alimentación

La dieta marina para adelgazar (incluso) durante tus vacaciones

Quitarse el chiringuito de encima durante las vacaciones es posible. ¿Cómo? Gracias a estos productos procedentes del mar capaces de ayudarte a controlar tu peso durante tus días de relax

Foto: Existen alimentos de temporada con un alto valor nutricional y con los que puedes controlar tu peso en vacaciones. (Foto: Wildfox)
Existen alimentos de temporada con un alto valor nutricional y con los que puedes controlar tu peso en vacaciones. (Foto: Wildfox)

Hay vida más allá de la sandía y el melón. Existen otros alimentos, menos conocidos, y procedentes del mar, que son bajos en calorías y muy ricos en agua, ácidos grasos saludables, vitaminas, antioxidantes y minerales, que nos pueden ayudar a luchar contra los radicales libres que nos envejecen prematuramente, y a pasar los rigores del verano con nota. Aquí, ocho productos que pueden consumir durante tus días de relax y regresar, incluso, con kilos de menos tras las vacaciones.

1. Algas rojas: “La más conocida es el Agar Agar que es muy rica en agua, proteínas, fibra prebiótica, potasio, magnesio, yodo, calcio y hierro. Se recomienda su consumo para evitar el estreñimiento, mejorar la flora intestinal y “arrastrar” el exceso de grasas y el colesterol malo", según el orientador en salud Ata Pouramini de Quiropractic Valencia. Se puede tomar en cápsulas y es ideal para espesar caldos fríos, cremas veraniegas y hacer gelatinas.

2. Lechuga de mar: Es un alga marina que se caracteriza por tener largas hojas verdes, muy parecidas a las de la lechuga, de ahí su nombre. “Es rica en ácido grasos Omega 3, proteínas, hidratos de carbono, fibra, sodio, calcio, yodo, hierro –50 veces más que las espinacas– y magnesio. Además contienen vitaminas A –dos veces más que la col–, B12, C –10 veces más que la naranja–, ácido fólico y vitamina E antioxidante”, asegura la nutricionista Itziar Digón. Se comercializa deshidratada y en conserva, y se puede añadir en ensaladas, tostadas o tomar hervida.

3. Wakame: Esta alga parda japonesa es muy rica en yodo y oligoelementos, pero sobre todo destaca sobre las demás por su alto contenido en potasio, calcio y magnesio. “Tiene gran cantidad de pigmentos fotosintéticos –clorofila y xantofilas–, de propiedades antioxidantes y depurativas, que ayudan a contrarrestar los efectos de los radicales libres y a combatir el envejecimiento prematuro”, según Pouramini. Se puede añadir a las ensaladas, sopas y salteados.

4. Sardinas: Este pescado azul graso es un clásico veraniego y se puede encontrar a muy buen precio los meses de julio y agosto. “Posee casi 10 gramos de grasa por cada 100 gramos de carne y es muy buena fuente de ácidos grasos Omega 3, que ayudan a disminuir los niveles de colesterol malo y triglicéridos. Además es una excelente fuente de minerales –fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y yodo– y vitaminas liposolubles como la A, la D y la E, de propiedades antioxidantes y capaces de luchar contra el envejecimiento de órganos, tejidos y piel”, apunta la doctora Digón.

5. Caballa: Es otro pez de temporada, azul y graso. Al igual que la sardina, 100 gramos de porción aportan 10 gramos de grasa y es un pescado rico en ácidos grasos Omega 3, que ayudan a disminuir los niveles de colesterol malo y triglicéridos. “También supone una fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas A, B12, D y E y minerales –potasio, fósforo, magnesio y yodo-, que le convierten en una fuente de energía muy recomendable para viajes, sobreesfuerzos y fatiga, tanto física como nerviosa”, asegura Pouramini.

6. Ostras: Son un marisco rico en ácidos grasos Omega 3, que previenen de enfermedades cardiovasculares. “Y son particularmente ricas en minerales como el zinc, el selenio, el hierro y el calcio, que refuerzan el sistema inmunológico, previenen la anemia y protegen la piel, los huesos y el organismo. También contienen proteínas, como la elastina, que previenen la formación de arrugas y la flacidez, y fortalecen cabello y uñas”, revela la Dra. Digón. Es fundamental que estén frescas y si se comen crudas deben estar vivas. Para aportarles mejor sabor se les puede añadir limón. Cuidado con su abuso, ya que pueden elevar los niveles de ácido úrico.

7. Mejillones: “Este marisco es rico en proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos Omega 3 que previenen de enfermedades cardiovasculares, selenio y manganeso –que protegen el sistema inmunológico y los huesos-, además de en yodo, que regula los niveles de colesterol, ayuda a procesar los hidratos de carbono y a fortalecer la piel, el cabello y las uñas. Y tiene altos valores de vitaminas A, B12 y C, fundamentales para la salud del sistema nervioso y la juventud cutáneas”, detalla Pouramini. Se pueden tomar cocidos simplemente, cocinados a la marinera o con un picadillo de pimiento, cebolla y tomate.

8. Merluza: Es un pescado blanco que está en temporada en agosto. “Tiene un contenido graso y calórico bajos –aporta en torno a 65 calorías y menos de 2 gramos de grasa por 100 gramos–, por lo que es muy recomendable en caso de sobrepeso, siempre que se cocine a la plancha o al horno. También es rica en proteínas de alto valor biológico, vitaminas, sobre todo del grupo B, y minerales como el potasio, el fósforo y el magnesio, que regulan el sistema nervioso”, concluye la nutricionista.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios