El progresivo cambio de look de Billie Eilish, del verde neón al rubio Marilyn
  1. Estilo
  2. Belleza
Calienta la MET Gala

El progresivo cambio de look de Billie Eilish, del verde neón al rubio Marilyn

Eilish y su cambio de look se han convertido en la conversación del momento. De su estilo único y centennial a una estética Monroe. Pero el cambio lleva fraguándose varios meses

placeholder Foto: Billie Eilish, en los Oscar de 2020. (Getty)
Billie Eilish, en los Oscar de 2020. (Getty)

Con apenas 19 años, Billie Eilish se ha metido a crítica y público en el bolsillo con su música, pero, consciente de la importancia que su imagen y sus palabras tienen en el público más joven, ha decidido saltar a la portada de una importante revista de moda con el contundente mensaje: “Enseñar tu cuerpo y tu piel no te hace merecer menos respeto”. La cantante ha sido muchas veces interrogada con persistencia sobre por qué cubría tanto su cuerpo, y su respuesta siempre era que quería que la gente apreciara su música, no su imagen. En los últimos meses hemos asistido al progresivo cambio de imagen de Billie Eilish, pero no de actitud.

Eilish se desprendía primero de sus más que reconocibles mechas verde neón para pasarse al rubio más platino, todo acompañado de un corte de pelo y un peinado retro con los que abrazar una estética más Marilyn pero con un mensaje más distinto. Poco a poco van trascendiendo las declaraciones de su entrevista, pero lo que queda más que evidenciado es que el cambio de Billie Eilish ha sido un progresivo e intencionado giro con el que la cantante recupera algunos elementos de su pasado.

Aunque el cabello es el cambio más fácil de señalar, detrás de esta variación de color se encuentra en realidad un regreso a su cabello natural. SI bien es cierto que Billie no tenía un cabello rubio platino durante la adolescencia, su tono natural es un rubio ceniza, mechado que se adapta más a sus facciones, su piel clara y sus ojos azules. Desde hace años, Eilish convirtió el verde en su color fetiche. Su ropa, su manicura XXL y su cabello tiraban de verde como seña de identidad. Pero, a diferencia de otras cantantes que recurren a pelucas o que decoloran todo su cabello de un color fantasía, Billie optó por una original coloración en la que solo las raíces de su melena fueran verdes. Varios centímetros de su cabello se apoderaban de forma longitudinal de su cabello. Pero, cuidado, jamás quedaba a la vista su raíz natural.

placeholder Detalle de la manicura de Billie Eilish. (Getty)
Detalle de la manicura de Billie Eilish. (Getty)

La forma de peinar el cabello también ha sufrido una notable transformación en la imagen de la cantante. Si antes lucía una melena lisa y capeada al estilo 2003, cuando se tiñó de rubio platino, su corte de pelo adquirió volumen, un flequillo ahuecado con secador y unas capas que la acercaban a una versión ochentera de Dolly Parton. Eilish ya avisaba por aquel entonces de que algo venía, lo que no sabíamos es que sería un completo cambio de look, de la cabeza a los pies.

De icono a icono, Billie Eilish ha saltado de la influencia partoniana -entiéndase de Dolly Parton- a la Monroe. Tras su corte de pelo retro y con mucho volumen, para la última portada de 'Vogue', la cantante rizaba el rizo con un estilismo en el que no faltaban colores empolvados y corsés para realzar su figura, oculta hasta ahora por su habitual look. Sin embargo, desde la perspectiva beauty, el cambio estaba en el estilismo elegido por Billie. De entrada, la cantante ha adaptado el flequillo que acapara los titulares del 2021, para convertirlo en un medio flequillo, con las puntas peinadas hacia dentro, de estética años 40. Al flequillo se le suman las ondas al agua, de nuevo con las puntas peinadas hacia dentro en una media melena más setentera, toda una creación estética a la altura de la cantante.

Remataban la transformación su maquillaje y su manicura. El maquillaje de Eilish siempre ha sido muy natural aunque la máscara de pestañas era la varita con la que rematar la mirada. Sin embargo, en esta nueva estética retro, el maquillaje ha pasado a la gama cromática de los nude, que se cuelan en sombras de ojos, el labial y el esmaltado, no así la longitud, que sigue siendo fiel a la manicura acrílica XXL. Desde que se decolorara el cabello, Billie ha adaptado su maquillaje para conseguir un acabado mucho más luminoso, pero sin renunciar a sus gruesas y definidas cejas.

Aunque todos estos pequeños pasos parecen orquestados para crear la llamativa portada, no sería la primera vez que Eilish cambia de look de forma efímera. Ya la vimos con el castaño claro o con un maquillaje muy marcado, con mechas azules o con las raíces menos pronunciadas. ¿Estaremos ante un cambio de look definitivo?

Cambio de look
El redactor recomienda