Colores antiestrés para decorar un hogar más tranquilo
  1. Estilo
  2. Decoración
Blancos y pastel

Colores antiestrés para decorar un hogar más tranquilo

Los colores pueden ayudarnos a conseguir un estado de ánimo determinado, por eso si quieres sentirte relajada y tranquila en casa, puedes optar por estos

placeholder Foto: Decora tu casa con colores antiestrés y relajantes. ( Nathan Oakley para Unsplash)
Decora tu casa con colores antiestrés y relajantes. ( Nathan Oakley para Unsplash)

Todo influye a la hora de decorar nuestra vivienda y los colores no son una excepción. Las diferentes tonalidades despiertan distintas emociones en nosotros, por eso cuando queremos que nuestra casa nos transmita calma y tranquilidad, hay algunas opciones que destacan por encima del resto y que pueden ayudarnos a lograr estas sensaciones. Todos los detalles son importantes cuando estamos creando la casa de nuestros sueños.

Es de sobra conocido que, cuando queremos que una estancia se vea más luminosa los tonos claros son los mejores aliados, es uno de esos trucos básicos deco para hacer tu habitación más grande, pero esto no es lo único que podemos conseguir al pintar las paredes o escoger los muebles de gran tamaño -como el sofá del salón- de un determinado color, también podemos lograr que nuestra casa sea un refugio antiestrés.

placeholder Decora tu casa con colores relajantes. (Hutomo Abrianto para Unsplash)
Decora tu casa con colores relajantes. (Hutomo Abrianto para Unsplash)

Así, uno de los colores con los que no solemos fallar al decorar es el blanco. Poco importa que quieras decorar tu casa con un estilo minimalista, optes por darle un aire nórdico o sea la decoración slow la que te apasione, el blanco es ideal para crear el telón de fondo sobre el que empezar a crear el resto de la decoración. Nos permite introducir elementos más arriesgados y complementar con colores más atrevidos, pero también es clave para tener un hogar más relajante.

Además de potenciar la luminosidad y lograr espacios más amplios, este color lo asociamos con la pureza, la calma y la limpieza, por lo que apostando por él estaremos diseñando espacios que instan a la tranquilidad. Es un color refrescante que nos transmite sensación de bienestar, por lo que es ideal para salones y dormitorios. También acertaremos si lo escogemos para otras estancias, como el baño.

placeholder Decora tu casa con colores antiestrés. (Blocks para Unsplash)
Decora tu casa con colores antiestrés. (Blocks para Unsplash)

El blanco roto es igual de efectivo, pero también conviene tener en cuenta todo lo que podemos conseguir con el gris. Tanto los tonos claros, como los más oscuros son ideales para crear ambientes relajantes, y si los combinamos con tonos cálidos lograremos que la estancia resulte más agradable. Con este tono además lograrás espacios elegantes y lujosos, que combinan a la perfección con los acabados plateados y metálicos, pero también con elementos naturales como la madera.

No solo tenemos estos tonos neutros para crear espacios relajantes, no podemos dejar de señalar que, si hay un color que cumpla con esta característica es el azul. Toda su gama cromática nos evoca calma y relajación y emplearlo en nuestra casa puede ayudarnos a sentirnos más en paz con nosotras y con el universo, transmite frescura y ayuda a bajar los niveles de ansiedad.

placeholder Decora tu casa con colores antiestrés. (Alexandra Gornago para Unsplash)
Decora tu casa con colores antiestrés. (Alexandra Gornago para Unsplash)

Si bien cuando señalamos a los tonos azules tendemos a pensar en los colores claros, los tonos cielo o pastel, también podremos lograrlo con el azul índigo, un tono oscuro y con carácter que nos ayudará a crear espacios sofisticados y elegantes. Ideal para dormitorios, salones y comedores, es un tono que combina a la perfección con otros muchos colores y que puede ayudarnos a crear rincones con carácter y personalidad.

Relajante y refrescante, el verde es un color que induce a la serenidad y la armonía, nos invita a pensar en la naturaleza y en el carácter curativo de esta. Los tonos intensos conviene usarlos con moderación cuando queremos una casa que nos ayude a desprendernos de la sensación de estrés y ansiedad. Déjate seducir por los tonos menta o pastel.

placeholder Decora tu casa con colores antiestrés. ( Arnel Hasanovic para Unsplash)
Decora tu casa con colores antiestrés. ( Arnel Hasanovic para Unsplash)

Si hablamos de los colores pastel, en seguida nos viene a la mente el color rosa, otro imprescindible en la decoración y que puede ser muy apropiado cuando intentamos conseguir espacios que inviten a la relajación. El rosa pálido ayuda a relajarse y conciliar el sueño, puede ayudarnos en dormitorios infantiles a que los peques se tranquilicen y duerman mejor. También en dormitorios de adultos el rosa empolvado nos ayudará a suavizar la estancia.

En la línea del rosa encontramos los tonos morados, muy buscados cuando queremos espacios cargados de personalidad. Sin embargo con esta tonalidad conviene tener cuidado porque sus tonos más oscuros pueden crear espacios un tanto recargados e incluso lúgubres. Por eso, si buscamos calma, se recomiendan más los tonos lila, concretamente los que tienden más hacia el azul que hacia rosa.

placeholder Decora tu casa con colores antiestrés. ( Maiar Shalaby para Unsplash)
Decora tu casa con colores antiestrés. ( Maiar Shalaby para Unsplash)

Carga de energía positiva y buenas vibraciones tu casa apostando por el color amarillo, que asociamos con el calor, la luz y la creatividad. Una tonalidad pálida de este color te ayudará a lograr el efecto deseado, pero si escogemos un tono demasiado intenso, puede llegar a agotarnos con el tiempo. Si prefieres usarlo para los complementos decorativos, el color mostaza puede ser un gran aliado, porque es además muy estiloso.

Escoger las tonalidades claras de los colores parece ser una apuesta segura, así como los tonos pastel, sin embargo hay otros tonos sorprendentes, como el azul índigo, que promete darle a nuestro hogar un toque diferente y cargado de energía que nos ayudan a crear esa sensación de tranquilidad que nos libera del estrés generado durante el día.

Decoración
El redactor recomienda