moda hombre

Cuatro combinaciones perfectas para volver al trabajo con ganas

Toca regresar. Vuelve la rutina... y el entretiempo. Aquí, algunas propuestas para saber cómo vestir durante el periodo de transición sin perder ni un ápice de estilo

Foto: Volver a la oficina es posible si tienes en cuenta estas cuatro sugerencias. (Foto: Massimo Dutti)
Volver a la oficina es posible si tienes en cuenta estas cuatro sugerencias. (Foto: Massimo Dutti)

Septiembre. Vuelta a empezar. Es tiempo de regresar a la oficina; llega el nuevo curso y con él, el fantasma del entretiempo planea sobre más de un (fondo de) armario. Los hay que tienen la ¿suerte? de acudir a su puesto de trabajo uniformados con traje; algo que evita ciertos quebraderos de cabeza con el tan traído y llevado 'qué me pongo'. Para quienes no cuenten entre sus empresas con códigos de vestimenta más relajados, existen otras tantas opciones igualmente válidas –y, por supuesto, de temporada– con las que dar en la tecla de la corrección.

Hay opciones para todos: desde los giros propios del 'casual business' con la americana como prenda central, pasando por otras combinaciones tan informales como correctas. Este último se erige como el radio de acción perfecto para los pantalones chinos; en infinidad de colores y siluetas. Blancos, azules marinos o colores tierra se convierten en los protagonistas de cuatro looks perfectos para arrancar el nuevo curso con energía. Con prendas novísimas o con básicos atemporales. Aquí están todos los necesarios.

La vigencia del pantalón blanco

El entretiempo, esa suerte de limbo en el calendario que tantas satisfacciones ofrece a las prendas atemporales. Tal es el caso del pantalón blanco que, en su amplísima variedad de formas y tejidos, demuestra su versatilidad en las jornadas previas a la llegada oficial del otoño. Se deja seducir por camisas vaqueras o americanas de lana fría. El punto de informalidad se demuestra en el bajo de esta prenda: ya sea con patrón 'cropped', con vuelta o sin ella. Aún es tiempo de enseñar tobillo y demostrar que, bajo la tela, todavía sobrevive un bronceado envidiable.

Blazer de lana fría de J.Crew (389,20 euros); camisa vaquera modelo Yanes de The Brubaker (59 euros); reloj modelo Tangente de Nomos Glashütte (c.p.v.); pantalón chino de Zara (19,95 euros); y mocasines de ante azul marino de Hugo Boss (270 euros).

El retorno del trench

La gabardina no desaparece. Por suerte, forma parte del imaginario estético tanto femenino como masculino. Con su atemporal color arena que tantas satisfacciones da a cualquier conjunto. Esa tonalidad camel capaz de elevar (y encarecer) cualquier estilismo. Llega el tiempo de invertir en este básico apto para jornadas de lluvia mezclándolo con esas camisetas o polos de punto cuya hegemonía perdurará durante la nueva temporada. Aquí, una aproximación tan eficaz como eficiente de poner buena cara al mal tiempo.

Gabardina de manga larga raglán de Sandro (247,50 euros); jersey de punto fino de Zara (15,95 euros); pantalón de la línea Limited Edition de Massimo Dutti (59,95 euros); reloj modelo City de Calvin Klein (185 euros); zapato modelo Blucher en serraje de Mango (69,99 euros).

Apostar por dos colores

Blanco y azul marino. Porque los colores clásicos nunca fallan. Optar por el pantalón chino combinado con zapatillas blancas y americana es una opción tan asequible como informal. Incluso se conceden ciertas licencias como lucir la camiseta fuera del pantalón, de tal manera que, desprovisto del blazer, el conjunto resulta tan fresco como aséptico. Un reloj de líneas sencillas será el toque definitivo a este look.

Americana de lana 'slim fit' de H&M (129 euros); camiseta básica de Mango (9,95 euros); pantalón de algodón de Massimo Dutti (59,95 euros); zapatilla blanca de Scalpers (c.p.v.); reloj modelo Tradition de Tissot (270 euros).

Homenaje al preppy

El clásico revisado. Así es, en esencia, la máxima que define al estilo 'preppy'. El origen de este vocablo anglosajón –'pijo' en castellano– tiene su origen en la particular forma de vestir de los bachilleres de mediados del siglo XX en Estados Unidos. Se trataba de ricos jóvenes matriculados en las mejores universidades privadas del país donde ofertaban un curso preuniversitario ('preparatory') con una estética a medio camino entre el uniforme colegial y lo sofisticado de un dos piezas propio de una persona adulta. La forma apocopada de esta palabra derivó en un estilo con más de un siglo de preponderancia estética en el armario masculino. Y este look puede ser un buen ejemplo para arrancar la nueva temporada laboral.

Hackett.
Hackett.

Cazadora lisa de Zara (49,95 euros); camisa de rayas modelo Bengala de Hackett (122 euros); pantalón chino básico de Zara (29,95 euros); gafas modelo East Austin de Etnia Barcelona (c.p.v.); y zapatos de doble hebilla de Zara (59,95 euros).

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios