Rubio platino, muy frío y muy claro: cómo llevar la coloración celeb del otoño y no perder el pelo en el intento
  1. Estilo
  2. Belleza
Rubios muy fríos

Rubio platino, muy frío y muy claro: cómo llevar la coloración celeb del otoño y no perder el pelo en el intento

La bajada de las temperaturas ha venido acompañada del ascenso de las coloraciones rubias más claras y frías. Del platino al buttery blonde, así se debe cuidar un rubio 'ice'

Foto: Anya Taylor-Joy es un ejemplo del rubio platino de moda. En la imagen, a su llegada a los 2021 CFDA Fashion Awards. (Getty)
Anya Taylor-Joy es un ejemplo del rubio platino de moda. En la imagen, a su llegada a los 2021 CFDA Fashion Awards. (Getty)

En cuestión de meses, el rubio platino, casi albino, más exigente de mantener y difícil de combinar con cualquier tono de piel que no sea muy clara se ha convertido en la tendencia de coloración más arrolladora del star system. Todo comenzó como una moda entre las estrellas emergentes, capitaneadas por Anya Taylor-Joy y Billie Eilish. Pero lo que parecía una pasajera moda antes del verano (o más bien el sueño de una noche de verano) se ha convertido en la firme propuesta de rubio para arrasar en lo que queda de 2021 y el venidero 2022. Ilumina, es divertido, se adapta a todo tipo de estilismos y cortes de pelo. No obstante, cuidado, tiene una larguísima lista de instrucciones en la que la edad ha pasado de ser un requerimiento a ser una línea borrosa que invita a decolorar al máximo cualquier cabello.

placeholder El rubio platino del año: ice, vainilla y a prueba de celebrities como Billie Eilish y Miley Cyrus. (Getty)
El rubio platino del año: ice, vainilla y a prueba de celebrities como Billie Eilish y Miley Cyrus. (Getty)

Los rubios avainillados, con una base más clara y fría, han sido durante todo el 2021 una forma de aclarar el cabello sin transiciones dramáticas gracias a su poder para acomodarse hasta a los tonos más oscuros, como contrapunto a los rubios más dorados de anteriores temporadas. Sin embargo, este nuevo rubio platino no se apoya en mechas o técnicas de coloración por secciones, y el buttery blond (literalmente, rubio mantequilla) de Billie Eilish es un gran ejemplo.

placeholder Billie Eilish, con su rubio platino y su shag alborotado. (Getty)
Billie Eilish, con su rubio platino y su shag alborotado. (Getty)

La cantante y compositora estadounidense pasaba de su coloración con raíces negras y mechas platino o verdes neón a un rubio compacto y homogéneo con el que toda su melena lucía el mismo tono. Sin degradados, sin zonas más claras y raíces a la vista para aumentar la naturalidad. La joven de 19 años se marcaba lo que en el mundillo denominamos un ‘cambio radical’ en cuestión de horas y su resultado era una melena perfecta al estilo Marilyn. Shock mundial y look ultrafavorecedor. Así se despertaban las tendencias y el rubio platino volvía a sonar con fuerza… Pero Billie no era la única estrella de la generación Z en optar por una coloración block tan clara.

Otros iconos protagonistas de este par de años pandémicos son Anya Taylor-Joy y Rosé (cantante de Blackpink), que sin previo aviso decoloraban sus larguísimas melenas en un rubio platino, rozando en ocasiones el blanco. La tendencia es clara y fácil de identificar, conseguir un rubio muy claro y homogéneo, pero para lograr ese efecto impoluto hay que poner el cabello en las manos de un profesional, y la raíz es la parte más complicada de pulir, como nos explica el estilista y tiktoker @theawakingofstyle: “La decoloración no se desarrolla igual en la raíz, más tocando al cuero cabelludo, que lo que está más crecido. Con lo cual, vas a tener la parte que toca el cuero cabelludo muy blanca (ya que se desarrolla más rápido debido al calor del cuero cabelludo) y la parte crecida va a quedar de color amarillito. Por lo tanto, siempre vas a tener la banderita. Este es el error más grande de un pelo platino: ir con las banderitas”, apunta el peluquero.

placeholder La impoluta melena rubio platino de Anya Taylor-Joy es un ejemplo de coloración bien realizada ya que no se aprecian franjas en la raíz de su cabello. (Getty)
La impoluta melena rubio platino de Anya Taylor-Joy es un ejemplo de coloración bien realizada ya que no se aprecian franjas en la raíz de su cabello. (Getty)

Estas franjas responden a la raíz del cabello que va creciendo y que, en casos de coloraciones tan claras como el rubio platino de moda, necesitan un retoque como máximo cada cinco semanas. “Hay excepciones en personas a quienes les tarda mucho en crecer el pelo. Pero generalmente, si esperas más de cinco semanas, van a quedar franjas”. Las últimas apariciones de la actriz Anya Taylor-Joy, por ejemplo, dejaban a la vista el excelente trabajo de coloración de su rubio platino. Además de no observarse ni rastro de su raíz natural algo más oscura, tampoco se aprecia ese rubio anaranjado resultado de solo decolorar la raíz.

Además del proceso de decoloración, quizá la parte más complicada de lucir un impecable rubio platino es ser minucioso con el cuidado a diario y con los retoques periódicos del color. Igual que no se debe espaciar más de un mes la visita a la peluquería para decolorar la raíz, con la finalidad de que no se vea una transición cromática, el trabajo realizado desde casa es de vital importancia.

El estilista, famoso entre otras cosas por arreglar coloraciones estropeadas, insiste en prestar atención a dos cosméticos de largo conocidos:

  1. Acondicionador
  2. Mascarilla

“No utilizar acondicionador también es un error muy grande que me encuentro en el estudio, porque hay gente que usa mascarilla pensando que es más reparadora y potente. Eso es un error, porque la mascarilla aporta nutriente y proteína, pero si la usas en cada lavado, el pelo se puede volver rígido, quebradizo. Hay que usar acondicionador para que se mantenga la hidratación haciendo una protección en el pelo y una vez a la semana mascarilla para aportar la dosis de nutrición y proteínas”. Aplicado después del aclarado del champú, el acondicionador también ayuda a desenredar el cabello, facilitando los pasos posteriores y evitando que al secarnos el pelo este esté lleno de nudos.

¿Champú morado o mascarilla morada? No, sirven para lo mismo

Todos hemos normalizado el uso de champús y mascarillas con pigmentos, pero igual que ocurría con las diferencias entre acondicionador y mascarilla, cuando se trata de matizar el cabello con nuestras propias manos, cada producto tiene una función. Su finalidad consiste en matizar con pigmentos morados los cabellos rubios para evitar que estos adquieran un tono amarillo. Pero, cuidado, puede que no los estés utilizando de la forma correcta:

  • “El champú violeta es solo para matizar raíces, pero no se pone en medios y largos porque el pelo queda reseco y superquebradizo”, explica el estilista.
  • Por otro lado, “para matizar medios y puntas, hay que usar mascarilla violeta. Según como tengas el pelo de amarillo, más potente o suave”. Lo recomendable es utilizarla de vez en cuando y no siempre que nos lavemos el cabello.

Según las indicaciones del peluquero, la guinda del pastel del cuidado de un cabello rubio platino es realizar un detox de residuos y minerales que tienden acumularse en el pelo y que contribuyen a que se vaya amarilleando.

Platino a cualquier edad

Pero, frente a todo éxito de la tendencia del rubio platino, hasta la fecha parecía que la coloración block ultraclara parecía reservada solo a centennials. La última en apuntarse a la moda era la jovencísima Vittoria Ceretti, modelo fetiche de Chanel de 23 años que se decantaba por un rubio platino esta vez incluyendo raíces. Sin embargo, Laura Sánchez o Megan Fox adaptaban la coloración platino al grey melting y le daban una sobriedad al look bastante inspirador. Vicky Martín Berrocal también lo intentaba en su día, pero en su caso se trataba de una peluca con la que testar si podría ser rubia platino o no.

placeholder Soo Joo Parken, en el L'Oréal fashion show de la Paris Fashion Week de septiembre 2019. (EFE)
Soo Joo Parken, en el L'Oréal fashion show de la Paris Fashion Week de septiembre 2019. (EFE)

Otro ejemplo de que se puede llevar el rubio platino ice, avainillado o albino, sin tener que estar en la veintena, es la modelo coreano-estadounidense Soo Joo Park, de 35 años y también uno de los nuevos iconos de Chanel sobre la pasarela. En su caso, el rubio color block lleva años siendo su coloración estrella, por lo que podríamos decir que ella es en realidad la creadora de la tendencia.

Cosméticos estrella

Para rematar la lista de cuidados para el cabello rubio platino, Rubén Ramos (@theawakingofstyle) nos chiva algunos de sus cosméticos para lograr mantener la coloración en perfectas condiciones más tiempo: “Yo recomiendo combinar un champú de Olaplex que es muy proteico y recupera la fibra del pelo, tanto el normal como el violeta, según se nos va amarilleando antes o no. Y utilizar un champú más sin sulfatos, ni parabenos, más suave y que no arrastre mucho, para ir hidratando”, explica. Al parecer, cuando se trata de este tipo de coloraciones, los productos de cuidado del cabello deben utilizar formulaciones que no arrastren muchos de los aceites naturales de nuestro pelo porque la hidratación es fundamental en un pelo decolorado.

placeholder No.4 Bond Maintenance Shampoo de Olaplex.
No.4 Bond Maintenance Shampoo de Olaplex.
Comprar

La solución pasa por utilizar cosméticos para cabellos dañados que contengan proteínas, pero sin abusar de ellos ya que demasiada proteína en un cabello decolorado puede dejarlo rígido y quebradizo. “Es importante mantener el movimiento y la elasticidad en el pelo, para que con la fricción, cepillado y peinado no se rompa”, apunta el peluquero, para el que lo idóneo es el equilibrio entre proteínas e hidratación.

Tendencias de belleza Color cabello
El redactor recomienda