Logo El Confidencial
anti-fur

Las razones por las que el lujo ya no quiere usar pieles

Parece que el uso de pieles tiene ya los días contados en la moda de lujo. Analizamos las razones por las que las marcas han cambiado su mentalidad

Foto: Son Jung Wan. (Getty)
Son Jung Wan. (Getty)

Cada vez son más las marcas que se apuntan al boom de la moda anti-fur, esa que defiende el uso de pieles sintéticas, una corriente a la que en el último año se han sumado firmas como Gucci, Michael Kors, Versace, Furla, Burberry y Diane Von Fürstenberg. El portal de moda de lujo online Farfetch lleva desde el mes de mayo distanciándose de la venta de pieles y promete en su web abandonar su venta al completo a finales del año que viene, sumándose así a la política de titanes del lujo online como Net-a-porter y a la de la pasarela londinense, que ha sido la primera pasarela de moda en no mostrar pieles en sus desfiles.

Hace años, las pieles eran sinónimo de lujo, pero el consumidor millennial, siempre concienciado, no las quiere y esta es una de las razones por las que las firmas de lujo están abandonando su uso para abrazar las apetencias del grupo de compradores que obliga a la moda a escucharlo para continuar adelante. Así pues, Gucci, una de las marcas que más ha sabido atender a los más jóvenes, motivo al que debe su éxito, ha dicho adiós a su uso. En realidad, la venta de productos de pieles supuso el año pasado un porcentaje mínimo del total de sus ventas, por lo que esta decisión no ha afectado tanto a la marca como lo ha hecho el anuncio, que ha tenido una inmensa acogida en redes sociales. “Es como cuando tienes que dejar de fumar. Te encanta, pero sabes que no es bueno. Así que al final, tienes que tirar a la basura la cajetilla de cigarrillos y terminar con la costumbre. Después, te sentirás mejor”, explicaba Alessandro Michele, director creativo de Gucci, a ‘WWD’.

De esta forma, la firma pasa a formar parte de marcas como Calvin Klein y Tommy Hilfiger, que desde hace años adoptaron la política anti-fur para hacerla parte de su filosofía. Burberry fue confrontado por 250 protestantes en septiembre del año pasado por no adaptarse a las nuevas oleadas del mercado y ahora ha cambiado su mentalidad y filosofía para formar parte de esta corriente. “El uso de pieles no es compatible, en mi opinión, con el lujo moderno y con el ambiente en el que nos desenvolvemos, y Riccardo - Tisci- tiene un punto de vista muy asentado al respecto”, explicaba a ‘Business of Fashion’ Marco Gobbetti, CEO de Burberry.

Mientras que antaño las protestas quedaban relegadas a un titular fruto de alguna manifestación o reivindicación sobre la pasarela, el auge de las redes sociales es el responsable de que las marcas se vean obligadas a escuchar al consumidor y a sus detractores para evitar una mala publicidad 2.0. El nuevo lujo se vincula ahora a experiencias, pero también al abrazo de valores éticos en los que la sostenibilidad tiene un peso muy importante. El nuevo comprador del lujo quiere productos de calidad y diferentes, pero también sostenibles y que no impliquen nunca el uso de pieles.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios