El resurgir de Lacoste: de marca olvidada a venerada por las prescriptoras de moda
  1. Estilo
  2. Moda
TODAS ADORAN AL COCODRILO

El resurgir de Lacoste: de marca olvidada a venerada por las prescriptoras de moda

La emblemática firma del cocodrilo ha logrado actualizarse y colarse en los armarios de las insiders

placeholder Foto: La insider Nina Urgell con un look de Lacoste. (Instagram @ninauc)
La insider Nina Urgell con un look de Lacoste. (Instagram @ninauc)

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que no hay persona en la faz de la Tierra que vea el logo de Lacoste, ya sabes, ese inconfundible cocodrilo de color verde, y no lo asocie de manera automática con la marca francesa.

Ese y otros rasgos presentes en sus colecciones son señas de identidad de la firma desde sus inicios. Hablamos de una casa de moda que se remonta al año 1923 con un tal René Lacoste a la cabeza y que ni el paso del tiempo ni los competidores han perjudicado su brillante carrera en la industria de la moda como símbolo inequívoco del sport chic francés.

placeholder Una de las últimas colecciones de Lacoste. (Getty)
Una de las últimas colecciones de Lacoste. (Getty)

Aunque no todo ha sido gloria en el camino de Lacoste, solo hay que recordar cómo hace unas cuantas décadas y con el nacimiento de las nuevas generaciones, la marca se quedó en el olvido para volver hoy a lo grande como una de las firmas veneradas por las prescriptoras de moda.

Hoy sus desfiles en París, centro neurálgico de la historia y la vida de Lacoste, son de los más concurridos y, sí, llevar un polo con el cocodrilo bordado en el pecho al igual que hacía tu padre, por fin, vuelve a ser tendencia, eso dicen las insiders y nosotras no seremos quienes les llevemos la contraria.

placeholder El último desfile de Lacoste en París. (Imaxtree)
El último desfile de Lacoste en París. (Imaxtree)

Para comprender cómo Lacoste ha logrado reinventarse en los últimos años sin perder su esencia, tenemos que remontarnos a sus orígenes. Como te decíamos al principio, un tal René Lacoste, reconocido tenista francés, tuvo la brillante idea de crear este imperio de la moda allá por el año 1923. Como jugador formaba parte del equipo francés en la Copa Davis y su capitán le prometió una maleta de piel de caimán si ganaba uno de sus partidos de tenis. Esa famosa maleta ya en manos de René dio la vuelta al mundo y a él se le empezó a llamar Le Crocodile.

El momento cumbre del nacimiento de la marca llegó el día que a René se le ocurrió bordar un cocodrilo verde en su chaqueta y ahí dio el salto de tenista a diseñador y empresario fundando la marca Lacoste, todo un emblema del estilo preppy francés.

placeholder Dos modelos en el desfile de Lacoste, una de ellas Bella Hadid. (Imaxtree)
Dos modelos en el desfile de Lacoste, una de ellas Bella Hadid. (Imaxtree)

Poco a poco, los polos con el cocodrilo bordado, pero también las prendas estampadas a rayas, el punto como tejido fetiche o el monocolor se colaron en los armarios de todo el mundo y quien más o quien menos había portado una pieza de la firma francesa.

Precisamente, ese legendario polo fue el problema de su pequeño declive en el sector. Asociado a un público más maduro, los jóvenes veían con rechazo cualquier prenda que llevara el cocodrilo bordado.

Sin embargo, una tanda de visionarios, los últimos directores creativos que ha tenido la firma, entre los que están Felipe Oliveira Baptista (hasta 2018) y la actual, la diseñadora británica Louise Trotter, supieron captar el mensaje de esa generación, actualizar la marca, protagonizar su resurgir y convertirla en fetiche para las expertas en moda, todo sin perder su esencia.

Hoy Lacoste ha logrado lo que era casi impensable hace unos años, que las insiders se pirren por llevar los polos que guardaban sus padres en el armario y no solo eso, que lo hagan con el cocodrilo en su máximo apogeo, más grande y protagonista que nunca de sus colecciones donde, como puedes imaginar, hay algo más que polos: camisas, pantalones, faldas o vestidos que causan auténtico furor en Instagram con las chicas cocodrilo como embajadoras de la marca.

Ser cool, modificar las tendencias a su antojo, desatar la fiebre por la logomanía, mantener el legado del preppy francés y ser fiel a sus señas de identidad originales, esta es la nueva filosofía que hoy sustenta el trabajo creativo de Lacoste en el mundo de la moda y que le ha devuelto el éxito.

Lacoste Tendencias Insiders Instagram
El redactor recomienda