Dietas: La dieta marina para adelgazar (incluso) durante tus vacaciones. Noticias de Belleza
alimentación

La dieta marina para adelgazar (incluso) durante tus vacaciones

Quitarse el chiringuito de encima durante las vacaciones es posible. ¿Cómo? Gracias a estos productos procedentes del mar capaces de ayudarte a controlar tu peso durante tus días de relax

Foto: Existen alimentos de temporada con un alto valor nutricional y con los que puedes controlar tu peso en vacaciones. (Foto: Wildfox)
Existen alimentos de temporada con un alto valor nutricional y con los que puedes controlar tu peso en vacaciones. (Foto: Wildfox)

Hay vida más allá de la sandía y el melón. Existen otros alimentos, menos conocidos, y procedentes del mar, que son bajos en calorías y muy ricos en agua, ácidos grasos saludables, vitaminas, antioxidantes y minerales, que nos pueden ayudar a luchar contra los radicales libres que nos envejecen prematuramente, y a pasar los rigores del verano con nota. Aquí, ocho productos que pueden consumir durante tus días de relax y regresar, incluso, con kilos de menos tras las vacaciones.

1. Algas rojas: “La más conocida es el Agar Agar que es muy rica en agua, proteínas, fibra prebiótica, potasio, magnesio, yodo, calcio y hierro. Se recomienda su consumo para evitar el estreñimiento, mejorar la flora intestinal y “arrastrar” el exceso de grasas y el colesterol malo", según el orientador en salud Ata Pouramini de Quiropractic Valencia. Se puede tomar en cápsulas y es ideal para espesar caldos fríos, cremas veraniegas y hacer gelatinas.

2. Lechuga de mar: Es un alga marina que se caracteriza por tener largas hojas verdes, muy parecidas a las de la lechuga, de ahí su nombre. “Es rica en ácido grasos Omega 3, proteínas, hidratos de carbono, fibra, sodio, calcio, yodo, hierro –50 veces más que las espinacas– y magnesio. Además contienen vitaminas A –dos veces más que la col–, B12, C –10 veces más que la naranja–, ácido fólico y vitamina E antioxidante”, asegura la nutricionista Itziar Digón. Se comercializa deshidratada y en conserva, y se puede añadir en ensaladas, tostadas o tomar hervida.

3. Wakame: Esta alga parda japonesa es muy rica en yodo y oligoelementos, pero sobre todo destaca sobre las demás por su alto contenido en potasio, calcio y magnesio. “Tiene gran cantidad de pigmentos fotosintéticos –clorofila y xantofilas–, de propiedades antioxidantes y depurativas, que ayudan a contrarrestar los efectos de los radicales libres y a combatir el envejecimiento prematuro”, según Pouramini. Se puede añadir a las ensaladas, sopas y salteados.

4. Sardinas: Este pescado azul graso es un clásico veraniego y se puede encontrar a muy buen precio los meses de julio y agosto. “Posee casi 10 gramos de grasa por cada 100 gramos de carne y es muy buena fuente de ácidos grasos Omega 3, que ayudan a disminuir los niveles de colesterol malo y triglicéridos. Además es una excelente fuente de minerales –fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y yodo– y vitaminas liposolubles como la A, la D y la E, de propiedades antioxidantes y capaces de luchar contra el envejecimiento de órganos, tejidos y piel”, apunta la doctora Digón.

5. Caballa: Es otro pez de temporada, azul y graso. Al igual que la sardina, 100 gramos de porción aportan 10 gramos de grasa y es un pescado rico en ácidos grasos Omega 3, que ayudan a disminuir los niveles de colesterol malo y triglicéridos. “También supone una fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas A, B12, D y E y minerales –potasio, fósforo, magnesio y yodo-, que le convierten en una fuente de energía muy recomendable para viajes, sobreesfuerzos y fatiga, tanto física como nerviosa”, asegura Pouramini.

6. Ostras: Son un marisco rico en ácidos grasos Omega 3, que previenen de enfermedades cardiovasculares. “Y son particularmente ricas en minerales como el zinc, el selenio, el hierro y el calcio, que refuerzan el sistema inmunológico, previenen la anemia y protegen la piel, los huesos y el organismo. También contienen proteínas, como la elastina, que previenen la formación de arrugas y la flacidez, y fortalecen cabello y uñas”, revela la Dra. Digón. Es fundamental que estén frescas y si se comen crudas deben estar vivas. Para aportarles mejor sabor se les puede añadir limón. Cuidado con su abuso, ya que pueden elevar los niveles de ácido úrico.

7. Mejillones: “Este marisco es rico en proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos Omega 3 que previenen de enfermedades cardiovasculares, selenio y manganeso –que protegen el sistema inmunológico y los huesos-, además de en yodo, que regula los niveles de colesterol, ayuda a procesar los hidratos de carbono y a fortalecer la piel, el cabello y las uñas. Y tiene altos valores de vitaminas A, B12 y C, fundamentales para la salud del sistema nervioso y la juventud cutáneas”, detalla Pouramini. Se pueden tomar cocidos simplemente, cocinados a la marinera o con un picadillo de pimiento, cebolla y tomate.

8. Merluza: Es un pescado blanco que está en temporada en agosto. “Tiene un contenido graso y calórico bajos –aporta en torno a 65 calorías y menos de 2 gramos de grasa por 100 gramos–, por lo que es muy recomendable en caso de sobrepeso, siempre que se cocine a la plancha o al horno. También es rica en proteínas de alto valor biológico, vitaminas, sobre todo del grupo B, y minerales como el potasio, el fósforo y el magnesio, que regulan el sistema nervioso”, concluye la nutricionista.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios