Logo El Confidencial
dieta real

Así se prepara Meghan Markle para su boda

Desayunos dignos de Gwyneth Paltrow, cenas ligeras y snacks saludables son algunas de las claves de la alimentación de Meghan Markle para estar en forma el día de su boda

Foto: Gtresonline.
Gtresonline.

Meghan Markle siempre ha seguido una alimentación saludable en la que sus caprichos se basan en puntuales platos de pasta acompañados de una copa de vino, pero de cara a su boda con el príncipe Harry, la actriz ha hecho algunos cambios en sus platos y sigue una dieta vegana durante la semana.

Una dieta 100% healthy

Según ‘Radar Online’, Meghan desayuna los batidos Clean Program Daily Shake, del Doctor Junger, que contienen proteínas, vitaminas, minerales y fibras y que son los preferidos de Gwyneth Paltrow y la modelo Naomi Campbell. Su otra opción para disfrutar de un desayuno completo es tomar un delicioso bowl de acai de la mano de los packs Sambazon Original Blend Superfruit, una mezcla para preparártelo en casa. Ricos en antioxidantes y ácidos grasos esenciales, no contienen gluten ni lactosa y son veganos. Meghan nunca se salta el desayuno, en el que ha sustituido el café por un zumo verde que realiza con manzana, kale, espinacas, limón y jengibre con ayuda de su Vitamix -una batidora que cuesta más de 800 euros y que es la preferida de las celebrities-, y que ha conseguido sea parte del día a día del príncipe Harry. La pareja de Meghan en la ficcion, Patrick J. Adams, conoce la devoción de la actriz por la citada batidora. En el programa 'Entertainment Tonight', comentó que no sabe si regalarle una batidora o una panificadora. "Estoy pensando en regalarle una Vitamix. Definitivamente, necesitará una", dijo entre risas.

Cuando tiene hambre, la actriz lleva consigo tiras de manzana con mantequilla de cacahuete y sal. También toma hummus con palitos de zanahoria, puddings de chía y zumos verdes.

A la hora de cenar, suele optar por una sopa ligera .

Los fines de semana, Markle sigue una alimentación más flexible y relajada. “Durante la semana intento seguir una dieta vegana y cuando llega el fin de semana, me relajo un poco”, afirma. “Me comería patatas fritas todo el día y amo la pasta, porque me encantan los hidratos de carbono. Es más: ¿a quién no le gustan?”, preguntaba la actriz. Meghan explicó a ‘Delish’ que reducir la ingesta de gluten le ha ayudado a lucir una piel más fresca y brillante y a tener más energía, aunque cuando viaja no deja de darse un capricho para disfrutar de un buen plato de pasta.

Foto: Suits.
Foto: Suits.

Cuando come fuera, sigue los pasos de la reina Isabel II y jamás pide marisco ni carne poco hecha para evitar intoxicaciones alimenticias. Cuando viaja, nunca bebe agua del grifo. Según el periódico ‘The Sun’, la reina sigue estas normas a rajatabla, mientras que otros miembros de la Casa Real se lo toman con más calma.

Cabría pensar que el príncipe Harry es uno de los que no sigue las reglas, pero Meghan ha conseguido que deje de fumar, limite el consumo de alcohol y prácticamente elimine la carne de su dieta.

Entrenamientos reales

El príncipe ha incrementado el nivel de sus entrenos, que realiza en el gimnasio londinense KX Life. Se trata de un gimnasio con spa, un exclusivo restaurante y un club para miembros que cuesta más de 500 euros al mes.

Meghan ha sido fotografiada saliendo del gimnasio, donde práctica yoga y cardio. El que fuera su entrenador personal durante tres años, Craig McNamee, contó a la edición británica de 'Women's Health' cómo entrena la americana. “Cuando va al gimnasio, jamás se queja. Entra en materia al momento y lo disfruta”, explica. Cuando rodaba ‘Suits’, Meghan entrenaba por la mañana con Craig entre tres y cuatro veces por semana durante 45 minutos. Meghan tonifica su silueta con TRX, pesas rusas de cinco kilos y mancuernas de tres y cinco kilos.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios