, a la propia reina Isabel.

Lo más importante es que la imagen de la Corona está en juego y no puede verse empañada por el príncipe Andrés. Así que las primeras decisiones ya han llegado. De momento, una fuente de palacio ha asegurado que el duque de York no volverá nunca a la vida pública. Y eso incluye citas que podrían considerarse familiares, como el Jubileo de Platino de la monarca, que se celebrará en junio de 2022, con varios días previstos con diferentes fastos. Una cita en la que se espera a toda la familia, incluidos Harry y Meghan, pero a la que Andrés no va a asistir por estricta decisión del príncipe Carlos, según la misma fuente.

placeholder El príncipe Carlos, en una imagen reciente en Escocia. (Reuters)
El príncipe Carlos, en una imagen reciente en Escocia. (Reuters)

Ahora bien, el que el duque de York parezca totalmente desaparecido y como si no existiesa para la familia real británica no va a ser el único 'castigo' que se le imponga. Hay otra conversación pendiente sobre sus títulos militares, que previsiblemente le serán despojados, al menos de forma temporal hasta que se resuelva la demanda. Según 'The Telegraph', una fuente de alto rango de la Marina dijo que "es hora de que Andrés notifique a las organizaciones militares pertinentes que se retirará para no avergonzar a la nación debido a las acusaciones".

El Duque de York es actualmente Coronel de la Guardia de Granaderos, Vicealmirante de la Armada, Almirante del Cuerpo de Cadetes del Mar y Comandante en Jefe de la Armada Aérea de la Flota de la Armada. Títulos, todos ellos, que tendrán que ser distribuidos entre el resto de miembros del núcleo duro de la Casa Real, como ya pasó recientemente con los del príncipe Harry tras el 'Megxit' o el duque de Edimburgo tras su fallecimiento.

Príncipe Andrés Isabel II Príncipe Carlos de Inglaterra
El redactor recomienda