Es noticia
Menú
La casa de Leo Messi y Antonela en París, en tres claves decorativas de tendencia
  1. Estilo
  2. Decoración
Clásico y moderno a la vez

La casa de Leo Messi y Antonela en París, en tres claves decorativas de tendencia

Hace unos meses que Antonela Roccuzzo y Leo Messi disfrutan de su casa en París, un coqueto rincón que la pareja ha sabido hacer suyo y personalizar a su gusto

Foto: Así es la casa de Leo Messi y Antonela Roccuzzo en París. (Instagram @antonelaroccuzzo)
Así es la casa de Leo Messi y Antonela Roccuzzo en París. (Instagram @antonelaroccuzzo)

Hace ya unos meses que Leo Messi y Antonela Roccuzzo hicieron las maletas y dejaron Barcelona, donde habían pasado (casi) toda su vida, para poner rumbo a París. Los futbolistas, como en tantas profesiones, van donde el trabajo les llama y el fichaje del astro del balón por el Paris Saint-Germain convirtió la capital francesa en su nuevo hogar.

Tras mucho tiempo buscando el lugar ideal para alojar a su familia numerosa, de la que no podemos dejar fuera a sus dos mascotas, un caniche llamado Abu y un perro de gran tamaño que responde al nombre de Hulk, la pareja encontró su casita ideal el pasado mes de octubre y desde entonces se han encargado de convertirla en su hogar. Menos mal porque en ella han tenido que pasar el covid, pues el futbolista dio positivo hace un tiempo.

Situada al oeste de París, en el que también viven algunos compañeros de equipo del argentino, la casa no cuenta con todo lo que esperaban, pero no les ha quedado más remedio que rebajar ligeramente sus expectativas para poder abandonar el hotel en el que se estaban alojando. Se han quedado sin piscina techada, pero a cambio tienen un edificio de dos plantas de 300 metros cuadrados, con cuatro dormitorios y un jardín pequeño, ideal para poder jugar, correr y disfrutar del aire puro en un momento en el que estar en casa se ha convertido en una gran idea.

En esta casa han puesto grandes ilusiones y muchas ganas, y también han repetido algunos de los detalles decorativos que tenían en España. Parece que la pareja tiene bastante claro lo que quieren y por eso hay elecciones muy similares, sobre todo a la hora de escoger los grandes muebles que han usado para vestir la casa. Es el caso de los sofás, en color gris casi plata, algo que parece haberles convencido la primera vez y ahora vemos en su hogar francés.

También algunos complementos, como las alfombras mullidas de pelo largo parecen acompañarles en la mudanza. No es raro pues parece que la familia opta en muchas ocasiones por sentarse directamente sobre ellas para disfrutar de su tiempo de ocio o para compartir un mate. Este complemento llena la estancia de calidez y convierte el lugar en un rincón más confortable y, si necesitan una nota de color, siempre tienen los cojines como opción, que combinan para crear un poco de contraste con los sofás de la casa, siendo los de motivos geométricos una preferencia clara.

Sin embargo, más allá de detalles decorativos que parecen tener un lugar especial en el corazón de la pareja, hay tres tendencias que no han querido dejar pasar, algunas de ellas estructurales, y no se descarta que fueran el motivo para decantar la balanza por esta casa, pues aportan elegancia, estilo y clase de una forma sutil y sin grandes estridencias, algo que encaja muy bien con la forma de ser de la pareja, que siempre intenta mantener un perfil bajo, con las contadas excepciones de las galas por el Balón de Oro, en las que los brillos son sus mejores aliados.

Barandillas de cristal

Las barandillas de cristal que acompañan las escaleras que unen la planta baja con la primera planta de la casa de Leo y Antonela son ideales para conseguir un poco más de amplitud. Es una manera segura de evitar que los más pequeños puedan hacerse daño, pues no hay espacios entre los paneles. Son ideales para aportar un toque moderno mientras consiguen añadir una mayor sensación de luminosidad.

La elegancia de las molduras

Estos detalles más modernos que podemos ver en la elección de barandillas suponen un contraste ideal con otros espacios, un poco más clásicos, por ejemplo la alfombra que recorre la misma escalera, que amortigua los pasos y protege la zona, pero también en las molduras que adornan las paredes mientras le aportan personalidad.

Existen muchos tipos de molduras, y se suelen emplear para adornar paredes y techos, hasta hace poco tiempo las asociábamos con detalles antiguos, casas obsoletas en las que este tipo de elementos se percibían como excesivos o recargados. Sin embargo, de un tiempo a esta parte hemos aprendido a volver a apreciar la belleza de estos elementos, sobre todo porque ahora se apuesta por una versión más simplificada, como la que Antonela nos deja ver en sus paredes.

Marcos sencillos que llenan de estilo la estancia y que ayudan, como señalábamos antes, a crear contraste entre los detalles más clásicos, como son las molduras, y otros más modernos, como los muebles que la pareja tiene en su casa. La mesa blanca brillante rodeada de sillones confortables de textil similar al terciopelo en color pastel así lo pone de manifiesto.

Detalles en mármol y oro

La pareja no ha dudado en incluir algunos elementos en mármol, uno de los materiales de tendencia del momento. Podrían contar con él para las encimeras y otros elementos de la cocina y el baño, pero lo cierto es que hace tiempo que este resistente material salió de estas estancias para conquistar el resto de la casa gracias a complementos como la mesita auxiliar que podemos apreciar junto al sofá. Un tablero de mármol blanco que se sujeta sobre una estructura metálica en dorado, otro de los 'must' que conviene tener en cuenta.

Sobre esta mesa descansa una gran lámpara esférica, ideal para conseguir un ambiente más acogedor, más cálido y de este modo poder disfrutar de un agradable rato en pareja, algo que Antonela y Leo hacen, pues a pesar del tiempo que llevan juntos -comenzaron su relación siendo adolescentes- parece que su relación marcha viento en popa y forman un estupendo equipo, siempre unido ante las dificultades de la vida, como las lesiones del jugador o los cambios de destino como este.

Hace ya unos meses que Leo Messi y Antonela Roccuzzo hicieron las maletas y dejaron Barcelona, donde habían pasado (casi) toda su vida, para poner rumbo a París. Los futbolistas, como en tantas profesiones, van donde el trabajo les llama y el fichaje del astro del balón por el Paris Saint-Germain convirtió la capital francesa en su nuevo hogar.

Leo Messi Tendencias Noadex
El redactor recomienda