Logo El Confidencial
trucos de maquillaje

¿Utilizar hielo como prebase de maquillaje? Te contamos por qué

El frío puede llegar a ser un gran aliado para tu piel. La maquilladora Cristina Lobato cuenta en su último vídeo los beneficios de utilizarlo

Foto: El frío estimula la piel. (Pixabay)
El frío estimula la piel. (Pixabay)

Antes de maquillarse hay que tener la piel preparada para ello. En primer lugar tiene que estar hidratada y después hay que aplicar una prebase si queremos que dure todo el día. Utilizar un primer se ha convertido en un paso esencial en la rutina de belleza; además de proporcionar un efecto ‘buena cara’, prolonga el efecto del maquillaje. Los hay en muchos formatos y para cada zona de la cara, y el hecho es que todos los maquilladores de las celebrities recomiendan su uso.

La maquilladora Cristina Lobato es partidaria de esta técnica, pero va más allá. En su último vídeo la hemos visto aplicando directamente sobre el rostro un hielo justo antes de maquillarse. ¿El motivo? El frío tiene muchos beneficios para la piel.

Dependiendo del tipo de piel este gesto puede resultar de lo más beneficioso. Si tienes la piel sensible, debes tener cuidado ya que la exposición directa al hielo puede llegar a generar quemaduras. Por eso, lo más recomendable es incluirlo dentro de la rutina de belleza aplicándolo a través de una toalla y masajearlo sobre la cara. Es importante tener en cuenta el tiempo que exponemos la piel al hielo; de esta forma también se evitarán las quemaduras.

Pero teniendo ciertas precauciones, el uso del frío sobre la piel puede tener muchos beneficios. La maquilladora afirma que “el frío ayuda a redefinir el poro y a atenuar su presencia en el rostro, por lo que nuestra piel tendrá un aspecto más liso y definido, perfecto para aplicar el maquillaje”

¿Por qué ocurre?

En primer lugar porque el frío tiene un efecto tensor automático sobre la piel y los poros, lo que provoca que no se generen nuevas arrugas o líneas de expresión, favorece la absorción de la hidratación en la piel y ayuda a que esta se tonifique.

Para la zona de las bolsas y ojeras es casi imprescindible, contribuye a descongestionar la zona y a desinflamarla. Además regenera el contorno y evita la acumulación de líquidos en esa parte del rostro. “Envolver algunos cubitos en un paño suave y aplicarlo bajo los ojos durante aproximadamente 15 minutos hará que desaparezcan”, recomienda Lobato.

Cuando el frío entra en contacto con la piel se activa la circulación sanguínea y a largo plazo esto provoca un efecto rejuvenecedor sobre el rostro. Una mala circulación provoca la hinchazón de las venas; con la aplicación de hielo esto se evita y se purifica la zona.

Ahora que llega el invierno puedes hacer del frío tu mejor aliado para la piel. Eso sí, para ello deberás hidratarla de forma constante ya que las bajas temperaturas tienden a resecar la piel y los labios. También podrás olvidarte de utilizar el blush por un tiempo, el frío favorece las mejillas sonrosadas. Eso sí, recuerda que debes tener una piel cuidada y saludable para crear este efecto.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios