Parches cosméticos: qué son, cómo funcionan y cuáles son los mejores
  1. Estilo
  2. Belleza
alerta beauty

Parches cosméticos: qué son, cómo funcionan y cuáles son los mejores

Son más que una moda. Los productos en formato patch triunfan debido a su uso fácil, su atractivo y una innegable efectividad. ¿A qué esperas para descubrir más sobre ellos?

placeholder Foto: Los parches cosméticos son toda una revolución en el mundo de la belleza. (Imaxtree)
Los parches cosméticos son toda una revolución en el mundo de la belleza. (Imaxtree)

La teoría es sencilla: un parche cosmético suele trabajar por oclusión “de manera que la zona que hay bajo él aumenta de temperatura y favorece la vasodilatación de los capilares aumentando la penetración de los activos”, afirma Sara Vayreda, responsable de formación de MartiDerm. Desde Collistar confirman que “un parche transdérmico se trata de un soporte que incluye múltiples principios activos de liberación lenta para ser aplicados sobre la piel”. Así, contienen tecnologías innovadoras que permiten que los activos se encapsulen en dicho material y se dispersen de forma controlada para que penetren mejor.

Desde la firma italiana aseguran que, a grandes rasgos, estas cataplasmas cosméticas se componen de varios ingredientes distribuidos en una capa exterior impermeable, que protege a la fórmula mientras mantiene a los activos, y de una zona intermedia, que es la que propiamente contiene esos activos. Esta segunda puede ser de varios tipos: matriz polimérica (se ubica en el soporte protector, en contacto con la dermis, y a través del adhesivo regula la dosificación del producto); recipiente (los activos se incluyen en una cápsula que gracias a una membrana semiimpermeable regula su liberación en tiempos ya establecidos); y el ingrediente activo en el adhesivo (se extiende sobre un sustrato). Sin embargo, hay muchos tipos diferentes con acciones de lo más diversas. Desde los que mantienen una actividad antiedad a los que juegan una misión remodelante o hidratante. Algunos son tremendamente específicos y otros cuentan con soportes impactantes. Hoy, te seleccionamos tres tipos de estos cosméticos que te encantará probar en tu propia piel.

1. De hidrogel

Se han convertido en todo un emblema de la cosmética coreana y su popularidad ha crecido como la espuma gracias a que se han ganado el título de ser los más instagrameables (no hay celeb que se resista a lucirlos bajo su mirada). Su eficacia se encuentra en que es un material no transpirable y se adhiere sin problema. Además, están hechos con polímeros biocompatibles con un sistema de absorción que ayuda a refrescar, hidratar, descongestionar, regenerar... Y en solo 20-30 minutos. Sus zonas favoritas de actuación son el contorno de ojos o los labios.

2. Corporales

Desde Collistar, los mayores especialistas de parches transdérmicos corporales, afirman que deben ser fáciles de usar, contener alta tecnología para su soporte y los ingredientes activos más efectivos en una tela suave y confortable. Su misión suele ser la de remodelar el cuerpo y, dependiendo del tipo y la zona de aplicación, reducir las imperfecciones y la acumulación de grasa localizada, tonificar, drenar, aumentar la elasticidad y reafirmar. Basta con seguir unas instrucciones básicas (aplicarlo sobre la piel limpia y sana un par de veces a la semana durante máximo 8 horas) y ser constante para ver resultados.

3. Con plus

Una forma de optimizar el uso de los parches para que lleguen a las capas más profundas de la piel es la iontoforesis. Martiderm es la firma fetiche de este tipo de cosmética que se caracteriza por incluir una batería (que genera microcorrientes al entrar en contacto con la dermis) y unos activos ionizados en textura gel (facilitan la transmisión). El resultado es que los activos se absorben y aumenta la hidratación “tanto por el arrastre de las moléculas de agua que producen los activos al penetrar como por el flujo de agua a la zona a tratar para compensar el desequilibrio osmótico que provoca dicha penetración”, afirma Sara Vayreda. Pero tranquila, que las corrientes ni las notarás y los efectos son visibles tras 20 minutos de uso.

IMPORTANTE. Antes de lanzarte a la aventura de los parches, lee con detenimiento la lista de ingredientes (chequea que no eres alérgica a ninguno), inspecciona las instrucciones de uso, síguelas al pie de la letra y, en el caso de que tengas la piel sensible, extrema la precaución reduciendo las horas de aplicación.

placeholder Parches.
Parches.

1. Collagen Hydrogel Lip Mask, de Beauty Face (2,99 euros). Estimula la circulación dando un color más intenso a los labios y aumentando su volumen.

2. Egf Eye Mask Treatment, de Bioeffect (85 euros). Mascarilla de hidrogel con acción antiedad que potencia el efecto del sérum.

3. Red Cheeks Girl’s Patch, de Tonymoly (2,50 euros). Parches de tratamiento para hidratar, suavizar e iluminar las mejillas.

4. Ionto-Filler Forehead Lines Black Diamond, de MartiDerm (58,25 euros). Parches específicos para la zona de la frente con iontoforesis para una mayor permeabilidad de la piel.

placeholder Parches cosméticos
Parches cosméticos

5. Body Strategist Patch, de Comfort Zone (61 euros). Con acción drenante, reductora y modeladora.

6. Parches Tratamiento Remodelante Reafirmante, de Collistar (50,90 euros/48 unidades). Ideales para drenar y tonificar las zonas más complicadas como muslos, brazos, nalgas o caderas.

placeholder Parches cosméticos.
Parches cosméticos.

7. Eye Therapy Patch, de Talika (45 euros/6 unidades). Parches reutilizables para el contorno de ojos con efecto flash.

8. Reducing Patch, de Montibello (42 euros/28 unidades en centros de estética). Combaten la grasa localizada y la celulitis.

Hidratante Mascarilla
El redactor recomienda