Logo El Confidencial
¿Leyenda urbana?

Por qué dejar dos horas la mascarilla en tu pelo a lo mejor no es tan buena idea

El 'cuanto más mejor' no siempre es bueno. Las mascarillas capilares son un buen ejemplo

Foto: Aprende a usar la mascarilla, tu pelo te lo agradecerá. (Imaxtree)
Aprende a usar la mascarilla, tu pelo te lo agradecerá. (Imaxtree)

Por alguna extraña razón, muchas decidimos en algún momento incierto y sin saber muy bien por qué que dejar una mascarilla mucho más tiempo del indicado en el cabello multiplica los beneficios de su fórmula. En invierno, seguimos menos la consigna porque es más mucho más incómodo, pero en verano la cosa cambia: hace calor, vamos a estar un buen rato bajo el sol en la piscina o la playa, las condiciones perfectas, pensamos, para aplicar una mascarilla e invitarla a vivir en nuestra cabeza.

El sol, seguimos pensando, abrirá la cutícula del pelo y los activos de la fórmula penetrarán mejor y serán más eficaces. Sin embargo, desde la clínica capilar MC360 señalan que es un error: “Aplicar una mascarilla sobre el pelo mojado y recogerlo en un moño o trenza perjudica la fibra capilar y el cuero cabelludo".

"Al cabello no le gusta mantener una humedad prolongada -añade-. Sería como meter ropa mojada en una bolsa de plástico durante horas: se estropearía. Por otra parte, las mascarillas no protegen el cabello de la radiación ultravioleta ni de la polución ”. Y Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, añade: “Solo en el caso de un cabello muy dañado podríamos dejarla una hora. Más allá de este tiempo, no hay ningún beneficio añadido”.

Cuál es la forma correcta de utlizarla

“Lo primero –dicen desde MC360– es elegir la mascarilla correcta al tipo de cabello y a los resultados que buscamos. Una vez elegida, lo más sensato es ceñirse a las instrucciones de su etiqueta. A continuación se retira todo el agua posible presionando mechón por mechón con una toalla para no dañar la fibra capilar”.

“Esto es importante –explica Caroline Greyl, presidenta de la firma Leonor Greyl– porque si el pelo tiene demasiada agua cuando aplicamos la mascarilla, se formará una barrera que impedirá la penetración de los activos”. Se aplica siempre en medios y largos, “las zonas –según la clínica MC360– donde la nutrición natural del pelo apenas llega y es, a la vez, la que más tiempo lleva expuesta a agresiones de todo tipo.”

El aclarado, básico

Dice Caroline Greyl que “hay eliminar todos los residuos con agua tibia durante 3 o 4 minutos,” y desvela un truco: “Si tienes el pelo muy seco o dañado, retira solo ¾ de la mascarilla y deja el resto un poco más en el cabello antes de aclararla”.

La propuesta Vanitatis


Lemon Miracle Masque Go Blonder, de John Frieda. Si eres rubia, natural o no, esta es tu mascarilla. Contiene un 5% de ácido cítrico para aclarar hasta dos tonos el color si el uso es continuado (9,10 €).

Mascarilla Hair Biology, de Pantene. Para cabellos finos y dañados por coloraciones frecuentes. Esta fórmula aumenta el grosor del cabello, mantiene vivo el color y repara los daños provocados por la coloración (6,99 €).

Masque Hydratation Brillance Karité Hydra, de Furterer. Cubre los cabellos con el aceite de karité, el secreto de su fórmula para alisar la fibra capilar (37,55 €).

Masque Soin Haute Legèreté Cheveux Fins, de Shu Uemura. Un potente cóctel de minerales –calcio, magnesio, sodio y potasio– para fortalecer el cabello fino y darle ligereza y brillo (57,30 €).

Masque Quintessence, de Leonor Greyl. ¿Tienes el pelo tan dañado y deshidratado que has perdido toda esperanza? No lo hagas: esta mascarilla tiene una fórmula capaz de devolverle la vida a los cabellos más desesperados (97 €).

Resurrection Miracle Mask Goji, de My Organics. Trata problemas de sequedad, deshidratación y puntas abiertas. Mejora la cutícula en cabellos porosos y funciona de cine en cabellos coloreados (29 €).

Hai Maska SU, de Davines. Perfecta para después del sol porque le aporta todos los nutrientes que el pelo ha perdido durante la exposición (29,05 €).

Glow Mask, de Authentic Beauty Concept. Glow, la palabra mágica aplicada esta vez al cabello. Conserva el color, hidrata, nutre, y, muy importante, elimina la electricidad estática (35,95 €).

Time to Detox, de Montibello. Genial porque está muy bien pensada: es un gorro/mascarilla que va suministrando los ingredientes poco a poco para que sean bien absorbidos por el cabello (7,9 € el pack de 4).

Masque nº 2 Le Volume, de David Mallet. Da un espectacular volumen al pelo sin aportarle peso. Funciona genial en cabellos finos (55 €)

Intensive Masque, de Jo Hansford. Esta mascarilla es conocida como el 'tubito mágico' porque hidrata sin apelmazar y es tan ligera que se puede utilizar a diario (31,77 €).

Deep Treatment Smooth Proof, de Biolage. Tan solo necesita 3 minutos para eliminar el encrespamiento, lo que la convierte en una mascarilla perfecta para el verano (16 €).

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios