Logo El Confidencial
LA GRAN ANÉCDOTA DEL DÍA

Los zapatos que han provocado la aparatosa caída de Adriana Lastra en el Congreso

Las advertencias de Zamarrón no han servido para nada y en la primera votación Adriana Lastra se ha torcido un tobillo cuando bajaba la escalera del hemiciclo

Foto: Adriana Lastra, esta mañana antes del tropiezo. (EFE)
Adriana Lastra, esta mañana antes del tropiezo. (EFE)

Esta mañana los servicios médicos del hemiciclo han tenido que atender a uno de los diputados durante la votación que se celebra a lo largo del día de hoy para conformar la mesa del Congreso. Una votación que tras las pasadas elecciones provocó atascos y aglomeraciones y que nos regaló frases tan geniales del Valle-Inclán del PSOE (Agustín Javier Zamarrón) como “Señores diputados, a ver si se ubican, porque hemos creado aquí una cola más grande que la del pan en la época de la carestía" o "Mejoren el flujo, estamos propensos a la trombosis".

Perlas aparte, merece una mención especial el 'accidente' que hemos vivido esta misma mañana. Las advertencias de Zamarrón no han servido para nada y en la primera votación Adriana Lastra se ha torcido un tobillo cuando bajaba la escalera de la Cámara Baja de camino a la urna.

Adriana Lastra, en el momento del tropiezo. (EFE)
Adriana Lastra, en el momento del tropiezo. (EFE)

Un mal tropiezo ha provocado que tuviera que ser socorrida en primera instancia por la diputada Ana Pastor, médico de profesión, ayudada por Carmen Calvo y Pedro Sánchez, como enfermeros improvisados.

Desde Vanitatis, tras saber que estaba bien, no nos hemos podido resistir a buscar qué zapatos llevaba. Que los tacones que lleva siempre con medias los carga el diablo y las alfombras del Congreso ya terminan de arreglarlo. Nos equivocábamos.

Ni taconazos ni nada: Adriana llevaba unas sencillas bailarinas plateadas. (EFE)
Ni taconazos ni nada: Adriana llevaba unas sencillas bailarinas plateadas. (EFE)

Lejos de ir subida a sus tradicionales 7 centímetros de tacón, la diputada del PSOE llevaba unas cómodas bailarinas plateadas, que sin embargo le han jugado una mala pasada. El tropiezo con tanta aglomeración ha sido inevitable y la pobre ha terminado la mañana con una buena torcedura y votando sentada en el banquillo de los 'heridos', como lo ha bautizado Zamarrón.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios